miércoles 28 de septiembre del 2022

La construcción en seco gana terreno en nuestro país

En esta ocasión, Jonathan y Osvaldo de Profesionales Confiables, nos van a contar de este sistema que crece pero que todavía hay muchas personas que desconocen de que se trata realmente. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

 

La obra en seco es un modelo de construcción abierta en el que los materiales no requieren materiales húmedos para el armado de estructuras u otros componentes. El Drywall y el Steel Framing son dos de sus sistemas más conocidos.

El Drywall o construcción en seco para interior, es un sistema que utiliza perfiles de acero de muy bajo espesor para realizar tabiques, cielorrasos y revestimientos.

El Steel Framing, en cambio, se usa para la construcción de estructuras portantes en viviendas, entrepisos, cerramientos exteriores y naves industriales (entre otros); la perfilería utilizada en este caso soporta cargas estructurales pese a ser muy liviana.

La construcción en seco se considera un modelo abierto, ya que no es incompatible con la mampostería u otros sistemas. Por el contrario, muchas de sus implementaciones típicas se llevan a cabo en obras con ladrillo, como los tabiques divisorios, o las ampliaciones en altura de viviendas existentes.

A continuación destacamos algunas características comunes de este modelo constructivo.

 

Flexibilidad arquitectónica

Con la construcción en seco no hay limitaciones para el tipo de aplicaciones o diseños arquitectónicos: se pueden construir todo tipo de viviendas, locales o edificios. El sistema permite, también, aplicaciones aisladas dentro de una obra de ladrillos, como el armado de tabiques divisorios.

 

Menor tiempo de ejecución

La construcción en seco reduce los plazos de ejecución y racionaliza la mano de obra. El Instituto de la Construcción en Seco (INCOSE) calcula, por ejemplo, que una obra en Steel Framing puede realizarse hasta un 60% más rápido que una en ladrillos, mayormente debido a la ausencia de tiempos de fragüe y mezcla de materiales húmedos.

 

Compatibilidad con todo tipo de construcciones

Los elementos utilizados en la construcción en seco son compatibles con otros sistemas constructivos, lo cual facilita tanto la realización de obras nuevas como las refacciones de obras existentes (incluso si están hechas con mampostería).

 

Pocos desperdicios

La construcción en seco genera muy pocos desperdicios en obra. Esto es debido no sólo por la ausencia de cemento, cal y arena, sino porque los elementos utilizados (por ejemplo, los perfiles de acero) pueden adquirirse en las medidas adecuadas para cada proyecto. A su vez, las refacciones posteriores son simples, rápidas y limpias, ya que no requieren picar y generar escombros.

 

Mayor aislación acústica y térmica

Una obra en seco ofrece un gran confort térmico y acústico. La aislación permite que una vivienda construída en este sistema sea más fresca durante el verano, y más cálida durante el invierno, logrando un ahorro energético significativo. Además, como las aislaciones se sitúan entre los perfiles, se consigue una mayor eficiencia sin disminuir la superficie útil de los ambientes.

 

Mayor seguridad

Los perfiles utilizados en la construcción en seco son fabricados siguiendo estrictos estándares de calidad. Tienen una gran durabilidad, resistencia al fuego y protección frente a la corrosión, aportando un mayor grado de seguridad a las estructuras.

Asimismo, al tratarse de materiales livianos, son más fáciles de acopiar y manipular, disminuyendo el riesgo de accidentes.

 

Construcciones sustentables

El ahorro energético de las instalaciones construidas en steel framing, así como la menor cantidad de agua y energía que se necesitan durante todo su proceso constructivo, hacen que las obras en este sistema tengan una huella de carbono significativamente menor que otras, lo cual las vuelve más sustentables.

 

Datos de contacto:

Instagram: @profesionalesconfiables

Web: www.profesionalesconfiables.com.ar

WhatsApp: 1155654308

Galería de imágenes
En esta Nota