lunes 22 de abril del 2024

FLORENCIA BERTOL – FLOR DE KETO NUTRIOLOGA

La cetosis es un estado natural del cuerpo en el cual utiliza grasa como fuente principal de energía en lugar de glucosa o carbohidratos. Cuando reduces al mínimo el consumo de carbohidratos, tu cuerpo agota sus reservas de glucosa y comienza a utilizar la grasa almacenada como combustible.

CREDITO CARAS

Existen varias formas de detectar si estás en cetosis:

Síntomas físicos:

Ausencia de hambre.

Mayor energía.

Mejora en la claridad mental.

Pruebas de medición:

Análisis de sangre.

Análisis del aliento.

Análisis de orina.

Es importante tener en cuenta que los síntomas de la cetosis no deben confundirse con los de la desnutrición.

Estar en cetosis implica sentirse bien y tener energía. Una vez superado el “Keto Flu” (un conjunto de síntomas temporales que algunas personas experimentan durante la adaptación a la dieta cetogénica), se pueden experimentar los beneficios de la cetosis siempre y cuando se siga una alimentación adecuada.

Es importante comprender la cetosis y el proceso de adaptación a las cetonas. Algunos aspectos a tener en cuenta son:

Pérdida de cabello: puede indicar deficiencia de proteínas.

Aliento a acetona: es un signo de cetosis.

Orina oscura: indica falta de agua.

Mareos: pueden ser síntoma de deshidratación.

Pérdida de energía: puede ser necesario consumir electrolitos.

Sequedad en la boca: puede indicar deshidratación.

Mal olor corporal: puede estar relacionado con el consumo de carnes y huevos con hormonas.

Vista borrosa: puede indicar desnutrición.

Frecuencia de orina: puede ser un signo de cetosis.

Falta de concentración: puede estar relacionada con desnutrición o deshidratación.

Poca resistencia en el ejercicio cardiovascular: puede indicar deshidratación.

Taquicardia y/o arritmia: puede ser un síntoma de deshidratación.

 

CONTACTO:

INSTAGRAM: FLOR DE KETO

MAIL: [email protected]

En esta Nota