viernes 24 de septiembre de 2021
caras
ACTUALIDAD | 04-02-2017 20:18

Ari Paluch y su familia: relax en el Abierto de Australia

"Mi hija conquistó a los australianos". Galería de fotos

Desde hace treinta años, Ari Paluch (54) es una de las voces más escuchadas de la radio. Con su programa “El Exprimidor”, actualmente en FM Latina, conquistó al público y con más de veinte años en el aire, sigue abrazando reconocimientos y premios. La televisión no le fue esquiva y también se luce con su participación en el programa “La Cornisa”, conducido por Luis Majul. Todo eso le exige una rutina que implica levantarse a las 4 de la mañana y acostarse pasada la medianoche.

Recién llegado de sus vacaciones en Australia y Nueva Zelanda, el periodista y difusor espiritual retomó su rutina, reconfortado por haber vivido una experiencia inolvidable junto a su mujer Carolina (49) y su dos hijos, Nicolás (29) y Martina (16). “Le sacamos el jugo al viaje y elegimos ese país porque queríamos playa y estar en el Australia Open, el gran torneo de tenis, que nos apasiona a los cuatro. Además hicimos bici, visitamos islas paradisíacas y descansamos”, cuenta entusiasmado.

Dice que lo más importante para él es compartir con los suyos cada momento y que con su mujer no sólo son compañeros sino que los une una gran pasión: “ Además de criar a los chicos, tenemos mucha piel y el verano es un gran incentivo porque la veo con menos ropa” dice enamorado y sigue: “Pero lo que más me sorprendió es ver cómo mi hija acaparaba todas las miradas. Ella ya es una mujer. Hasta mi esposa me codeaba porque no paraban de observarla. Tiene una belleza muy especial y es tan linda por fuera como por dentro”, dice orgulloso  y agrega: “Siempre quiso ser actriz. Es su don y ya empezó a hacer teatro en forma amateur y estudia baile con Reina Reech, porque se prepara para desarollarse en plenitud”. Al hablar de su hijo varón, Nico,  Ari se transforma y emociona: “Me veo reflejado en él. Es un calco mío y siempre tuvo vocación por el periodismo y ya hace deportes en el programa de la tarde”.

Orgulloso del camino recorrido, reflexiona: “A los 40 tuve una crisis y me vino bien. Edité mis libros y comencé una nueva etapa. Hoy, junto a Caro formamos parte de “Manos en Acción” una ONG que realiza acciones maravillosas. Recientemente tuve el honor de ser distinguido por la Asociación Amigos de Avenida Corrientes, con una placa “al parlante porteño” en la puerta de la radio”.

Se define como un agradecido de la vida por tener a la mujer que siempre soñó, el trabajo que siempre anheló y los hijos que nunca creyó que podía tener: “Me hice de abajo. Sólo pido salud para poder continuar este camino. Todavía estoy cumpliendo mi misión”.

Por Leticia Pomo

Fotos: Album familiar

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios