Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

08/06/2018

La princesa Ariadna desconsolada por la muerte de su madrina, Inés Zorreguieta

La hermana menor de la Reina, preferida en todos los aspectos, tuvo un vínculo muy cercano con sus sobrinas.

La muerte de Inés Zorreguieta, hermana menor y debilidad de la reina Máxima de Holanda dejó una herida abierta en la familia real que arribó a la Argentina para su último adiós.

Leé también: Máxima llegó al país para el entierro de su hermana Inés

La joven de 33 años fue hallada sin vida por su madre, María del Carmen Cerruti Carricart, y aún se estudian los motivos que la llevaron a este fatal desenlace.

Dama de honor en la boda de Máxima y Guillermo Alejandro en febrero de 2002, Inés era la protegida de la reina y la más querida. “Entre tantas expectativas, previsiones y visitas, la futura princesa le dedicó mucha atención a Inesita, su protegida, que en plena crisis de identidad lidiaba con unos kilos de más, una profunda timidez y una muy reciente pelea con su madre. Llegó a Holanda con un estudiado look dark que horrorizaba a María Pame y preocupó a algunos consejeros de la corona. Máxima, amable y tajante, advirtió que no se metieran con ella”, narraron Gonzalo Álvarez Guerrero y Soledad Ferrari en  el libro “Máxima, una historia real” , biografía no autorizada de la reina en donde se plasma el vínculo de las hermanas.

Tanto cariño se tenía que en 2007, Inés fue elegida madrina de la tercera hija del matrimonio, Ariadna, junto a otras cuatro personas. Además, la niña lleva su nombre.

Al trascender la noticia de su deceso, se conoció que la princesa Ariadna, de tan sólo 11 años, quedó desolada al saber que su amada tía había fallecido.

Lee también:  Encontraron muerta a Inés, la hermana de Máxima Zorreguieta

Envuelta en un profundo dolor, la pequeña y sus hermanas, Catalina y Alexia, llegaron junto a sus padres para despedir a Inés en un servicio privado.