miércoles 23 de octubre de 2019
caras
ESPECTáCULOS | 01-04-2019 17:58

Revelador: Peter Lanzani habló de su carrera en ascenso y confesó por qué elige la soltería

Antes del estreno de su nueva película, el actor reveló que hoy su prioridad es el trabajo. "No tengo tiempo para el amor", aseguró. Galería de fotos

Ahora que la ciudad está plagada de afiches con su rostro frente al estreno de la película que protagoniza, Peter Lanzani confiesa tener sentimientos encontrados. “Por un lado me impresiona un poco y, por otro, está bueno porque quiere decir que se viene un lanzamiento grande, de algo a lo que le pusimos mucho ahínco. Estoy muy contento”, asegura quien desde hace tiempo dejó atrás su estatus de “ídolo teen” para mutar en un actor que no le esquiva a los registros más exigentes. Y aunque su irrupción  en el mundo del cine, al igual que en teatro, fue de la mano de directores de renombre y con las mejores críticas, Peter se obstina en esa premisa que abrazó como filosofía de vida: escaparle a cualquier divismo y mantener “los pies sobre la tierra”.

  “Creo que nunca voy a acostumbrarme a eso de ¨llegaste¨, como con el cine. Para mí cada proyecto es un desafío nuevo y trato de darle lo mejor. Yo no sé si lleno un cine, pero sí que me apasiona lo que hago, que voy a estar temprano en todos los ensayos, y que voy a hacer todo lo que necesite el director; a filmar de la mejor manera que pueda y con todas las energías que tenga. Confío en mi metodología de laburo”, afirma Lanzani, protagonista de “4x4”, el último filme del reconocido director Mariano Cohn, que llega en clave de thriller y muestra al actor en una performance con notable entrega física y emocional. “La disciplina es lo mío. También la preparación y el estudio. Me guío por lo que me piden o me aggiorno al desafío. Estoy en una búsqueda constante”, dice el actor.   

Para su debut en cine, Peter se metió en la piel Alejandro Puccio en “El Clan”, la película de Pablo Trapero que retrató al delictivo clan de los Puccio, para continuar con “Miguel”, rol que lo encontró como otro criminal en “El Angel”, el largometraje de Luis Ortega inspirado en la vida del múltiple asesino Carlos Robledo Puch. También fue protagonista de las dos temporadas de “Un Gallo para Esculapio”, la serie de Telefé y TNT dirigida por Bruno Stagnaro. Un papel bisagra en su carrera, con el que se consagró como “Nelson”, un muchacho humilde que termina por inmiscuirse en el mundo criminal.

“Llegué a viajar a Misiones para lograr el acento. Pasé todo un día tocando puertas de vecinos para charlar y acercarme más a lo que buscaba. Es lo que me sale. Vengo trabajando con unos monstruos que me han hecho crecer mucho pero estoy instalado en ese lado: yo quiero aprender. La gente, sea quien sea, siempre tiene algo que enseñarte. Llegar al cine fue un cambio buscado, pero no por el haber sentido un prejuicio. Quizá los prejuicios que más tenía que romper eran los míos: si podía o no hacerlo. Y cuando se me presentó la oportunidad la aproveché lo máximo posible. Hoy día tengo un lindo presente, pero sé que quizá mañana, no. Esta carrera tiene muchos altibajos. Creo que si pasás quejándote porque no aparece el proyecto, cuando suceda puede suceder que no estés a la altura”, dice Peter.

La lista de sus últimos trabajos pone en evidencia el apremio de Lanzani por hacer y hacer: produjo y protagonizó la famosa obra “Equus”, donde se atrevió a un desnudo, viene de estelarizar el unipersonal de Ibsen, “El Emperador de Gynt”, en la que interpreta a 14 personajes y de protagonizar el filme de ciencia ficción “Los Últimos” con otro talento, Nico Puenzo; junto con Lucía, hijos del famoso director de “La Historia Oficial”. También se arriesgó con “Matadero”, una propuesta diferente, de teatro físico, que combina coreografía, danza, circo y texto, que estrenó durante el verano en Carlos Paz, plaza a la que ahora volvió por algunas fechas, además de grabar por estos días la serie de Amazon Prime sobre la vida de Diego Maradona. “Estoy haciendo de Jorge Cyterszpiler (primer representante del jugador) y grabando a lo loco. Vamos a estar en Barcelona y Napolés”, adelanta. 

Lanzani, quien comenzó su carrera en TV a los 15 años con Cris Morena, confiesa aún frente al reconocimiento actual —“Es el actor más virtuoso de su generación”, dice Mariano Cohn, director de su último filme—no trabajar “ni por la guita, fama o prestigio”. “Siempre cargo y convivo con mis crisis y frustraciones. Creo que son parte del ser humano. A veces, porque me gusta más o menos mi manera de actuar, otras, porque no sé qué decisión tomar: si seguir enfocado en el laburo porque estoy en un buen momento o irme a algún lado con amigos porque definitivamente estoy cansado. Pero tengo 28 años… Y si no le meto ahora fuerte al laburo, ¿cuándo? Ya voy a tener una edad en la que el cuerpo me va a empezar a pasar más factura. Mientras tanto quiero aprovechar”, reflexiona.

Pragmático y optimista por naturaleza, cuenta que para salir de esos momentos de conflicto no hace terapia, sino que recurre a sus afectos, a la lectura y a salir a correr.  “A veces te recriminás el no haber estado en algunos momentos. Pero nunca me pasó de estar deprimido en un cuarto de hotel. No me puedo quejar de nada: tengo trabajo bueno, a mis amigos de toda la vida y a mi familia más unida que nunca. Pero también es cierto que después, cuando se termina la vorágine del laburo, a veces no sabés qué hacer. Soy un tipo que no se deprime, que resuelve”, admite.

En “4x4” Lanzani interpreta a “Ciro”, un chico que intenta robar dicho vehículo, cae en una trampa y queda atrapado dentro de una camioneta. Lo que sigue son 90 minutos de máxima tensión que involucran al público y lo convierten en acompañante del cautiverio, para plantear un dilema moral frente a un tema de debate permanente en la Argentina. La película, que está basada en hechos reales, suma en su elenco a Dady Brieva y Luis Brandoni. “Por suerte me tocó un compañero como Dady que es un fenómeno, porque es súper entregado y laburador, aunque es muy difícil grabar con él porque no para un segundo de hacer chistes. (Risas) Y de ¨Beto¨ (Brandoni, con quien grabó ¨ Un Gallo...¨) ¿qué decir? Tiene el doble de años de mi edad sólo de carrera. Creo que la película más que dejar un mensaje plantea un debate. No se instala ni en una vereda, ni en la otra. Eso es lo interesante”, dice el actor.

Sobre el presente que vive, Peter elige mantener una mirada cauta, de humildad: “Miro para atrás y no puedo entender las cosas que pasaron. Trato de tener esa actitud de alumno, de aprender de los errores, laborales y personales. No sé si llegué a ¨creérmela¨, tal vez eso lo podrían llegar a decir los que me conocen bien. O de perder el rumbo, pero si me equivoco en decisiones o actitudes, lo importante es después pedir perdón. No creo que haya perdido jamás el Norte. Para eso están mi amigos y mi familia que me ayudan a entenderme”, reconoce.

 “¿Si entre tanto trabajo hay tiempo para el amor..? No tanto. Por el momento estoy soltero. Pero ahí siempre recaigo en que esas cosas no se buscan, sino que suceden. Quizás, inconscientemente, sí elijo estar soltero. Pero porque estoy muy enfocado en el trabajo.  Y no porque quiero salir y hacer de todo. Hoy estoy tranquilo. Si me llegara a pasar de flecharme con alguien es algo que voy a disfrutar. No soy de los que tienen una fobia al compromiso. Creo que por el momento que transito mi energía no está puesta ahí y no se atrae con la de tener una pareja. Yo creo mucho en lo energético. No sucede ahora pero ya va a ocurrir. Nadie me apura a nada. Estoy muy agradecido por lo que pasa. Hoy soy un tipo feliz”, se sincera el actor y quien desde hace tiempo no se muestra con pareja formal.

No obstante, y  aún en días de soltería, Peter no deja de manifestar que su gran deseo es disfrutar la vida con hijos. “La idea de familia no me disgusta en lo más mínimo. Me encantaría. Hoy estoy muy lejos de todo eso, por más que esa idea es un sueño que siempre tuve. Siempre quise ser padre, aunque creo que es una decisión que se hace de a dos. Quizá en un tiempo me termino enamorando de una mujer que no quiere ser madre y no suceda.  Hoy siento que estoy lejísimo, no tengo ni una novia. Pero es un deseo porque yo vengo de una familia muy unida y feliz”, reconoce.

Y, sobre otras deudas pendientes en la vida, concluye: “Sueño con dirigir y, en un futuro, escribir mis guiones. También en algún momento analicé el irme a vivir al exterior por un tiempo. Después no le encontré mucho sentido sino tengo un laburo o algo que estudiar. No porque estuviera harto de nada, sino para ganar experiencia. Me gusta alejarme de la comodidad, ver qué sucede y salir de la zona de confort.”

Producción Alicia Blanco

Fotos Federico De Bártolo

Agradecimientos: Hotel Four Seasons, Sr. Gabriel Oliveri. Vestuario Penguin Argentina. Maquilló y peinó Belén Fiorito Studio.

Por Kary Lopez

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario