sábado 20 de abril del 2024
REALEZA 14-06-2023 15:24

Amalia de los Países Bajos y su amor prohibido con el príncipe Gabriel de Bélgica: una relación que las leyes quieren evitar

La princesa será la futura reina de Países Bajos y está en juego su futuro matrimonial.

Los cambios generacionales en las monarquías han despertado un gran interés en los medios especializados en realeza. Uno de los países donde se espera una transición relevante es Países Bajos, donde Amalia, la hija mayor de los reyes Máxima y Guillermo, está destinada a convertirse en la futura reina.

El ascenso de Amalia al trono real es un acontecimiento esperado y ha generado especulaciones y debates sobre el manejo de las leyes monárquicas en diferentes aspectos. Uno de los temas que ha captado la atención es la posibilidad de que Amalia decida establecer una relación con otra mujer y cómo esto afectaría a la monarquía.

Amalia de Holanda y su amor prohibido con el príncipe Gabriel de Bélgica

Sin embargo, otro debate que ha generado revuelo en los medios es la continuidad de una antigua ley que prohíbe rotundamente los matrimonios entre los miembros de la familia real belga y los miembros de la casa Orange.

Cómo es la ley que le impide a la princesa Amalia casarse con el príncipe de Bélgica

Esta ley, promulgada en el siglo XIX, establece la "exclusión perpetua de la familia Orange-Nassau de cualquier poder en Bélgica". En aquel momento, durante la revolución belga por la independencia, esta medida tenía sentido para evitar cualquier influencia de la casa real de los Países Bajos y garantizar la autonomía de Bélgica.

Amalia de Holanda y su amor prohibido con el príncipe Gabriel de Bélgica

A pesar de que han pasado muchos años desde el siglo XIX hasta la actualidad, resulta incierto cómo reaccionaría la población belga ante la posibilidad de un matrimonio entre Amalia y el príncipe Gabriel de Bélgica. Lo que sí es claro es que, cuando llegue el momento en que la hija de Máxima y Guillermo decida contraer matrimonio (lo cual se espera que ocurra en varios años), el Parlamento deberá dar su aprobación para que el enlace sea válido.

VO