martes 19 de febrero de 2019
caras>
ACTUALIDAD | 06-03-2017 14:09

Gabriel Lage: el elegido de Juliana Awada

“Vestir a la Primera Dama fue un honor” Galería de fotos

Su teléfono no para de sonar. Algunos números le resultan conocidos, como el de una clienta que llama para pedir un sobreturno ese día y otros, con característica internacional y notable diferencia horaria, lo sorprenden al borde de la emoción y las lágrimas. Desde que se dio a conocer el majestuoso diseño que Gabriel Lage (51) creó exclusivamente para la Primera Dama argentina, Juliana Awada (42), durante la ceremonia de Gala de los Reyes de España, los ojos del mundo se posaron en él. “Recibí llamados de medios importantes españoles para felicitarme y decirme que todo España hablaba de lo espléndida que estaba Awada. Realmente estuvo a la altura de la reina y me enorgullece”, se sincera el prestigioso diseñador argentino, que recibe a CARAS en su amplio atelier de La Recoleta tras el esperado “duelo fashionista” entre la reina Letizia (44) y Juliana.

Luego de dos meses de trabajo contrarreloj y cinco pruebas de vestuario, Lage expone el minucioso trabajo artesanal que significó la creación del diseño protocolar para la “First Lady”. “Se realizó un traje de noche en tonalidad rosa saturado tinte visón, teñido con técnica manual. Con escote en V, gran falda campana y media y fuerte volumen en la espalda, realizado sobre dos capas de transparencia nube. Una superposición de tull labrado en seda y filamentos de lurex, con aplicación íntegramente a mano de hilo de seda bordado artesanalmente en 12000 cristales Swarovski, mostacillas y cristal facetado”, detalla. Y resalta que para la ocasión se seleccionó como base de la pieza un género de la firma española Gratacó, y que el armado integral fue realizado por artesanos argentinos totalmente a mano.

Con el boceto original en su poder, el cultor del bordado explica que la utilización de la máquina de una sola aguja y sin pie de base para el diseño marcó la diferencia, y que se inspiró en la actual moda europea de faldas amplias. “Volví antes de mis vacaciones para empezar con las pruebas lo más rapido posible ya que teníamos muy poco tiempo. Juliana trajo una idea de estilo de vestido y yo la tomé para empezar a trabajar. Ella es una persona que entiende de moda, que sabe lo que quiere, que es práctica y sabe como llevarlo. Es absolutamente educada, sencilla y respeta los tiempos como cualquier mujer que viene a mi tienda. Además de ser bellísima, tiene una personalidad fantástica y lleva un vestido de alta costura como si tuviera una prenda sencilla, no la endurece. Como diseñador es un disfrute, además de una carta de presentación muy importante en el exterior”, asegura el cotizado designer. No es la primera vez que la esposa de Mauricio Macri (58) auspicia de musa del modisto, ya que también lo fue en la cena junto a la familia Obama, en marzo de 2016. “Recuerdo que en medio de la reunión con Barack (55) y Michelle (53), Juliana me escribió un mensaje agradeciéndome por vestirla, son gestos que no se olvidan. Después de la gala en el Palacio Real de España, se comunicó su asistente para decirnos que estuvo todo impecable”, destaca.

Sobre el reglamento protocolar requerido por la corona española, dice que aunque hoy es bastante permisivo, ya que se fue aggiornando con los años, estudió meticulosamente cada punto y los resultados fueron óptimos. “Juliana estaba feliz cuando lo vio terminado, le gustó mucho y era lo que se imaginaba. La última prueba lo caminó y estaba muy cómoda”, esboza con la satisfacción del trabajo culminado. Y siempre apostando a más, admite que su gran cuenta pendiente es vestir a la espléndida reina Rania de Jordania (46) y a la cantautora australiana Kylie Minogue (48). “Son dos mujeres únicas”, concluye.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios