lunes 10 de agosto de 2020
caras
ACTUALIDAD | 20-07-2020 16:20

La rotunda transformación de Victoria Vannucci: de cazar animales a hacerse proteccionista

La empresaria, separada de Matías Garfunkel, se instaló en San Diego donde inauguró un restaurante.

Atrás quedaron las fotos en las que Victoria Vannucci junto a su entonces esposo, Matías Garfunkel, fumaban habanos sobre un animal que ellos mismos habían cazado. Por más que intente hacerlas desaparecer, las imágenes recorrieron las redes y el repudio fue generalizado. "Asesina", fue la palabra que apareció en la mayoría de sus publicaciones entre otras palabras por demás ofensivas.

Para esa misma época, Vannucci había lanzado también su marca de lencería erótica en un coqueto y lujoso local sobre la avenida Alvear, el que fue totalmente vandalizado con leyendas alusivas a su rol de cazadora. Al poco tiempo, lo cerró y fue vaciado. Sus empleados quedaron en la calle y sin haber cobrado sus sueldos correspondientes, lo que le significó un nuevo repudio a la actriz. 

Ya pasó mucho tiempo desde que ocurrió esto: la pareja luego se separó y ahora ella se instaló en San Diego junto a sus hijos Indiana y Napoleón. Victoria dio una vuelta de página a su vida y el cambio es por demás rotundo: no sólo que no caza más animales sino que, por el contrario, ahora se transformó en una ferviente proteccionista. Por otro lado, abrió una cadena de restaurantes sustentables 

Además se hizo vegana y toda esa modificación en su vida fue producto de una profunda reflexión: "Cometí errores porque ignoraba lo que estaba sucediendo en la tierra y por eso me di cuenta de que era momento de hacer un cambio de verdad", aseguró la actriz en una nota con Mágazine Locale.

Por último, contó: "Es vital que tomemos conciencia de cómo cultivamos y preparamos nuestros alimentos. Me llevó bastante tiempo comprender la verdadera importancia de estas cosas y cómo yo también debo convertirme en un administrador en este mundo, para ayudar a cuidar a otros seres vivos y nuestro planeta en el proceso. Y me di cuenta de que debo reconocer mis propios errores y rectificarlos".

Hasta el momento, el intento de Victoria de mostrar su nueva faceta, no tiene la repercusión que hubiera deseado dado que sus seguidores no paran de insultarla con las palabras más hirientes y frases que a cualquier persona en su sano juicio afectaría enormemente y son contados con los dedos de la mano los mensajes de aprobación.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios