lunes 19 de abril de 2021
caras
CELEBRIDADES | 05-01-2016 10:14

Su Giménez y sus herederas

Con Mecha y Lucia en la Front Row de Di Doménico Galería de fotos

Entre grandes budas de piedra, flores blancas y coloridas telas, se llevó a cabo el primer gran desfile de la temporada: “Destino: Luz del Alma” a cargo de Carlo Di Doménico, y con la presencia de la Susana Giménez en la “front row”. Por la pasarela, emplazada en el jardín del The Grand Hotel, desfilaron modelos y clientas del diseñador, maquilladas por Mabby Autino, quien viajó especialmente al Este acompañada por parte de su equipo. “Con Carlo trabajo genial. ¡Me pidió el ojo Di Domenico dorado y me mostró una boca que le gustaba! Y, en base a eso, le sugerí labios transgresores y muy brillantes”, develó Autino. Entre top models como Jimena Buttigliengo, Priscila Prete y Yanina Screpante, desfilaron la ex modelo Mora Furtado y su nieta, la abogada Ana Rosenfeld, la nieta de Teté Coustarot, Sayi Villar, y Felipe Noble Herrera junto a su mujer Vanesa y a sus hijos Mora y León.

“Fue un desfile especial, soñado. Pude mostrar los anticipos Otoño – Invierno que voy a presentar en Europa el próximo año, la colección de Verano 2017 y los diseños exclusivos de artículos para el hogar. Este desfile fue el logro de muchos sueños”, aseguró Di Doménico.  Pasadas las 20 comenzó el desfile con una entrega de premios muy especial, donde el diseñador le entregó un galardón a Susana, madrina de la firma. La actriz y conductora agradeció la estatuilla, una “Mano de Fátima”, realizada por una joven artista uruguaya radicada en Florencia, y recorrió la pasarela de la mano de Di Doménico. Instalada desde el 19 de diciembre en su chacra esteña ‘La Mary’, Susana asistió junto a su hija, Mecha Sarrabayrouse y su heredera Lucía Celasco, quien estuvo acompañada por su novio Joaquín Rozas.  Con todo su glamour y simpatía Susana, que brilló el año pasado en teatro con “Piel de Judas”, comentó que aunque no suele asistir a los típicos eventos de temporada, en este caso no dudó en decirle que “sí” a la invitación de su amigo a uno de los desfiles más importantes del verano.  “Armar este desfile fue como un rompecabezas. Quise agradecer a todas las familias argentinas que ayudaron a este éxito de cuarenta años... A Susana, especialmente, que es uno de los pilares más grandes que tiene la empresa porque nos acompaña en el mundo y, obvio, también, agradecer a mi familia”, confesó, emocionado, Di Doménico.

Acompañado por su hijo Stéfano, que presentó la colección masculina de la firma, y por Susana Ortíz, el diseñador no ocultó su emoción, y compartió la “front row” con Susana, las hermanas Rosella y Patricia Della Giovampaola, Teresa Calandra, la familia Noble Herrera y Fabián Doman que estuvo junto a su pareja Carolina Nuin y su hija.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios