miércoles 24 de julio del 2024
CARAS TV 08-07-2024 21:00

Soledad Silveyra reveló que, a los 72 años, tiene novio: quién es el afortunado

Solita vuelve a enamorarse a los 72 años y comparte detalles sobre su nuevo romance con el argentino que vive en Brasil.

Este lunes por la noche, la reconocida actriz Soledad Silveyra visitó el living de +Caras y dialogó con Héctor Maugeri, conductor del ciclo de entrevistas que se transmite de lunes a viernes en las pantallas de Caras TV y Net TV. Durante la entrevista, Solita reveló que a sus 72 años tiene novio y se animó a contar detalles de esta nueva etapa amorosa.

Tras varios años en los que no se le conocía pareja, Soledad Silveyra ha decidido volver a apostar al amor y está enamorada. La actriz de 72 años conoció al amor en Brasil luego de una década de soltería. Quién la enamoró, fue José Luis Vázquez, un argentino que vive en Buzios desde hace más de 40 años. Es empresario y dueño de la posada Abracadabra. Además, del restaurante Místico, que fue precisamente donde conoció a Soledad Silveyra.

Cuando el conductor de +Caras le consultó por su nuevo amor, la actriz reveló: “Estuve diez años cerrada al amor hasta que apareció José. Se los digo a las señoras mayores de 70 como yo, que tengo 72: es posible encontrar el amor y a un buen ser humano”.

Jose Luis Vazquez el novio de Soledad Silveyra
Jose Luis Vazquez el novio de Soledad Silveyra
Soledad Silveyra y José Luis Vázquez, su novio
Soledad Silveyra y su novio José Luis Vázquez

Sobre su nueva pareja, Solita confesó que la conmovió su educación y ternura. Al describirlo, expresó que “por sobre todas las cosas, es una gran persona y muy buen padre”.

Soledad Silveyra y José Luis Vázquez

Luego, relató que lo conoció en persona cuando fue a Buzios a visitar a una amiga. Allí, se esguinzó el pie cuando salió a caminar y se perdió, sin embargo, logró llegar a la posada de Vázquez. 

“Hablamos nueve días y varias horas por día. Me invitaba a quedarme en la posada pero yo no aceptaba”, confesó. Por último, emocionada, concluyó: “Hasta que, al noveno día, al final acepté quedarme a dormir. Tenía miedo, pero fue muy lindo”.

MDP

En esta Nota