jueves 18 de agosto del 2022

La sexualidad no tiene edad

Convencida de que es necesario hablar más sobre la sexualidad, sus consultas como ginecóloga no se completan sin hablar del tema y prestarle la atención necesaria. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Tenía 17 años cuando supo que quería ser médica. La única de la familia. Una vocación de la que no sabe su origen, pero que la Dra. Yanina Andrea Passarotti abrazó con dedicación y orgullo. “Hice la hermosa carrera en la Universidad de Buenos Aires, recibiéndome en el año 2010, y formándome luego como especialista en Ginecología y Obstetricia. Y a partir de ahí, sigo sumando subespecialidades para enriquecer mi profesión. En el año 2020, en plena pandemia, terminé el posgrado de Sexología Clínica en la Sociedad Argentina de Sexología Humana. Me di cuenta que hace mucha falta hablar de sexualidad. Por eso, ahora mis consultas ginecológicas no son completas si no la nombramos. Además, realizo terapias sexológicas virtuales avocadas a la disfunción o problemática sexual por la que consultan, individual o de pareja”, asegura Yanina.

- Además de los evidentes ¿qué otros beneficios trae el hablar y analizar la propia sexualidad?

Dedicarle el tiempo necesario nos inmersa en un mundo nuevo a descubrir. Por ejemplo, aprender que la sexualidad puede disfrutarse y vivirse libre de prejuicios, tabúes o mitos. Aprender a descubrir, además, que no son solo los genitales los involucrados en cada encuentro sexual, sino que son nuestros sentimientos, emociones, deseos y fantasías, con buena base del autoconocimiento, aceptación y valoración propia.

- ¿Las disfunciones y sus causas varían según la edad?

Sí, pero no solo por la edad, sino por todo lo que nos rodea: lo emocional, lo vincular, lo laboral, social, familiar, religioso, entre otras causas. En la adolescencia, por ejemplo, prevalecen las cuestiones vinculadas a la iniciación sexual, si así la definimos. Miedos varios, vergüenza, desconocimiento o desinformación, vulnerabilidad, saber decir cuándo, y el conocimiento del propio cuerpo. Por otro lado, y contra todo pronóstico, enfrentamos la menopausia creyendo que la sexualidad declina al igual que lo hacen nuestras hormonas. Y entonces les digo, que la llegada de la menopausia, abre un “Parque de Diversiones” que creíamos nunca poder visitar. Solo es cuestión de consultar y descubrirlo. La sexualidad no tiene edad.

 

Mail: [email protected]

IG: @sexualidad.dra.passarotti

Yanina Andrea Passarotti, Ginecóloga, Obstetra y Sexóloga Clínica (MN 133805 MP 454265)

 

Galería de imágenes
En esta Nota