jueves 17 de junio de 2021
caras
ACTUALIDAD | 27-09-2017 21:47

Sebastián Estevanez, en Cerro Castor, celebra el éxito de “Golpe al Corazón”

“Mi familia me inspira” Galería de fotos

Apunto de sentarse a almorzar, a Sebastián Estevanez le cuesta hablar de éxito, no es una palabra que la sienta cómoda. Dueño de una humildad que sólo los grandes tienen, el actor prefiere, como siempre, no subirse a la cresta de la ola y mantener los pies sobre la tierra. Luego de un tiempo fuera de pantalla, “Sebas” volvió con todo en “Golpe al Corazón”, la nueva ficción que revolucionó el Prime Time de Telefe y que desde su comienzo, hace una semana, marcó picos de 16 puntos de rating y compite minuto a minuto con “Las Estrellas”, el ciclo de El Trece y “Bailando por un Sueño”. Acostumbrado a que sus ficciones sean exitosas, el actor prefiere quitarse mérito y otorgárselo a sus compañeros de elenco, el cual encabeza con Eleonora Wexler a la producción, a los libros de la tira y a todo el equipo técnico.

Familiero y divertido, Estevanez aprovechó un alto en las grabaciones y viajó con su familia, su esposa Ivana Saccani y sus tres hijos, Francesca (10) Benicio (7) y Valentino (2), a Cerro Castor en Ushuaia, Tierra del Fuego, para disfrutar de la nieve y esquiar en una de las mejores pistas de la Argentina. “Estuvimos tres días alojados en la base del Cerro y como había muchísima nieve pudimos esquiar un montón, Ivana, yo y mis dos hijos más grandes ya que ‘Valen’ tiene que esperar hasta los tres años para empezar con la escuelita de esquí. Pasamos unos días increíbles. Para mí ellos son lo más importante del mundo y atesoro cada momento que estamos juntos. Es mucho el tiempo que yo le dedico a las grabaciones así que me vino fenómeno cortar unos días y dedicarme a la familia”, le contó “Sebas” a CARAS.

Dueño de un carisma que cautiva al público, aunque él no lo quiera reconocer y prefiera el bajo perfil, el actor contó cómo se sintió en este regreso a la televisión: “Tenía muchas ganas de volver a la tv y más aún con un gran proyecto como lo es ‘Golpe al Corazón’. Cuando me dieron los libros de la novela me encantaron y enseguida me puse a trabajar para dar lo mejor de mí. La química con los compañeros, con Eleonora se dio enseguida, al igual que con el resto del elenco y formamos un gran grupo de trabajo. Eso se ve reflejado en la pantalla. Por suerte parece que la historia gustó y el público, con quien estoy más que agradecido, acompaña. También me gustaría aclarar que me alegra que a todas las ficciones argentinas les vaya bien”, dijo mientras se corría del rol protagónico: “No me siento el protagonista, no me gusta pararme en ese lugar, siento que todos son protagonistas. La novela es buena porque los libros son buenos, las historias son buenas y los temas que tocamos le interesan a la gente. Son profundos y es una historia positiva la que contamos. Me reencontré con amigos y colegas como Eleonora. Es una mujer espectacular y trabajar una vez más con ella me da muchísimo placer. Nos conectamos desde el primer día. El elenco en general está conectado. Estoy orgulloso de todos los que trabajan en la tira”, dijo.

Increíblemente la historia de Rafa Farías, su personaje en “Golpe al corazón” que queda viudo por un accidente de su esposa, tiene mucho que ver con un episodio que sufrió el actor cuando en 1997 tuvo un accidente de auto en Punta del Este y estuvo más de dos semanas en coma. “Cuando vi los libros me acorde del accidente, ahora siento que es como una señal. Me sensibiliza el tema. En el ’97 quedé internado 17 días en coma cuatro. Tenía apenas 10 por ciento de probabilidades de sobrevivir pero lo logré. Había volcado en una ruta mal señalizada de Punta. El auto dio cuatro, cinco vueltas. Manejaba sin el cinturón de seguridad. Por dos meses estuve entre la vida y la muerte, y de ahí salí a la silla de ruedas, porque en el choque salí por la ventana y me hice pelota. Estuve un año en rehabilitación. Son cosas que a uno lo marcan y le dejan una enseñanza”.

Con respecto a alto rating que tiene “Golpe al Corazón”, Sebastián asegura no estar pendiente de eso y dice que sabía que la historia iba a gustar: “Yo sentía que iba a andar bien. Los libros estaban buenísimos, sólo faltaba poder contarlos y estaba seguro de que iba a pegar en la gente. Le pusimos el alma y el corazón para que guste el producto. Me emociona el apoyo de la gente en la calle, de los colegas y de los periodistas. Es espectacular lo que nos pasa”, dice conmovido.

Perdidamente enamorado de su esposa dice que ella siempre lo apoya en cada trabajo y decisión que toma: “Ivana es incondicional, ella es mi sostén. Todo el tiempo la mujer que amo me tira buena vibra. Mi familia es mi todo y me da fuerza de voluntad. Estoy feliz. Somos un equipo en la vida y las cosas se logran en equipo. Solo nunca se logra nada pero en equipo podés conquistar todo lo que te propongas”, finalizó el actor.

por Federico Levin

Agradecimientos:Fotos: Matías Cullen Cerro Castor. Familia Begue. Adidas. FOTiar.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios