miércoles 4 de agosto de 2021
caras
CELEBRIDADES | 16-06-2021 10:04

Andrea y Anna Chiara del Boca abrieron su corazón en una entrevista con Jey Mammon

Invitadas a Los Mammones, hablaron de la experiencia de “Perla Negra 2.0″, la remake que dirige Andrea y protagoniza su hija Anna.

Andrea del Boca y Anna Chiara se animaron a dar una entrevista a Jey Mammon. Allí, madre e hija hablaron de intimidades familiares y su nuevo proyecto en conjunto: Perla Negra 2.0.

Es un ser de luz... ay, ¡que chamuyera!”, bromeó Anna al definir a su madre. “Sí, discutimos, pero es que somos personas con actitudes muy distintas. Yo soy la más llorona, ella es más tranqui”, agregó sobre el vínculo con su mamá. “Igual, tiene una facilidad para llorar que, a veces grabando, los técnicos dicen: ‘Que no llore en el ensayo... ¡Guarden algo para la grabación!’”, aseguró Andrea sobre la capacidad actoral de su heredera.

“Es mi primera vez detrás de cámara. Mi hermana Annabella Enrique Torres, en plena pandemia, decidieron empezar un canal en YouTube y le ofrecieron a Anna hacer esta remake. Pero cuando le ofrecieron a Anna ser Perla, les dije que me gustaría ser parte del proyecto y dirigirlo. Un poco, en homenaje a mi padre, quien dirigió en la versión que hicimos en 1994. Y porque además no quería perderme de estar con Anna”, comenzó contando Andrea sobre su función en la remake Perla Negra 2.0.

Galería retro: el album de vida de Andrea del Boca en 10 fotos
Andrea del Boca cuando cumplió 15.

Justamente Perla Negra es, de todas las protagonizadas por Andrea, la favorita de Anna. “No vi todas sus novelas. Pero es esa”, reveló, a la vez en que contó que sentía cierta incomodidad al ver a su madre besándose con el galán de turno. “Ella me decía: ‘¿Por qué te besa ese hombre?’. ‘Porque mamá trabaja de eso’, le respondía”, recordó Andrea entre risas. “Lo veía en la tele, que para mí era una cajita mágica en la que hablaban las personas. Y pensaba: ‘¿Qué hace mamá chapando así, con esos pelos?’. Creí que tenía una peluca”, dijo Anna.

Yendo por el camino de las confesiones familiares, Andrea contó cómo su madre le leía los guiones para que aprendiera: “me leía los guiones, porque cuando empecé yo a los 3 años y medio, no sabía leer porque no iba al colegio, no porque era una burra”, se rió. “Mamá me lo leía como si fuese un juego, como una lectura de un cuento y me iba contando lo que decían los otros personajes, lo que decía mi personaje, de qué trataba la historia, qué le pasaba a la nena que tenía que interpretar. Y eso marcó toda mi vida, porque aprendí a estudiar por concepto, no puedo estudiar de memoria. Porque tengo muy mala memoria”, dijo.

Jey quiso saber si a Anna le interesaba la fama. Y la joven respondió: “Mediática, no. Persona pública, sí. Me gusta mucho actuar, tengo un amor inmenso y admiración por la actuación, las cámaras, dirección, producción, edición... Pero yo creo que, más allá de que está la sangre y es innegable, estoy destinada a actuar. Si ella no hubiera sido actriz, creo realmente que yo hubiese seguido este camino”, confesó.

“Nunca fui a la rastra a trabajar. Para mí era un juego. Yo no tomé conciencia hasta hace... dos años (risas). Supe que era un trabajo en la adolescencia”, dijo Andrea por su parte. “Las primeras veces fue cuando iba al colegio, iba al cumpleaños de mis amigas y era lo que menos me gustaba. Me llevaban a la realidad porque las madres me llevaban aparte para preguntarme si era verdad que el galán estaba con la actriz. Era un plomo, yo quería estar comiendo sanguchitos de miga, bailando, cantando. Entonces, le dije a mi mamá que no quería ir más. Es que no la pasaba bien, no estaba con mis amigas”, sentenció.

Andrea del Boca habló de su vida afectiva y emocional:
Andrea y Anna del Boca

“Cuando la veo a Anna transitando su vocación, su camino, me emociona. Cuánto tiene por delante todavía. Es sumamente profesional y es difícil cuando tu mamá te dirige o cuando se podría pensar que estás acomodada... Y no. A mí me pasaba cuando era chica, pero mi papá era quien más me exigía”, contó Andrea explicando cómo fue su trabajo con Nicolás del Boca.

El momento más emotivo de la noche se dio cuando, la joven actriz recordó a su abuelo: “¿Vos querés que llore?”, dijo Anna riéndose, pero al rato tenía la voz entrecortada y muchas lágrimas cruzándole el rostro: “Nicolás, para mí, es mi papá, en realidad. El siempre fue mi admirador número 1. Es luz total mi abuelo. Y para mí siempre está”, definió la heredera de la dinastía. “Por él, me gustaría dirigir en algún momento. Lo admiro un montón”, agregó.

Para cerrar, madre e hija se despidieron cantando junto a Jey Mammon en el piano: “El amor” (de la propia Andrea), “Te quiero tanto” (Sergio Denis), “Había una vez un circo” (Gaby, Fofó y Miliki), “Mamma Mia” (ABBA) y cerraron con “Tonta, pobre tonta”, también de Andrea y que patentó para la serie Zíngara.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios