miércoles 24 de abril del 2024
ESPECTáCULOS 13-07-2023 12:15

Karina La Princesita reveló que vivió un grave episodio de violencia: "Me atropellaron y tiraron a un descampado"

La artista brindó una entrevista en donde habló por primera vez de un hecho que pudo terminar en tragedia.

Karina La Princesita comenzó a abrirse mucho más sobre su intimidad, las cosas que le causan dolor y sobre salud mental. La artista tuvo que poner un freno a algunas cuestiones laborales para poder salir adelante e inició un tratamiento.

En ese plan de sinceridad absoluta, Karina recientemente reveló un hecho del pasado que podría haber terminado en tragedia, ya que estuvo en peligro su vida. En una entrevista con el youtuber Pablo Agustín, la artista contó una parte de su oscuro pasado.

"Me atropellaron apropósito. Hubo un problema familiar, mucha violencia, no fue ninguno de mis ex, no voy a nombrar quién fue. Me atropellan y yo estaba agarrada del capó para no caerme, me arrastraron por dos cuadras, la persona esta claramente no quería frenar", comenzó la cantante en su crudo relato.

"Me empezó a salir sangre, frenaron, me agarraron, esto fue algo de violencia terrible, nunca lo conté", continuó Karina sobre el episodio que casi le cuesta la vida. "Se bajaron del auto, me tiran de un descampado y por suerte la señora que trabajaba en mi casa vio todo, corrió dos cuadras y me llevaron al hospital", agregó.

El milagro que vivió Karina La Princesita tras el episodio de violencia

Con humor y resiliencia, Karina aseguró que los dedos le quedaron como "salchichas reventadas". "Yo estaba en shock y el doctor me dice que se me habían cortatdo todos los nervios y hay que extirpar los dedos", continuó, dejando en claro que le iban a quedar solamente los dedos de los "cuernitos", algo que Karina tomó como una señal por su canción "Con la misma moneda", y que la llevó a volver a la Iglesia y pedir perdón, ya que ella es muy religiosa.

Karina La Princesita

"Con la mano que cantaba me iban a quedar los dedos así", continuó, dejando en claro que lo tomó como una señal de castigo. Finalmente, cuando la estaban por operar, Karina sintió una electricidad en su mano y los médicos le confirmaron que eso era imposible, dada la ruptura de todos sus nervios. "Me empezó a tocar y yo sentía un hormigueo. Me hacen estudios y la respuesta médica fue que por arte de magia no me iban a tener que sacar los dedos. Yo tengo los dedos cosidos y por partes no siento, pero estoy bien", aclaró.

VO

En esta Nota