lunes 14 de octubre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 22-05-2018 11:07

La última llamada de Carlo Di Doménico

El mensaje que dejó el diseñador el 1 de febrero al Vicedirector de CARAS, Héctor Maugeri. Allí explica su estado de ánimo y cuales eran sus proyectos inmediatos. Galería de fotos

El mundo que él supo inundar de colores y brillantes estampados se tiñó de negro para despedirlo en la mañana del viernes 18, en la que hasta el sol se escondía por momentos tras grises nubarrones. Carlo Di Doménico tenía 66 años, cuarenta y cuatro de los cuales se los dedicó a su gran pasión: la moda. “Creativo, generoso, cosmopolita, ecléctico, coqueto y divertido…”, fueron las definiciones más repetidas entre el íntimo círculo que lo despidió en el Cementerio de la Chacarita.

Sus hijos, Carla (27) y Stéfano (28) y su ex mujer, Susana Ortiz, presidieron el responso. Sólo unos pocos acompañaron el féretro en su último adiós. Su última pareja, Juan Manuel Campillo, Myriam Bunin, Evelyn Schield, Héctor Vidal Rivas, Vanesa Defranceschi de Noble, Maby Autino y Marcela Tinayre, encabezaron el cortejo.

 Desde hace casi un año, “Dido” como lo llamaban los amigos, había dado un paso al costado de la vida pública, de las fiestas y eventos a los que siempre concurría con una gran sonrisa y todas sus energías positivas. También de sus geniales y distintivos diseños. Luego había cerrado su atelier de Barrio Norte, marcando su retiro de su fascinante mundo y se había instalado a la ciudad de Arequito, cerca de Rosario (de donde es oriunda su pareja). Sólo los más íntimos sabían que estaba muy enfermo. Los mismos que comentan que la leucemia que padecía lo llevó a recluirse porque no quería que nadie viera su deterioro físico.

“A esta altura puedo decir que ya cumplí todos mis sueños. Pasé mi vida con una maleta a cuestas y siento que llevé la moda en mi ADN. Hice todo lo que quise y siempre tuve a mis ángeles protegiéndome…”, había dicho cuando abrió las puertas de su casona en exclusiva para CARAS.

Como él mismo dijo, se dio todos los gustos. Heredó la pasión por la moda de su madre, que era modista, y comenzó su carrera en su Mar del Plata natal para luego llevarla al mundo entero. Vistió a las grandes divas argentinas que lo despidieron por las redes sociales. Mirtha Legrand, Susana Giménez, Moria Casán, Graciela Borges, Teté Coustarot, Nora Cárpena, Nequi Galotti, primeras damas, princesas, las mujeres de la “high” lucieron sus creaciones.

Llevó la moda por el mundo y de allí también se trajo las telas más suntuosas para crear su distintivo sello: una explosión de colores, estampados y el infaltable “animal print”. Cuando febrero llegaba a su fin y el verano comenzaba a despedirse de las playas de Punta del Este que él tanto amaba, el subdirector de CARAS,

Héctor Maugeri, mantuvo la que sería, su última charla. “Estoy un poco mejor. Obviamente, medicado. El doctor fue categórico al decirme que debía tomarme un año sabático porque ya no fue un pico de estrés lo que tuve… ¡Me fui al diablo! Dormía dos horas por día y trabajaba en todos los negocios. Ponía mi cara y mi cuerpo en cada fiestita. Trabajaba como uno de 30 ó 40 y, la verdad, que ya pasé los 65.Así es que la máquina dijo ‘Stop’. Ya venía con ganas de parar un poco porque son 44 años en la moda y la verdad estaba un poco cansado con estos temas de la Argentina. Con todo el dolor que represente, decidí cerrar los negocios porque fue una manera de sacarme un peso de encima. ¡La verdad es que solo en esta lucha no puedo con todo! Juan Manuel tiene sus negocios. Fui unos días a Punta del Este pero nada sociality, sólo a descansar. Paso mucho tiempo en Santa Fe, en donde puedo descansar y sólo tengo tranquilidad…”, aseguraba “Dido” con su inolvidable voz por momentos entrecortada.

Hoy los amigos comentan que sus diseños ya se extrañan y todos coinciden que lo que más sienten que faltan son sus estruendosas carcajadas que hacían brillar sus trasparentes ojos claros. Mientras su pareja había pedido la cremación, sus hijos presentaron una denuncia en la Policía para frenar todo y realizar una autopsia para determinar la real causa de su fallecimiento.

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario