viernes 13 de diciembre de 2019
caras
ENTRETENIMIENTO | 12-11-2019 18:04

Juana Repetto tomó una importante decisión que involucra a su hijo

La panelista confesó cómo fue su experiencia de dejar de darle la teta a Toribio.

Juana Repetto (31) compartió un post en su cuenta oficial de Instagram en el que explicó y contó a sus seguidores cómo logró que Toro, su pequeño hijo, dejara de pedirle la teta. 

"Lo prometido es deuda. Hablando de tetas, aquí les cuento acerca del destete de mi torito ternerito. Como ya les conté Toro tiene un tema en sus dientes por el que decidimos destetar de noche unas semanas después de cumplir 3. Fue duro y muy difícil después de 3 años de libre demanda, pero lo logramos. Cómo?Como siempre hablando mucho, con la verdad", comenzó la morocha en sus redes. 

Luego continuó: "Explicándole el motivo principal que fue su dentición, también contándole otra verdad que fue mi cansancio, mi necesidad de después de tantos años tratar de dormir de corrido y demás.. fueron noches de angustia, de bancarlo mucho, de dormirlo a upa como un bebé (de 16 kilos) de despertares en la madruga etc.. pero siempre acompañándolo, explicándole, estando ahí para lo que él necesitara (salvo teta), ofreciéndole otras formas de amor y contacto". 

View this post on Instagram

Lo prometido es deuda. Hablando de tetas, aquí les cuento acerca del destete de mi torito ternerito 🐮. Como ya les conté Toro tiene un tema en sus dientes por el que decidimos destetar de noche unas semanas después de cumplir de 3. Fue duro y muy difícil después de 3 años de libre demanda, pero lo logramos. Como ❓Como siempre hablando mucho, con la verdad. Explicándole el motivo principal que fue su dentición, también contándole otra verdad que fue mi cansancio, mi necesidad de después de tantos años tratar de dormir de corrido y demás.. fueron noches de angustia, de bancarlo mucho, de dormirlo a upa como un bebé (de 16 kilos 😰) de despertares en la madruga etc.. pero siempre acompañándolo, explicándole, estando ahí para lo que él necesitara (salvo teta), ofreciéndole otras formas de amor y contacto. En una semana aprox lo asimilo y no pidió más de noche, peroooo.... de día tomaba más que un recién nacido, REAL, lo juro ✋🏻. Lo cual empezó a resultar bastante agotador. No podía terminar de comer , no podía tener una charla sin tenerlo colgado de la teta, decirle que no significaba un escándalo de tal magnitud que era o terminar cediendo y que tomara durante cada segundo que me tenía a mano o decidir cortar de lleno. Nuevamente hablando, explicándole que estaba muy cansada, que no podía estar todo el día dándole teta por qué para mi era muy difícil y agotador, que necesitaba dejar de frenar de hacer lo que fuese cada media hora, diciéndole que lo entendía y validando sus sentimientos logre tomar valor. Un día le dije que a la mañana siguiente esa teta iba a ser la ultima y que de ahi en adelante todo lo que a él le daba la teta, yo se lo iba a poder dar de otras formas. Yo venía hablando con el sobre el tema 👉🏻 “la teta puede ser hambre, sed, amor, contención, contacto” y le fui explicando que todo eso se lo puedo dar de otras formas y así sería de acá en adelante. Dos o tres veces más me pidió teta sin demasiada frustración al recibir como repuesta un: “teta no pero esto otro si” y al par de días, MAGIA 🙌🏻 no me pidió JAMÁS de nuevo. La conclusión, una vez más, es que el apego, la comunicación y él no subestimarlos.. tiene resultados hermosos ❤️

A post shared by Jua Repetto (@juanarepettook) on

"En una semana aprox lo asimiló y no pidió más de noche, peroooo.... de día tomaba más que un recién nacido, REAL, lo juro. Lo cual empezó a resultar bastante agotador. No podía terminar de comer, no podía tener una charla sin tenerlo colgado de la teta, decirle que no significaba un escándalo de tal magnitud que era o terminar cediendo y que tomara durante cada segundo que me tenía a mano o decidir cortar de lleno", argumentó la panelista de El diario de Mariana. 

"Nuevamente hablando, explicándole que estaba muy cansada, que no podía estar todo el día dándole teta por qué para mi era muy difícil y agotador, que necesitaba dejar de frenar de hacer lo que fuese cada media hora, diciéndole que lo entendía y validando sus sentimientos logre tomar valor. Un día le dije que a la mañana siguiente esa teta iba a ser la última y que de ahí en adelante todo lo que a él le daba la teta, yo se lo iba a poder dar de otras formas", agregó la hija de Reina Reech. 

Así finalizó: "Yo venía hablando con él sobre el tema: “la teta puede ser hambre, sed, amor, contención, contacto” y le fui explicando que todo eso se lo puedo dar de otras formas y así sería de acá en adelante. Dos o tres veces más me pidió teta sin demasiada frustración al recibir como repuesta un: “teta no pero esto otro si” y al par de días, MAGIA no me pidió JAMÁS de nuevo. La conclusión, una vez más, es que el apego, la comunicación y él no subestimarlos.. tiene resultados hermosos. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario