martes 18 de mayo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 16-02-2016 10:48

"Nos casamos despúes de que nazca el bebé"

Floppy Tesouro y Rodrigo Fernandez Prieto, in love Galería de fotos

Todo lo que no sucedió en ocho años de amistad se desencadenó en un romance que en sólo tres meses sumó los momentos más románticos y hasta un bebé en camino. Floppy Tesouro (29) reconoce que su historia de amor con el arquitecto Rodrigo Fernández Prieto (36) se asemeja un poco a esas películas románticas con sorpresivas declaraciones de amor, amigos cómplices y celestinos y algunos pasos de comedia. “Éramos tan confidentes que cuando tenía problemas de pareja lo hablaba con él y también lo ayudaba con las mujeres. Salíamos siempre con un grupo de amigos y si me decía “me gusta esa chica”, yo me acercaba y preguntaba, ¿no te gusta mi hermano? Muy loco”, dice entre risas la actriz de “El Club de los Estafadores”, la obra que Tesouro protagoniza en el teatro “Del Lago” en Carlos Paz, donde sorprende con su talento como comediante y cantante.

A dos semanas de cumplir los tres meses de embarazo, Tesouro cuenta que recién en estas últimas dos semanas comenzó con algunas nauseas y mareos, pero nada que la incomode demasiado. “Rodrigo siempre fue muy protector y romántico y ahora lo es mucho más. Siempre está pendiente y cuidándome. Estoy en mi mejor momento. En cuanto termine la obra paro y me dedico a disfrutar el embarazo y el bebé. Ya convivimos pero a mi vuelta vamos a estrenar nuevo hogar en San Telmo: los tres ultimos pisos del Palacio Raggio, que Rodrigo viene remodelando desde hace tiempo con mucho amor. Tengo fecha de parto para el 7 de septiembre, aunque el bebé puede nacer a partir del 30 de agosto”, asegura la futura mamá, quien desde el inicio de la relación vive junto a su novio surfista en el penthouse que el arquitecto tiene en Puerto Madero. Allí se realizó la producción fotográfica en la que también participó “Indy”, el inquieto Jack Russell de Rodrigo.

Cómo terminaron siendo novios después de años de amistad—todos los jueves salían a comer con el mismo grupo de amigos—comenzó con una confesión a la distancia. “Esperó el momento indicado y que estuviera sola. Si bien siempre me halagaba y me decía que era divina, una bomba, nunca lo hacía de manera formal. Pero el año pasado, en agosto, se fue a surfear a Indonesia y me mandó un mensaje un día que había tomado un poco demás (risas) Me escribió “Tesouro, estoy enamorado de vos”. Cuando leí el mensaje me quede helada. Él le había contado a mis amigas que quería estar conmigo en serio, que no quería joder, pero hasta que no escuchas a la persona diciendo eso, uno no lo toma en serio. Terminé diciéndole que en esta vida le había tocado ser mi hermano. “En otra vida será, le contesté, pobre, fue tremendo” Es que yo pensaba que si realmente estaba enamorado cuando llegara iba a venir a hablarme, a pelearla. No me gustaba esa cosa del mensaje” , se sincera Floppy.

Cuando Rodrigo volvió de Indonesia ella ya estaba separaba. “Después nos fuimos con amigos a Miami para la época de Halloween (31 de octubre) y al quinto día de compartir el viaje en grupo y estar en la misma casa fuimos a navegar en el barco de un amigo nuestro, Gerardo Werthein, al que Rodrigo le había adelantado que tenía planeado declararse. En un momento nos dejaron solos en la proa del barco y me dijo que me amaba y que ya no quería ser mi amigo. Fue hermosa su declaración. Me beso y desde ese día que nos besamos no nos separamos más. Lo llamamos el beso mágico. Me di cuenta que Rodri era el hombre de mi vida”, afirma. Lejos de ser una incomodidad, el haberse conocido por tanto tiempo, dice, vuelve a la relación más fuerte.

No hay celos, ni incomodidades por el pasado. “Éramos amigos y ese vínculo fue tan fuerte que cuando dijimos basta y él me dijo “lo que hice lo hice, pero maduré, viví todo lo que tenía que vivir y sos la mujer de mi vida”, le creí porque lo conozco y es un hombre sincero. Sabía que había sido tremendo con las mujeres, pero a esa etapa la viví estando al lado suyo. Sé que no va a lastimarme. Sabe que si estoy con él es porque lo amo y proyecto esta familia. Si me cuidaba tanto como amiga como pareja me va a cuidar mucho más.”, agrega la actriz.

—¿Y del beso a la intimidad cómo les fue? ¿Hubo piel?

—Fue tremendo (risas). Es muy difícil cuando llegas a la intimidad con tu amigo de hace ocho años, tu confidente. Y la verdad que fue todo genial, porque tuvimos mucha piel. Nos dimos cuenta que queríamos estar juntos para siempre. Ardimos, fue un fuego.

—Tanto fuego hubo que…

—Llegó súper rápido el bebé (risas)

—¿Lo buscaron?

—Si bien no lo buscábamos estábamos muy seguros de lo que sentíamos y dijimos “si viene, viene”. Tanta libertad le dimos que vino rapidísimo. Pero creo que las cosas suceden por algo y este bebé es fruto de un amor fuerte y mágico. Todos nuestros amigos siempre nos decían e insistían que teníamos que terminar juntos. Somos los dos muy divertidos y románticos. No hubo una persona que no nos desee felicidad, especialmente nuestras familias, mis suegros, con los que tengo un gran vínculo, mis papás, que ya conocemos de antes.

Súper feliz, Florencia cuenta que el fin de semana, a mediados de diciembre, cuando realizaron en Punta del Este las fotos para CARAS donde confirmaron el romance, fue cuando concibieron a su bebé. “La revista tiene mucho que ver”, dice con humor. “Es más, cuando estábamos juntos en Carlos Paz y me empiezo a notar cambiada fue Rodrigo quien me dijo “vos estás embarazada y quedaste en Punta del Este”. Un padre muy seguro. Me hice el test de embarazo y fui corriendo y le pedí que confirmara él que era positivo el resultado. No lo podía creer. Los dos queríamos que fuera así. Me abrazó súper emocionado, me decía “yo te dije, estás embarazada”. Nos abrazamos y lloramos. Fue muy lindo y la mejor noticia de nuestra vidas. Hace tres meses que estamos de novios, pero nos conocemos mucho y estamos muy seguros como pareja.”, confiesa Floppy.

Dos días después, Rodrigo se fue a surfear a Panamá, algo que ya tenía planeado de antes. Tesouro le envió las imágenes de la primera ecografía. “Me emocioné mucho cuando escuchamos los latidos del bebé. Nos espera una época hermosa. Mi sueño era ser mamá y encontrar al hombre indicado para darle un buen papá a mi hijo. Vamos a esperar a saber el sexo para empezar a elegir nombres. Y seguro vamos a buscar más hermanitos”, afirma.

—¿Qué la enamora tanto de su novio?

—Rodrigo es un ser maravilloso. Es tan protector, romántico y caballero. Es todo lo que buscaba en un hombre. Siempre estuve orgullosa de él y de su crecimiento profesional. Somos además muy compañeros, nos apoyamos mucho. Él sabe que yo adoro actuar y que eso para mí es una pasión y yo sé que adora el surf, más allá de su trabajo como arquitecto. Respetamos nuestras pasiones y nos acompañamos. Somos el uno para el otro. Nos divertimos juntos y está buenísimo.

—¿El romance va tan rápido que también piensan casarse en breve?

—Teníamos planeado casarnos antes de quedar embarazada. Así de rápido va todo. “Rodri” me dijo que tenía pensado proponerme matrimonio en julio, y dónde, cuándo y cómo. ¡Me llevé al más romántico! Iba a ser durante un viaje. Pero para esa época yo voy a estar muy panzona, así que en marzo nos vamos a Aspen y después a recorrer Miami y Las Vegas. Queremos hacer un viaje antes del nacimiento. Me dijo que sí va a haber un pedido de matrimonio, pero será una sorpresa. Y está decidido: Nos casamos después que nazca el bebé. Para que pueda estar tranquila, sin pancita, porque tenemos que disfrutarlo a full. Él quiere que sea la fiesta del siglo.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios