domingo 17 de noviembre de 2019
caras
REALEZA | 22-10-2019 12:17

El dilema ético que deberán enfrentar el príncipe William y Kate Middleton con sus hijos

Es a raíz de una ley que la monarquía puso en vigencia a partir del 2015.

No todo será color de rosas para Kate Middleton y el príncipe William, quienes son los orgullosos padres del príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis. Una Ley de 2013, que entró en vigencia en 2015, podría complicarles la vida a los duques de Cambridge. Casualmente el 2015 fue el año en el que la princesa Charlotte nació y se convirtió en la primera mujer real en aparecer frente a su hermano menor en la línea de sucesión al trono gracias a esta ley.

Una de las otras disposiciones que se empezaron a implementar en ese año, era que los herederos hasta el sexto en la línea de sucesión al trono tienen que pedir permiso a la Reina para casarse. Es decir que las nuevas reglas significan que Kate y William podrían enfrentar una situación inusual. Como Rey y Reina, pueden ver a sus hijos enfrentarse a requisitos diferentes cuando se trata de pedirle permiso al monarca para casarse.

Durante la Etapa del Comité, cuando se estaba debatiendo la Ley de 2013, el parlamentario Christopher Pincher preguntó: "¿De dónde vino el número seis? ¿Por qué no tres, cinco o 12?” y agregó: “Si ponemos en práctica una regla que dice que el monarca puede y debe dar su consentimiento para casarse con las seis personas más cercanas en línea al trono, imagine un escenario donde un monarca tiene tres hijos, cada uno de los cuales tiene dos o tres hijos. El monarca pronto estará en la posición envidiosa donde el nieto número cuatro, que es el quinto en la línea del trono, debe buscar el consentimiento del monarca para casarse, pero El nieto número seis, que está séptimo en la línea del trono, no necesita buscar ese consentimiento. Eso no parece justo", aseveró. Y justamente ese es el dilema ético que podrían enfrentar los duques de Cambridge.

En este ejemplo, William, como monarca con tres hijos, enfrentaría la situación "injusta". Posiblemente tendría que otorgar permiso a algunos de los hijos de la princesa Charlotte y no a otros. O puede que tenga que otorgar permiso, por ejemplo, a la Princesa Charlotte para casarse y no a su hermano, el Príncipe Louis.

Antes de esto, cualquier heredero en la línea de sucesión tenía que pedir permiso a Su Majestad. La antigua regla habría visto a la última novia real, la Princesa Beatriz, tener que pedirle permiso a su abuela antes de comprometerse; un paso que no tuvo que tomar antes de decir sí a Edoardo Mapelli Mozzi.

Galería de imágenes

En esta Nota
Vicco García

Vicco García

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario