jueves 5 de diciembre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 17-07-2018 12:44

Mariano Martínez y Camila Cavallo disfrutan junto a sus hijos de Playa del Carmen

El actor y su mujer viajaron en familia al Caribe. Aseguran que no descartan la posibilidad de tener otro hijo. Galería de fotos

Las arenas blancas y la tranquilidad del corazón de la Riviera Maya fueron las razones que Mariano Martínez (39) eligió para pasar unas vacaciones soñadas junto a su novia Camila Cavallo (23), la beba que tienen en común, Alma, (1) y Olivia (8) y Milo (5) —los hijos del actor con Juliana Giambroni—. Entre el mar y el exuberante manglar del destino caribeño que forma parte de una gran reserva natural, la pareja cumplió su deseo de conocer México y a la vez disfrutar de varios días de relax con los chicos.

Haciendo honor al slogan “Más opciones, menos limitaciones” del resort Paradisus Playa del Carmen donde se hospedaron, la familia se divirtió con diversas actividades recreativas, descansó en los camastros del lugar y probó las exquisiteces autóctonas. “Nos encantaron sus paisajes, sus cenotes, sus parques… fue ideal para los chicos que el hotel tenga juegos dentro y fuera de la pileta, basados en una naturaleza incluida. Además, nos tocaron días soleados”, asegura la modelo nacida en Santa Fe. “¡Pasando tiempo juntos en un hermoso lugar. ¡Los amo infinito!”, expresó por su parte Mariano al subir una imagen a su cuenta de Instagram junto a sus tres hijos.

Lee también  Mariano Martínez celebró el primer añito y bautismo de su hija Alma

Camila destaca que luego de recorrer los escasos 45 minutos que separan al Aeropuerto Internacional de Cancún del resort all inclusive, todos quedaron maravillados con la imponente vista y bahía privada de Paradisus. “Estábamos cerca de joyas arqueológicas como Tulum, Chichén Itzá y Cobá, y atracciones turísticas como La Quinta Avenida. Por eso, hicimos muchas excursiones y aventuras. A ‘Oli’ y a Milo les fascinó el parque Xcaret: es como un Disney en plena naturaleza… les encantó andar en gomones y montar la tirolesa. También como se hicieron amigos de otros chicos en el hotel, se la pasaban haciendo castillos en la arena y jugando en la piscina”, agrega la joven mamá que los protegió del sol en todo momento.

Bajo el concepto LUXEclusive, la familia contó con un tratamiento VIP donde fue consentida a cada minuto por un concierge. “Necesitábamos desconectar totalmente de las obligaciones y recargar energías para lo que queda del año. Teníamos todo a disposición. La primera noche fuimos al restaurante ‘Mole’, de cocina mexicana contemporánea. Nos gusta conocer la comida típica de cada país. Los tacos, nachos y las quesadillas fueron los menús preferidos de los chicos. Y, a su vez, probamos platos y tragos internacionales inolvidables en los otros 14 restaurantes y 16 bares del hotel”, dice Cavallo.

“Como pareja no teníamos mucho espacio. Al ser Alma chiquita y estar al cuidado de tres hijos, no tuvimos actividades a solas; cuando nos vamos de vacaciones todos juntos, no nos separamos nunca. Igualmente, al regresar a Buenos Aires uno se busca sus tiempos y organiza para no perder la pasión como novios. Es un tema personal como en todas las familias que tienen niños y de alguna manera u otra los padres conservan su intimidad. Sabemos cuáles son las prioridades en cada momento, eso es lo más importante. Somos una familia súper ensamblada, con mucha comunicación, donde todos tiramos para el mismo lado”, confiesa la estudiante del Profesorado en Educación Inicial mientras aún luce su bronceado caribeño.

El domingo 1 la pareja celebró el bautismo y primer año de su heredera, a quien describen como la más alegre de la casa. “Alma es una charlatana, ya dice mamá y papá. Habla en idioma ‘minions’, cuando ve a sus hermanos, se vuelve loca: se les tira encima, grita de la emoción, les da besos. Son re melosos entre ellos, se extrañan cuando no están juntos. A su vez, con Mariano tratamos de hacer juegos y dibujar con los tres, así están integrados y evitamos los celos o que alguno se sienta desplazado”, destaca Camila.

Y con respecto a la posibilidad de agrandar la familia pronto, concluye: “Por ahora no pensamos en buscar otro hijo, es un tema hablado y lo que más queremos es disfrutar de la crianza de Alma, Milo y Olivia. Nos gusta dedicarle el debido tiempo a cada uno, lo que ya es un desafío constante como padres. Si bien ambos tenemos ganas de otro bebé, quizás sea en un futuro. Nuestro objetivo es centrarnos en el presente, que es hermoso con la familia que soñamos y logramos”.

por Naiara Vecchio

Agradecimientos: Hotel Paradisus Playa del Carmen (www.paradisus.com), @FplusFc (Prensa &

Comunicación para Meliã Hotels

International). Mimo & Co.

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario