jueves 20 de junio del 2024

La revolución está en nuestro interior

CREDITO CARAS

Vivimos en un mundo en el que se ha priorizado la educación de la piel hacia afuera, enfocada en el desarrollo del mundo externo que paradójicamente nos aleja de nuestra verdadera esencia y nos desconecta de nuestro verdadero propósito.

No es nuestra culpa, pero sí nuestra responsabilidad, explorar los aspectos del mundo interior ya que existe en la sociedad una tendencia cada vez mayor a la desconexión entre los seres humanos y respecto de nosotros mismos.

A medida que cultivamos el mundo externo la brecha con nuestro mundo interno se dispara, por eso debemos escoger el camino inverso, el camino menos explorado, el que nunca nos han enseñado, el camino al centro de nuestro corazón, hacia nuestro mundo interior, hacia el descubrimiento de nuestra verdadera identidad para encontrar la respuesta a quiénes verdaderamente somos en esencia, no en apariencia.

Mientras nuestro foco está puesto en el mundo exterior emparchamos, con recursos materiales, y de forma precaria, los vacíos que deja la falta de respuestas a los aspectos esenciales del ser.

Hay un mundo que está pidiendo a gritos mayor autenticidad y amor, pero para poder volver a colocar todas las caretas que usamos a diario en el vestidor debemos, primero, conocernos. Si no sabemos quiénes somos, cómo sabremos a dónde vamos.

No somos conscientes que nuestra vida y nuestras decisiones se encuentran atravesadas mayormente por mandatos familiares, sociales y culturas y a mayor influencia, nuestra esencia se desdibuja y cede. Construimos nuestra imagen y personalidad a semejanza de las exigencias que viven en el mar de nuestro inconsciente, mayormente delineamos nuestra impronta para no sentirnos rechazados, pero no nos damos cuenta que estamos siendo prisioneros de todas las capas que nos colocamos que no nos dejan brillar con nuestra propia luz.

El camino será entonces un viaje individual hacia el interior, que no requiere de equipaje sino de despojo, de deshacernos de todo lo que fuimos haciendo propio lo que somos, desechando todo lo que no nos pertenece,  lo que cargamos en nuestra espalda que no nos deja avanzar, responsabilidades que no son nuestras, decisiones que corresponden a vidas ajenas, deseos insatisfechos que nada tienen que ver con los propios.

El autoconocimiento no es un camino lineal, más bien entreverado y con muchos matices. Es un camino individual que probablemente no terminemos de recorrer nunca, porque nos iremos redescubriendo en las diferentes experiencias de la vida.

El camino de despojo de lo que fuimos para dar lugar a lo que verdaderamente somos, debe estar guiado por el principio de autorresponsabilidad, una de las claves para el nuevo mundo que está emergiendo e integrarlo en nosotros es un símbolo de coherencia y madurez para dejar de echar la culpa de los que nos pasa en un otro y convertirnos en seres soberanos y responsables de nuestras vidas.

Autora: Valentina Payo 

Creadora de “Healthy Lovers” 

Ig: @healthy.lovers

Web: www.healthyloversvp.com

Galería de imágenes
En esta Nota