jueves 16 de septiembre de 2021
caras
ACTUALIDAD | 27-10-2015 14:34

La boda secreta de Panam y Ricardo Pini

"Coronamos siete años de amor" Galería de fotos

Su historia de vida evidencia que hay una Justicia Divina, y que después de los tiempos de turbulencia emocional, con fe y perseverancia se obtienen los “regalos de Dios”. Laura “Panam” Franco tuvo que sufrir mucho para disfrutar de este presente luminoso. Tras aquel fatídico 23 de mayo de 2013, cuando perdió a su beba Chiara a causa de la Trombofilia, se transformó en otra mujer. Del duro golpe se recuperó gracias al amor incondicional de su pareja, el abogado Ricardo Pini, con quien vive una maravillosa relación desde hace siete años. “Cuando pasó lo de Chiara, Ricardo salió a hablar por mí, porque yo estaba quebrada, estuve muchos meses apenas pudiéndome levantar de la cama. Hasta que comencé a hacer teatro como una manera de calmar mi angustia con la mirada pura de todos los chicos que me quieren incondicionalmente. En el peor momento, ‘Ricky’ se puso la familia al hombro y salió a reconstruir lo que quedaba de mí. Mi hijo Luca (5), que es un sol por la sensibilidad que tiene, también me ayudó a ponerme fuerte. Entre todos, de a poquito nos fuimos riendo más. Fue como dejarle a Luca el mensaje de que no hay que quedarse instalado en el dolor sino que hay que apostar a la vida”, le dijo a CARAS en una entrevista la conductora de “Panam y Circo” (por El Trece).

El paso del tiempo, esa gran medicina para el alma, apuntaló a la pareja y Laura Franco volvió a quedar embarazada, una Dulce Espera “de alto riesgo”, con muchísimos controles médicos y una supervisión hematológica muy meticulosa. “Soy una persona con mucha fe, trato de revertir todo lo negativo, pienso en positivo, rezo mucho para que esta nena que tanto soñé finalmente pueda nacer y tenerla en casa. No veo la hora de alzarla en brazos. Siento que con ella se agrandará la familia y el amor, se agrandará el proyecto que tenemos desde hace siete años junto a ‘Ricky’. Tengo a Luca en la Tierra, a ‘Chiarita’ en el Cielo, y si Dios quiere con esta beba vamos a completar esa familia que yo tanto deseaba”, había confesado “Panam”, hasta que hace seis meses nació Sofía y, literalmente, “se hizo la luz”.“La llegada de Sofía me hace sentir plena, me siento tan feliz. Al igual que los fideos de los italianos que comemos los domingos en familia, estoy en un momento de mi vida en el que me siento ‘al dente’ (Risas). En todo sentido, en lo espiritual, en lo laboral y, sobretodo, en lo familiar. Mi hija me completó como ser humano”, afirmó la conductora.

Martes 20, 9:30 horas, Registro Civil ubicado en el shopping Recoleta Mall, en la calle Vicente López al 2000. Laura “Panam” Franco (con un vestido traído de Londres por su amiga Laura Aurisio, y maquillada por Gladys Andrade) y Ricardo Pini “dan el sí” frente al juez, en una boda súper secreta e íntima, una forma de “coronar” el amor y todo lo vivido entre los dos. A lo largo de siete años, la pareja fue “saltando todas las piedras” que aparecieron en su camino, y aún así, se siguieron sopreponiendo a la adversidad y eligiendo cada día.

De manera tácita, con un perfil bajísimo, negándose a hacer declaraciones públicas sobre su “boda secreta”, Laura y Ricardo eligieron esta forma de “completarse” como hombre y mujer. Todo empezó cuando fueron a anotar a Sofía al mismo Registro Civil. “¡De paso casémonos!”, le propuso Ricky a la conductora infantil, según deslizó el círculo íntimo de la pareja. Ese mismo día, pidieron todos los papeles para casarse, y planificaron hacerlo en el mes de octubre, el mismo mes en que ambos cumplen años (El, el día 3; ella el 21). Ambos divorciados, coincidieron en que debían celebrar la llegada de Sofía con una boda muy íntima. El único impedimento para conservar el total hermetismo fue la “inocente indiscreción” de Luca, que les contó a todas sus maestras y compañeritos del colegio la “buena nueva”: ¡que sus papis se iban a casar! Durante la ceremonia sólo estuvieron los testigos de “Panam”: su mamá Laura, su suegra Mirtha, y su amiga Silvana Pugliese. Además, los testigos del novio: su padre, Ricardo, y su amigo Sebastián Ruiz. También asistió Mirtha, la mamá de Pini, y por supuesto los amados hijos del flamante matrimonio, Luca (muy canchero, luciendo un modelo de Ona Saez Kids) y Sofía, lo que aportó una alta dosis de emotividad.

El 21 de octubre, el resto de los familiares y amigos de Laura y Ricardo se reunieron para celebrar el cumpleaños de “Panam”. Grata sorpresa se llevaron cuando se enteraron, recién en ese momento, de que ambos se habían casado el día anterior, bajo la más estricta reserva. Todos tuvieron un motivo más para elevar sus copas y brindar.“Mi hogar es más grande porque hay más amor”, es la frase que a Laura le encanta repetir desde que nació Sofía, y es la misma que se adapta a cada momento luminoso que se produce en su vida desde que Dios equilibró su balanza de justicia y comenzó a mandarle bendiciones.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios