lunes 20 de mayo del 2024
REALEZA 23-06-2023 14:48

Máxima Zorreguieta: la historia de la corona desmontable con un diamante de 40 quilates

La reina de Holanda es la dueña de una de las joyas más prestigiosas en el mundo de la realeza.

Máxima Zorreguieta es una de las figuras de la monarquías más reconocidas a nivel mundial. La argentina se destaca por su sentido de la moda y por llevar un estilo moderno que se escapa del protocolo real. La reina es la propietaria de una de las colecciones de joyas más prestigiosas y posee el diamante Stuart, una piedra encastrable que puede formar nuevos accesorios. 

El diamante de 40 quilates de Máxima Zorreguieta que funciona como pieza encastrable

Hace pocos días nada más la realeza de Holanda estuvo en una visita de Estado en Bélgica, por lo que Máxima y Guillermo tuvieron varias actividades con Matilde y Felipe de Bélgica. En una de ellas, la cena protocolar, Zorreguieta asistió con un vestido de diseñador y la diadema Stuart que se robó todas las miradas. 

No solo por su valor económico, sino porque es prácticamente única en el mundo. Además de ser valiosa por su rareza única, ya que el diamante principal es de 40 quilates y tiene un calor celeste pálido, una novedad es que es una pieza encastrable. De esta manera, la argentina puede usar la misma en joya en diferentes formas. 

Maxima Zorreguieta
Maxima Zorreguieta con la corona del diamante Stuart

A pesar de que generalmente lo utiliza como corona, la tiara puede modificar su tamaño desprendiendo ciertas piezas que pueden convertirse en una gargantilla o pendientes para hacer un set de joyas, como lo hizo en una cena de Estado en Luxemburgo algunos años atrás. 

La piedra preciosa llegó a la familia en 1690, cuando el rey Guillermo III de Orange, quien fue monarca de Inglaterra, y la reina María II de la dinastía Stuart decidieron comprarla. La reina de aquel entonces solo la utilizó como gargantilla y como el diamante era muy grande le ofrecieron partirla al medio, pero ella se negó. 

Como este matrimonio no tuvo hijos, la pieza pasó a formar parte de la colección de joyas de la casa real de Orange-Nassau, a pesar de todos los intentos de la reina Ana de Inglaterra, hermana y sucesora de María, por apropiársela. La piedra es tan valiosa que la reina Beatriz de Orange, madre de Guillermo de Orange, no la usó jamás en su reinado.

Máxima Zorreguieta
Máxima Zorreguieta en su cena protocolar con los monarcas de Bélgica

Máxima Zorreguieta fue la última monarca holandesa en utilizarla luego de la reina Guillermina de Orange, bisabuela del actual rey, y fue ella quien encargó que el diamante Stuart se incorporará a una corona para el día de su coronación. Desde entonces, la pieza se modifica a gusto de las reinas y tiene muchos usos. 

En esta Nota