domingo 8 de diciembre de 2019
caras
CELEBRIDADES | 11-03-2019 20:17

Nicole Neumann, sobre su separación con Matías Tasín: "Vi cosas que no funcionaban"

Desde Tulum, la modelo abrió su corazón. "Aprendí a sostenerme sola". Galería de fotos

Siente que atravesó tormentas y enfrentó vientos huracanados. Reconoce que sufrió la tempestad del saberse sola, y por momentos,   desamparada de sus propias convicciones. Necesitó arriesgarse, equivocarse y en esta prueba y error, involucrarse en romances que no le aportaron la estabilidad que necesitaba. Aferrada al inmensurable amor de sus hijas Indiana (11), Allegra (8) y Sienna (4), reinició una vida que la acercó a lo que Nicole Neumann (38) siente que necesita tener: estabilidad y confianza. Dice que aprendió a ordenarse y a sostenerse sola. Que se cansó de aferrarse al timón de una nave a la deriva y que aprendió a detectar a los hombres que se acercan a ella para construir un posiconamiento medíatico. Ahora sabe, lo confiesa y lo decreta diariamente, que no todas las relaciones de amor son para toda la vida. Y que más allá de su sueño de “Susanita”, los laberintos que redescubre en lo afectivo, muchas veces, se ven destrozados por la desilusión o el engaño.

Recientemente separada del empresario Matias Tasin, con quién vivió un ardiente romance este último verano en Punta del Este y acaba de volver de un viaje a Miami, la top model y conductora, decidió desacelerar sus emociones para reiniciar sus prioridades y aprender de los errores cometidos. Buscó en la meditación y en el yoga la gratificación de apaciguar su mente, se reafirmó en sus propias seguridades, y construyó un universo “wellness”, en donde valoriza la vida saludable, el confort de una alimentación orgánica y un equilibrio entre los niveles del cuerpo y la mente. El caos y la oscuridad dieron paso a la gratitud y a una luz que percibe como guia y enseñanza. Ya no precisa el sostén de un hombre que la construya. Nicole sabe por donde caminar sin perderse en el fuego del deseo ni en la tentación de las malas elecciones que la llevaron, indefectiblente, a la desolación – y al sabio aprendizaje– de comenzar de nuevo


   —¿Siente que renació de la oscuridad para darle paso a una nueva Nicole?
   —Haber desarmado una familia con un marido y tres hijas, después de once años, fue una revolución muy fuerte. A pesar de que ya han pasado tres años, fue una desestabilización interna muy profunda. He tenido que aprender a ordenarme y sostenerme sola. A replantearme mi vida, y a pesar de que siempre creí en los astros, las energías, y tengo una conexión muy profunda con todo lo espiritual y con el “decreto” personal para “decretar” mi propia vida, reconozco que estos dos últimos años he estado muy desordenada y preocupada por sostener a mis hijas. Mi separación matrimonial fue un cimbronazo...


   —¿Un cimbronazo que necesitaba para reacomodar y replantearse su vida?
   —Sí, totalmente.


   —¿O hubiera preferido evitar este padecimiento para sostener un vínculo sin amor?
   —Nunce he sido una mujer que se quedó en el lugar de confort. Ni en el trabajo, y mucho menos, en mis vínculos familiares. Si bien amo el concepto de la familia, y me hubiera encantado seguir con un matrimonio feliz, uno no puede manejar lo que siente ni lo que deja de sentir. Soy una mujer muy emocional. Donde yo no tengo todo mi corazón puesto, no puedo seguir. Quito mi atención, lo descuido. Tengo sangre, soy pasional. Siento que todo este caos que he vivido en este último tiempo tenía que pasar para volver a ordenarme.


   —¿Siente que está en un momento de tranquilidad y serenidad personal para volver a acomodarse?
   —Sí, recién ahora estoy tranquila para poder elegir. Todo este último tiempo me aferré a lo que la vida me trajo.


   —¿Incluyendo gente oscura y nociva?
   —Eso es muy importante, alejarse de la gente que te aplasta la energía. De personas que en vez de motivarte y sumar, te tiran para abajo.


   —¿Por qué cree que se acercaba a gente que la aplastaba y la tiraban para abajo?
   —Porque estaba desordenada interiormente. Cuando estas con una energía caótica, atraés esa misma energía.


   —¿Su romance con Facundo Moyano esta ligado a una instancia en su vida de caos y desorden?
   —Puede ser, pero lo recuerdo con cariño y tengo buena onda. No es que dejamos de hablarnos y nos odiamos. A veces uno va probando y a veces no todas las relaciones de amor son el amor de tu vida.También es una prueba y error.


   —¿No siente que hay determinados hombres que se acercan a usted con el objetivo de ganar un lugar en la prensa y tener visibilidad mediática?
   —Hay muchos hombres que se cuelgan de una para tener visibilidad,sí. Yo soy muy sensible y perceptiva y detecto ese interés. Lo que siento, es que muchas veces no se acercan por ese único interés, pero al tiempo de estar juntos, se suben a una nube que les gusta y se terminan mareando. Lo doloroso es que cuando me involucro afectivamente no lo puedo distinguir...


   —¿Esto tiene algo que ver con su reciente separación?
   —Uno va conociendo gente, vas probando, y a veces la relación prospera, y otras no. En este caso, estuvimos casi un año juntos, y casi al final de la relación vi cosas que no funcionaban, que no iba, y decidimos terminarla.


   —¿Qué es lo que le paso? Se desilusionó? ¿No se sintió respetada como mujer? En la última semana se habló que su ex habia tenido una cita con la novia de Luis Miguel.
   —Mirá, de ese tema no sé nada, yo me separé de él a fines de febrero y cuando termino con alguien, no le estoy preguntando que hace o que deja de hacer. Ya es un problema de la otra persona.


   —En todos los portales figura como el ex de Nicole. ¿Le molesta que su ex sea portador de su fama?
   —Ese quizás es un error mío que pienso corregir en un futuro. Me lo aconsejaron muchas veces y yo jamás lo tomé en cuenta. No exponer a la persona que tengo al lado.


   —¿La convivencia desgastó el amor o le hizo ver cosas que no le gustaba?
   —No especificamente. Fue un desgaste. Vislumbro lo que quiero para mi vida y es otro tipo de hombre. Y no me quiero desviar.


   —¿Cuál es el hombre que necesita para su vida?
   —Necesito un hombre que sea muy contenedor. Si bien yo soy una mujer muy independiente, cuando llego a mi casa, necesito a un hombre que me dé un abrazo y me contenga. Saber que me espera y que podemos compartir. Yo soy como un toro, siempre voy para adelante, la lucho con el trabajo, con mis hijas…y es mucho. Deseo un hombre en el que pueda descansar. Y también, obvio, que me traiga risas, porque el humor para mí vida es fundamental. Ah, y que tenga un espíritu aventurero.


   —Contenedor, que tenga humor y aventurero...
   —Sí, sin perder el espíritu de la familia. Sé que no es fácil de encontrar. Por ahí estuve reprimida muchos años, pero soy muy aventurera. Me gusta viajar, sorprenderme, trabajar y concretar mis proyectos personales.


   —¿En sus vínculos anteriores, podía expresar sus propios deseos de contención, abrazo, y aventuras?
   —Sí, pero como ven que yo puedo con todo, dejan que vos lo hagas y lo resuelvas. Entonces uno termina en una posición de hombre–mujer, de capitana de la relación y la verdad, que no quiero. Yo también necesito descansar en la relación y que alguien se ocupe de mí. Cedo mi timón para que el hombre direccione el barco.


   —¿Usted es Escorpiana, en qué se identifica con las necesidades del signo?
   —Soy dadora, y muy inquieta. Todo el tiempo estoy haciendo cosas.


   —¿Es reclamadora dentro de la relación de pareja?¿ Es intensa?
   —No, a esta altura de mi vida, te juro que no me interesa comerle el coco a ningún hombre, y mucho menos, que me lo coman a mí. Puedo ser celosa, pero no exagerada ni enfermiza.


   —¿Lo que enamora de usted a un hombre es lo que luego el hombre rechaza y quiere destruir?
   —A veces pasa, sí. Por eso necesito un hombre seguro y que confíe en mí. Porque yo no genero desconfianza.


   —Siempre se la ve con hombres esteticamente bellos y atractivos...
   —Me gusta el hombre atractivo, y la primera atracción entra por los ojos. Después, y antes de iniciar el vínculo, tengo varios dias de charla e investigo un poco. ¿Que tenga pancita? Prefiero que no...(Se ríe) Pero hoy, te juro, mi prioridad no está puesta en el físico del hombre que esté a mi lado. Busco a alguien inteligente, que me seduzca con el habla, con el conocimiento. Quedarme sólo con un cuerpo bonito me aburre.


   —¿Qué le dejaron los hombres que estuvieron con usted?
   —Me dejaron diferentes enseñanzas. Aún cuando sentí que me habia equivocado, pude aprender algo de esa equivocación. ¿Qué me enseñó?¿Qué me dejó? ¿Qué tengo que cambiar?¿Qué tengo que mirar y qué no? Lo que sí, siempre me cuesta desapegarme de la persona que está a mi lado. Y creo que esto está ligado al vínculo que construícon mis padres. Pero cuando llego al límite y digo basta, bajo la persiana para siempre.


   —¿No se permite segundas oportunidades?
   —Segundas doy, terceras no.


   —Durante la semana posteó en su instagram que “el hombre sólo acaricia al caballo para montarlo...”
   —Pero te juro que lo hice sin ninguna intención o dirección, sólo lo escribí porque me saqué una foto con un caballo y me gustó la frase.


   —¿Los hombres siempre quieren ir a la cama con usted?
   —Los que piensan así, el halago facíl, no me seduce para nada. Sentirme segura de mí misma me llevó muchos años de terapia, de leer libros, y hoy, siento que a pesar de que soy naturalmente seductora, no me dejo cautivar por la obviedad.


   —¿Cómo se entiende que una de las mujeres más cautivantes de la Argentina, que supo ser la primera niña modelo, jamás se haya sentido segura de sí misma. ¿Está ligado a su crecimiento sin la imagen paterna?
   —Sí, yo creo que la ausencia de mi padre ha repercutido en muchos niveles de mi vida, en mis inseguridades, en mi amor propio, en mi relación con los hombres, incluso, en que busco en un hombre…


   —Usted insiste en que busca de un hombre la protección, y ésto está intimamente ligado a la busqueda de una imagen de hombre paternal.
   —Sí, re…Tuve momentos extremos en que lo que busqué en los hombres era la imagen paterna. Hoy, que me siento más plantada, busco contención y compartir. Sentir que puedo dejar por un momento el              timón de mi barco y que no se va a hundir. Pero ya no por esa necesidad o falencia que tenía antes.


   —¿Qué es lo que no le permitiría a un hombre? ¿Cuál es su límite?
   —Que me sea infiel. La confianza dentro de un vínculo es super importante. Hoy no tengo ganas de estar lidiando con las redes sociales. Siento que estoy para otra cosa. Si estoy con un hombre y me entero que ese hombre está conectado con todas las chicas de 20 años que estuvieron en un boliche…me parece un horror.  Quiero a alguien con más proyección, con más profundidad.


   —¿Detecta al hombre que no se anima a acercarse, más allá de los deseos y las ganas que tenga de estar con usted?
   —El hombre que se intimida no me seduce.


   —¿Y cómo hace un hombre para acercarse a Nicole?¿Acepta citas por las redes sociales?
   —No, no entro en esa. Si alguien esta interesado en mí, que busque la forma de encontrarme. Que no se de por vencido.


   —¿Paga algún precio por ser quien es?
   —Sí, estar midiendo todo el tiempo quien se acerca a mí por la fama y que el hombre que esté a mi lado, no se termine mareando


   —¿Es amiga de sus ex?
   —Sí, lo soy.


   —¿También de Fabián Cubero, su ex marido y padre de sus hijas?
   —No, ahí no. Sólo tengo una relación por mis hijas y bastante acotada. Pero pará, no hay nada que me gustaría más que poder trabajar en equipo. Y lograr ese equilibrio es una de mis grandes metas.


   —¿Y por qué no lo logra?
   —Porque tiene que haber un ida y vuelta. Sola es imposible mantener un vínculo de equipo. Tenemos tres hijas, sino trabajamos en conjunto es imposible. Yo lo digo siempre. Vamos a ser familia toda la vida. Yo en todos los festejos que hago de las chicas, él siempre está invitado.


   —¿Acepta que él vaya acompañado por su actual pareja, Mica Viciconte?
   —Yo no tengo que aceptar a nadie. Respeto el lugar de cada uno…pero a mí también se me tiene que respetar. Te soy sincera, es muy difícil aceptar a una persona que salió a hablar mal de vos. Megustaría recibir a mi casa a alguien que sepa respetar a la madre de mis hijas. Mirá lo que te digo, ni siquiera a mí, sino a la mamá de mis nenas.


   —¿Aceptaría una disculpa de la pareja de Cubero o está tan ofendida que no puede escuchar un perdón?
   —Obviamente, el perdón o las disculpas siempre son bien recibidas.


   —¿En qué estado está el vínculo con Fabian Cubero?
   —Acotado, relación papá y mamá. No hablamos de nada que no tenga que ver con las niñas. Y yo jamás le hablaría mal del padre a mis hijas. Y tampoco permitiría que ninguna de mis parejas hablara mal de él. Yo nunca me puse nerviosa o filosa porque la pareja del padre de las nenas tuvieran un vínculo con ella. El único tema que tuve es que nunca me pareció bien que ellas durmieran con alguien que conocen hace tres meses (Lo dice por el escándalo que se vivió cuando las niñas de Nicole y Cubero le pidieron a Mica que durmiera con ellas) Ya es todo un tema el colecho con su mamá y papá, imaginate con otra persona…Pero por una cuestión psicológica de los niños.


   —Pero fueron las niñas que de una manera natural y cariñosa quisieron que Mica durmiera con ellas..
   —Bueno, sí, no importa, los chicos son chicos y los que sabemos que está bien y que no, y ponemos los límites, somos los adultos. Frente a mis hijas saco todas las garras. Son lo más preciado que tengo.


   —¿Sus hijas padecieron el escándalo de la separación en sus ámbitos sociales o escolares?
   —Por suerte no, estan super protegidas. Afortudamente ni en la escuela ni en las casas de sus amiguitas se habla del tema. En ese aspecto estoy más que agradecida.


   —¿No sufren bullying?
   —No, Gracias a Dios. Yo sí lo padecí. Para todos era la flaca alta…la traga del curso.


   —Hasta que se convirtió en modelo top siendo una niña...
   —Sí, hasta que me transformé en la lolita argentina. Y supongo que fue un cachetazo a todas las que me hicieron bullying.


   —¿Para usted todo vuelve y todo se paga?
   —Creo más en la atracción de lo que uno piensa y genera. Quizas el karma tenga que ver con ésto, atraés tanto lo bueno y lo malo según tu estado de ánimo y energía. Cuando estás muy desordenada en la vida atraes gente que está en esa vibración.


   —¿Cuáles fueron las consecuencias más contundentes de su desorden?
   — Las malas elecciones, por momentos perder el foco y no poner unmontón de límites a tiempo. Pero inisto, todo es un aprendizaje para llegar al punto en el que estoy hoy. Tambien estoy atenta a las señales que me envía el Universo y en saber leerlas.


   —¿Profesionalmente, la echaron del programa de Veronica Lozano? Ella declaró que sí, que fue despedida con motivos.
   —No, primero empezamos con temas contractuales, y durante ese proceso de resolución, de las vacaciones y estar con mis hijas, sentí que había cumplido un ciclo. En su momento acepté estar como panelista porque siempre la admiré a Veronica Lozano. Y quería aprender de su manera de conducir. Siempre fuí como un pulpo en cuanto a mi necesidad de crecer y aprender. Fueron dos años hermosos pero necesitaba cambiar. Lo hablé con ella, fue una charla antes de que se fuera de vacaciones, porque hubieron algunos malos entendidos, pero para mí, está todo bien. La sigo admirando como persona y como profesional.


   —Se dijo que usted se alejaba del ciclo porque no soportaba la idea que Jimena Baron, la ex de su ex, reemplazara a Lozano durante las vacaciones

   —Sería ridículo, con mis 38 años, tener celos retroactivos de hace cuatro años atrás. Sería una reacción infantil y no lo soy. Creo que se armó todo ese escándalo para generar prensa.


   —¿Cómo reacciona cuando la gente habla, opina, la critican o la crucifican a través de las redes sociales?
   —El éxito atrae lo mejor y lo peor. No sé si aprendí a soportar la envidia y la maldad. Como cualquier mujer, a veces me levanto más sensible o más insegura, y si ese día me encuentro con comentarios que me destrozaron, lo sufro y lo padezco. Me ahoga. Cuando no puedo controlar la tristeza o la furia, acudo a mi red de contención, mi terapeuta, mis amigas o mi representante, Mauricio                               Catarain, que más que amigos somos como hermanos del alma.  Sé que a muchos le encanta armar una imagen gélida de mí. Pero yo soy otra mujer muy distinta a lo imaginan.


   —Sí, se dice que usted es fría y distante…
   —Soy todo lo contrario…soy una mujer tan sensible.


   —¿Y calentona?
   —Si, y calentona. (Risas) Lo que pasa es que como aprendí a manejar mucho las formas, se cree de mí lo que no soy. A veces parece que estoy siempre en control, pero por dentro, soy un volcán en erupción.


   —¿Tiene amigas del ambiente artístico o del mundo de la moda?
No, tengo más amigas de la vida, de afuera del ambiente. Lazos fuertes no he tenido. Por ahí tengo mucha gente con la que tengo muy buena onda, pero no con las que pueda abrir mi corazón.


   —¿Es amiga de Pampita?
   —Nooo, claramente no. Yo hablé con ella, pedí perdón públicamente… Pero bueno, las relaciones siempre son de a dos. Tiene que haber un ida y vuelta. Sino es imposible. Tampoco es unvínculo tan profundo en el que he puesto mi corazón. No soy rencorosa.


   —¿Compartiria una tapa de revista con Pampita?
   —Yo sí, pero creo que ella no.


   —¿Desde lo profesional, qué es lo que la moviliza?
    —Estoy analizando algunas propuestas de tele que tiene que ver con la conducción. Pero me siento preparada para encarar proyectos personales, y uno de ellos esta ligado a todas las plataformas digitales y mi conexión con la vida wellness: un equilibrio saludable entre los niveles mentales, físicos y emocionales. Las vida sana, el yoga, la meditación,la alimentación orgánica y hasta moda consciente. Mi experiencia como mamá y el cuidado de los animales. En definitiva, transmitir mi forma de vida y colaborar a tener conciencia de una vida más sana y más pura. Con respecto al yoga, siempre fui muy laxa y la constancia y la disciplina ayudan a agudizar en profundidad cada ejercicio y postura. A mí me ha ayudado mucho en cuanto a la concentración y en estar en sintonía en momentos de turbulencias. Soy disciplinada, no hago todos los días, pero estoy pensando este año iniciarme en el profesorado. Entreno fit, y trabajo mucho con el peso propio. Mi alimentación es vegana en un 95 por ciento…Por ahí salgo y me como un postre. Pero jamás como nada que esté conectado con un animal muerto. Huevos, sólo cuando consigo de gallina feliz, como las llamo yo, que son huevos de huerta. Estoy muy atenta a las proteinas vegetales y los alimentos que te aportan hierro, como la remolacha, los frutos secos o las semillas. Las nenas me acompañan bastante. No son chicas de estar todo el tiempo conectadas con los jueguitos o las redes. Les gusta más estar en la chacra con los animales. Juntar flores, andar a caballos o buscar huevos.


   —¿Cuántos animales tiene en su chacra?
   —Ahora tengo más de veinte perros, pero he llegado a tener cuarenta.También ovejas y caballos rescatados. El chanchito ya no lo tengo, se murió.


   —¿Se siente sola entre la magnitud de la Naturaleza y tantos  animales?
   —No, aprendí a disfrutar de estar conmigo. Antes no me pasaba, me daba miedo. Ya no necesito estar con un hombre al lado para sentirme segura y tranquila, esa etapa ya la superé. Antes necesitaba siempre estar de novia. Y eso que tuve relaciones muy largas


¿Usted cree que a una pareja nunca se la termina de conocer, independientemente de los años de amor y convivencia?
   —Nunca terminás de conocer a la persona que está a tu lado. No me pasó de estar durmiendo con el enemigo, pero sí de decir: “Nunca me hubiera imaginado ésto o aquello de esta persona.” Hoy me encuentro más ordenada en mi vida y puedo mirar mejor y de otra manera. Tengo más certezas de las cosas que quiero y las que no. Tengo muy claro cuales son mis errores y mis puntos débiles para repararlos y superarme. Aprendí a quererme y aceptarme con mis propios errores. Hoy sé el hombre que quiero y no me voy a desviar del camino hasta que aparezca.


   —¿Se volveria a casar?
   —Después de mi primer divorcio me dije que jamás me volvería casar. No cumplí. Soy muy romántica. No puedo determinarlo.


   —¿La convivencia arruina la pareja y el amor?
   —No lo sé, no lo creo. Me encanta dormir cucharita, estar con mi pareja un domingo lluvioso…Lo milagroso es no llegar al desgaste. Por eso la clave de la vida es encontrar el amor verdadero, el que va más allá de todo. Hoy no conviviría con un hombre apenas iniciado el vínculo.Por sus tiempos y por respetar sus espacios. Pero creo en la convivencia y no siento que destruya el amor


   —¿Qué destruye al amor?
   —El amor se destruye cuando se acaba el amor. Jamás estaría con alguien con quien no me sintiera completa.


¿Si tuviera que volver a elegir a su ex, lo rescataría por su rol de hombre o por su amor como papá?
   —Como papá lo volvería a elegir cien por ciento. Y como hombre no sé…Siento que si te digo que sí, seguiría inmersa en el vínculo, y no lo estoy. Elegí a Fabian durante once años y tuvimos un matrimonio divino. Después nos dejamos de elegir. La vida es así y tiene sus ciclos.


   —Se comentó que su energía estaba focalizada en sacarle toda la plata a su ex...
   —¿Quién lo dijo? No lo escuché. No es así..lejos está de mi. Pero aún hayque mejorar un par de cosas. Yo no le pido plata para irme de vacaciones con mis hijas.


   —¿Es más sexual que sensual?
   —Soy las dos cosas. En eso soy bien escorpiana.


   —¿ Para usted el buen sexo es muy importante dentro de un vínculo?
   —Sí, obvio. Si muere el deseo se muere gran parte del vínculo. Si no encajaste al minuto uno a nivel sexual, no hay forma de seguir adelante. Olvidate.


   —¿Tan exigente es a nivel sexual? La primera vez con un hombre puede ser intimidatoria...
   —Obviamente la primera vez no suele ser la mejor, la ideal ni la perfecta, porque nos estamos descubriendo. No soy tan tajante en esta instancia, salvo que sea muy.., como decirlo, que no me deje ni el deseo para volver a experimentarlo.


   —¿Es cariñosa en la intimidad?
 Le gusta ocuparse del hombre o prefiere que el hombre se ocupe especialmente de usted?

   —Las dos cosas. Me gusta ocuparme de mi hombre pero me gusta sentir que mi hombre me malcria.


   —¿Qué quiere decir con malcriarla?
   —Me gusta que me consientan como mujer. Que esté atento a las cosas que me gustan, que esté atento a mí. Que me sorprenda. Un hombre que me sepa percibir. Que pueda escucharme, yo escuchar. No me conquistan con la plata ni con los lujos. Eso no me conmueve. Me conmueve el hombre que me contiene cuando estas mal por algo, eso…


   —¿Cómo se lleva con sus 38 años y el paso del tiempo? Sobre todo se lo pregunto porque supo ser un ícono de la belleza desde muy niña.
   —Siempre tuve miedo a que me aterrara el paso de los años y hoy me siento como si tuviera 30. Mucho más segura a todo nivel, en la intimidad con un hombre…me siento super cómoda y contenta con el cuerpo que tengo.


   —¿Apaga la luz para hacer el amor?
   —No, y hoy menos que menos. Estoy plena. Estoy en una de las etapas de mi vida en la que más segura me siento.

 

Por Héctor Maugeri

Agradecimientos:  @the.polf – Asistente de ph:
Diego Dias Valiero. Producción
General: Gaby Alvarez - Hotel Ecológico Azulik Tulum

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario