sábado 25 de septiembre de 2021
caras
ACTUALIDAD | 20-10-2016 14:22

Malena Mendizábal contó todo sobre María Valenzuela

"Mamá dejó de comer y entró en depresión profunda". Galería de fotos

Desde que se conoció la noticia de su internación, la salud de María Valenzuela ocupa a todo el ambiente artístico. Por eso, y después de la difusión de fotos en la clínica, su hija, Malena Mendizábal, decidió romper el silencio en "Intrusos" para contar las novedades sobre su estado actual.

Las declaraciones de Malena Mendizábal:

- Mamá dejó de comer y entró en depresión profunda. Ella empezó a cambiar el cuerpo desde el Bailando, hace como diez años (participó en la edición 2006).

- Ella se habrá visto en el espejo y dijo 'bueno, no, hasta acá'.

- Yo la acompañé, la obra social nos indicó cómo proceder, adónde ir, qué lugar. Fue directamente a la clínica de salud mental, después de haber estado un fin de semana en la Trinidad por una internación clínica para estabilizarla.

- Ella hacía terapia, por teléfono, Skype

- Mamá está bien, está pintando mandalas por todos lados. Está comunicada, nos está viendo.

- Invirtió sus ahorros en el proyecto de Luján, ahora los perdió porque no se hizo. Ahora hay un doble duelo, la muerte de Gaspar y el fin del emprendimiento.

- El futuro de mamá es inestable, ojalá le den el alta pronto

- Mamá tiene seis obras de teatro para leer, en temporada. Ya está leyendo, hay una acá en Buenos Aires, otra en Carlos Paz, otra en Mar del Plata. Está con ganas, con muchas pilas. Debe estar un poco asustada, no lo hablé.

- No creo que esté prohibida en Pol-ka. Hubo un problema en algún momento con Adrián (Suar). Creo que ahora están bien, ella lo llamó pero él no pudo atenderla. Sé que algo hubo, pero no me voy a meter en eso, lo hablarán ellos.

- Le preguntás a cualquier persona que está detrás de cámaras, y todos te van a decir que es la mejor. Es la más profesional, es puntual, está siempre donde tiene que estar.

- Yo estoy muy bien. Ya pasaron 13 años del derrame. Estuvo siempre conmigo, dos semanas enteras en coma y un mes internada en Fleni. Se fue de casa conmigo y volvió conmigo. He leído tres o cuatro veces el libro que armó con el día a día de mi recuperación, todos tenemos copias del libro. FUe un antes y un después, cambió absolutamente todo. Desde la comida, hasta la relación con mi mamá: se profundizó más, aunque siempre fuimos muy unidas. Ella dice que desde el derrame se unió más la familia, pasa en cualquier familia de padres divorciados. Me tengo que hacer una nueva operación, la vengo posponiendo.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios