viernes 24 de mayo de 2019
caras
ACTUALIDAD | 21-12-2017 17:48

La navidad familiar de Mariano Martínez y Camila Cavallo

El actor junto a su mujer, abren su casa de Nordelta y muestran los preparativos navideños Galería de fotos

Dice que de chico le gustaba superar sus miedos, que cualquier cosa que sentía que era un defecto en él, lo corregía. Mariano Martínez (39) tenía 9 años cuando la vida lo puso por primera vez a prueba. “Siempre fui muy tímido y metido para adentro. Para desinhibirme, a los 7 empecé artes marciales. Arranqué con Taekwondo, que me dio seguridad. Pero dos años después me pisó un colectivo, estuve internando un mes y medio en una habitación comunitaria y luego gracias a mi mamá me trasladaron al Hospital Garrahan. Dejé el deporte porque estuve sin caminar hasta los 12 años. No me olvido más: una tarde en la plaza Malvinas Argentinas un señor me sacó el bastón y ahí me quedé un rato largo hasta que intenté y empecé a caminar, la imagen es como de película. Quise retomar la actividad física pero la pierna no tenía la misma resistencia. Busqué otra cosa y me enganché con el teatro”, asegura mientras toma mates en su casa de Nordelta.

La perseverancia está en sus genes. Al compás de sus clases de actuación en el colegio y en la Escuela de Arte de Avellaneda, logró canalizar lo que le pasó y olvidar su timidez. “La experiencia te va mostrando que todo depende de la cabeza de uno”, agrega quien fue el recordado boxeador Valentín en “Campeones”, el popular “Rey Sol Marquesi” en “Son Amores”, el campesino Segundo en “Valientes”, “El padre Tomás” en “Esperanza Mía” y Santiago Alvarado en “ADDA”, por sólo citar algunos de sus trabajos televisivos.

Mariano habla con la misma pasión de ese niño que nació en La Boca, se crió en Avellaneda y jugaba en el potrero de su barrio. En sus gestos aparecen esas tardes de fútbol y sacrificio para ayudar a sus padres. Es un legado que, aclara, siempre le inculcará a sus hijos Olivia (8) y Milo (4) —fruto de su relación con Juliana Giambroni (27)— , y a Alma, la beba de seis meses que tuvo junto a su novia Camila Cavallo (23), con quien convive y sale desde hace un año y cuatro meses. “Estoy feliz por la familia que formé. Me enorgullece ver lo bien que se llevan mis hijos y cómo se quieren con Cami. Acabamos de vivir una semana increíble en Mar Azul, que fue el broche de oro de uno de mis mejores años con el nacimiento de Alma”, afirma en plena producción navideña con CARAS mientras, a pocos metros, en el césped de su parque, su perra boyero “Mía” juega con los gatos de la modelo: “Lolo” y “Mila”.

Podés leer mas: Mariano Martínez se animó y cambió su look por completo

—Es la primera Navidad con Alma…

—Mariano Martínez: Sí, es un momento de mucho disfrute para nosotros. Esta navidad la pasamos con mi papá y su familia. A diferencia de cuando nacieron Oli y Milo que estaba en el auge de mi carrera, ahora rechacé trabajos para estar más tiempo con mis hijos. Estoy como productor en una obra hermosa que compré los derechos y espero estrenar este año. También me interesa hacer un unitario y la conducción de un programa de entretenimientos sobre parejas en Telefe, que me propusieron para el verano. Esta paternidad me agarra más maduro, me permite acompañar más el crecimiento de ellos. Me encanta llevarlos a la escuela o ayudar en casa con las tareas de la beba, que es una santa. Se adapta a los viajes, se banca las producciones de fotos: es tranquila y buena al igual que su madre. Desde el primer día también la vi físicamente parecida a Camila.

—Camila Cavallo: Siempre quise ser madre joven, me nace naturalmente. Además, la experiencia de Mariano me da mucha seguridad, aprendo día a día con él. Alma me cambió la vida, es mi prioridad e incentivo permanente. Yo le veo la mirada igual a la del papá y a la de Milo.

—¿Y qué le enseña Camila en esta crianza?

—MM: Siempre fui hiperquinético y desde hace algunos años trato de estar más tranquilo. Hice terapia desde los 18 hasta los 28, y luego retomé cuando me separé. Hoy ese ejercicio lo realizo solo, pero Cami me ayudó un montón a ser menos ansioso. Su forma de ser me baja a tierra, me hace disfrutar más del presente y no pensar tanto en el futuro. Olivia es como yo y permanentemente le hablo para que aproveche más lo que vive en el momento.

—¿Cómo definirían el vínculo que tienen?

—MM: Mi felicidad parte de una relación sana. Aparte de amarla, Camila es una persona buena, talentosa con sus cuadros de pintura, independiente, con valores que admiro. Estamos aprendiendo y conociéndonos día a día porque todo aún es muy reciente. Pero lo más lindo es que no planificamos nada, desde nuestra primera cita hasta la llegada de Alma, las cosas se dieron naturalmente. Y lo recibimos con absoluta alegría, nos encanta estar todo el tiempo juntos y cuando aparecen diferencias, las charlamos. Ahora que de a poco los dos retomaremos la profesión, decimos que nos vamos a extrañar un montón. Si bien aún no está en los planes casarnos o buscar más hijos, nuestro mayor compromiso es la familia que elegimos compartir.

—CC: Mariano es un compañero y padre incondicional, eso me enamora cada vez más, soy su fan número uno. Adoro compartir cada instante con él, desde tomar mates y filosofar hasta salir a pasear por el barrio con nuestros hijos. Nos complementamos como pareja, él me potenció como mujer, madre y persona.

—¿Aconsejás a Camila en su trabajo?

—MM: Sí, pero lo normal desde mi experiencia. Ella tiene carisma, un rol como modelo e influencer que va solidificando. Y sobre sus deseos de actuar, siempre le digo que de a poco va a ir logrando lo que quiere. Tiene lo fundamental: es emprendedora y se capacita en lo que le gusta.

—CC: Por ahora quiero dedicarme full time a la beba y hacer sólo las campañas publicitarias que el tiempo me lo permita. No me gusta dejar a Alma con una niñera. Más adelante, analizaré mis proyectos como actriz y también retomaré el Profesorado de Nivel Inicial.

—¿Cómo se llevan con las críticas?

—MM: No contesto porque hay muchas frustraciones depositadas en las redes. Si bien es imposible no leer algunos de esos comentarios con maldad, los ignoro. Siento que hay extremos en mi caso: están los que me aman y los que me odian. Cami a veces sale a defenderme (Risas).

—CC: Si se desubican mucho, les respondo con respeto. No me gusta que apunten y señalen sin conocernos. Siempre defenderé a mi círculo íntimo.

—¿También le resta importancia cuando otros famosos o parejas pasadas salen a hablar de usted, Mariano?

—MM: Más allá de que no me gusta cómo ciertas personas manejan su intimidad, los respeto, cada uno tiene su forma de exponerse. No me interesa dar notas para hablar sobre lo que alguien dijo de mí, es una energía que reservo para cosas más importantes. Cuando doy vuelta la página, me olvido de lo que pasó, no vuelvo a mencionarlos. Me quedo con las enseñanzas de cada momento y sigo con mi vida.

—¿Cómo vive esta navidad?

—En familia. Con los seres que amo. Con ilusión. Viendo la cara de felicidad de mis amores cuando esperan ansiosos la llegada de Papá Noel y luego abren los regalos. Revivo el niño interior que hay en mi.

—¿Qué va a pedir cuando brinde en las fiestas?

—MM: Salud, trabajo y conservar la felicidad que construimos como familia. Pero para que todo eso pase, deseo profundamente que se solucionen los problemas del país. Si bien nunca fui militante, es muy triste ver el enfrentamiento que hay entre nosotros. Frente a la falta de justicia, veo cada vez más violencia y eso me asusta como padre. Pero hablo todo el tiempo con mis hijos sobre lo bueno y malo de la vida, les digo que mucha gente la está pasando mal. Por eso, tienen que ser agradecidos y ganarse las cosas con sacrificio, como me lo enseñaron a mí.

Así como el enorme águila que tiene tatuada en la espalda, Mariano supo transformarse y adaptarse a cada situación. De aquel accidente que de niño pudo haber truncado su futuro, devino su vocación. Habla con la satisfacción de ese joven que logró las cosas solo, sin regalos ni herencia, y que hoy puede brindarles a sus hijos las oportunidades que anheló de chico.

por Naiara Vecchio

(Producción: Alicia Blanco)

Fotos Federico De Bártolo

Asistente de Fotografía:Ernesto Pagés. Agradecimientos:Niños:Mimo. Clair(Vestuario). Zapatos: @katakalioficial. La Martina. Camisas Balticoba: www.balticoba.com. Calzado: Luciano Marra. MakeUp:@Taticoronelok.Peinado:@martroanes. CityKids Juguetería. La Petite Boutique Pastry (Torta).

http://caras.perfil.com/2017-12-13-179121-camila-cavallo-adolescente-mariano-martinez/

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Minuto de Noticias

Resumen informativo

Los principales acontecimientos de la jornada.

Espacio Publicitario