lunes 15 de julio del 2024

Chocolatería Guerrero

El deleite de Calafate. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

Ana Guerrero, ¿cómo fueron los inicios de la Chocolatería?

La misma fue creada en 1968 por mi papá Zelmar Guerrero, con la finalidad de hacer algo propio del lugar, ya que empezaban a llegar turistas argentinos y también extranjeros.

Estaba todo por hacer en ese momento, Calafate era un pueblo de 400 habitantes aproximadamente. Apasionado por la gastronomía y con conocimiento de chocolatería, Zelmar empezó a fabricar de forma artesanal cada uno de los chocolates.

Era muy difícil la logística, teniendo en cuenta que eran 3000 km que lo separaban de Buenos Aires, donde compraba la materia prima, planificar cada uno de los insumos para tenerlos y poder producir en una temporada muy pequeña, que era de diciembre enero y febrero. Con el tiempo se fue ampliamente, de a pequeños pasos, ¡hasta la apertura de nuestro aeropuerto internacional!

 

¿Qué productos y servicios brindan al público?

Inicialmente se pensó en hacer chocolates, utilizando la mejor calidad en cada uno de nuestros productos. Barritas con frutos secos, las tradicionales de marroc dulce de leche, con los tres tipos de chocolate Blanco leche y amargo y una característica, cortadas a cuchillo (que se conserva hasta la actualidad) con el afán de que tenga una identidad que no lo confundieran con el chocolate Bariloche.

En la actualidad barritas de chocolate, chocolate en rama, bombones y alfajores que se elaboran todos los días y de acuerdo a la demanda dos o tres veces al día.

A su vez, se incorporó tecnología, tenemos tres máquinas templadoras automáticas y dos manuales donde se prepara el chocolate para los distintos productos.

Las cremas ganache se elaboran con productos de la zona y de producción local, la demanda nos llevó a producir chocolates con productos innovación, eso es lo que nos permitió sobrevivir y crecer en el tiempo.

Nuestros productos se venden en nuestro local y proveemos a otros comercios.

También, para festividades producimos chocolates personalizados. Una fecha muy importante es Semana Santa donde se elaboran los huevos de pascua y también los locales acuden para pedir sus huevos o formas especiales con rellenos y sorpresas.

Por supuesto que tuvimos temporadas difíciles donde sufrimos crisis por situaciones económicas, entre otros. Mi papá se jubila cuando cumple 70 años y seguimos conduciendo mi hermana Karina y yo. Nosotras desde chicas aprendimos el oficio y nos fuimos capacitando con cursos específicos inherente al chocolate y sus derivados.

 

¿Cuáles son las claves para lograr ser una marca destacada en la región?
Sostener en el tiempo una empresa familiar y adaptarse a la demanda de los clientes siempre conservando la calidad en cada uno de sus ingredientes y pensar en una buena presentación, caja y bolsa, es lo que nos sostiene como una marca reconocida localmente y en la región.

En la actualidad, contamos con colaboradores empleados que tenemos durante todo el año. Además, ya trabaja nuestra hija sobrina aprendiendo el oficio para poder dirigir la empresa en el futuro.

Siempre pensando en incorporar nuevos moldes, maquinarias para facilitar y producir a mayor escala.

 

Datos de contacto:

Facebook: Chocolatería Guerrero El Calafate 

Instagram: Chocolatería Guerrero El Calafate 

 

Galería de imágenes
En esta Nota