martes 18 de mayo de 2021
caras
REALEZA | 06-01-2021 14:27

El ex marido de Carolina de Mónaco, el príncipe Ernesto de Hannover, podría ir preso

El hombre de 66 años es acusado por "haber cometido un acto sancionable en estado de ebriedad". Galería de fotos

Se avecina un momento complicado para Carolina de Mónaco ya que su marido ante ley (aunque estén separados de hecho), el príncipe Ernesto de Hannover corre riesgo de ir preso por un problema que tuvo en el área de caza que le sirve de refugio en la localidad austríaca de Grünau im Almtal. Al parecer estaba en estado de ebriedad y cometió un acto que puede condenarlo hasta con tres años de prisión

Según informan sitios como El País y Quien.com, la fiscalía de Wels, la ciudad austríaca acusó al principal hombre de la Casa de Hannover por "haber cometido un acto sancionable en estado de ebriedad". Este inconveniente sucedió a mediados de julio de 2020; el príncipe en ese momento llamó a emergencias porque se sentía mal y a partir de ese momento comenzaron las estipulaciones sobre su estado.

Según el príncipe sufrió una hipoglucemia (cuando baja el nivel de azúcar en sangre bruscamente) y por eso llamó a los médicos: "Dije que debían darse prisa porque me sentía muy mal. Pero no sé por qué vino la Policía", explicó al reportero del Kronen Zeitung, a quien también le aseguró que los representantes de la autoridad lo atacaron sin ninguna razón, relata Ciudad.com.

A partir de la llegada de los agentes de policía todo es muy confuso, Hannover negó que hubiera cometido cualquier delito y dijo que lo maltrataron mientras que los agentes que estuvieron en el lugar argumentaron que él los amenazó con un cuchillo.

Según informan los portales, después de controlar la situación, las fueras policíacas lo derivaron a la clínica Vöcklabruck para que le hicieran una valoración psiquiátrica y aseguraron que debieron trasladarlo mediante la fuerza. Días más tarde el príncipe condujo hasta la comisaría de Scharnstein con un bate de béisbol y amenazó a dos agentes con matarlos, según publicó el Kronen Zeitung. 

Ahora la acción del príncipe según el código penal de ese país indica que puede ser acusado por "haber cometido un acto sancionable en estado de ebriedad". Dándole así la razón a la policía.

Por su parte la defensa de Ernesto dijo que el príncipe es inocente y aseguró que todo sucedió porque "bebió un par de copas de vino tinto mientras tomaba una dosis muy alta de analgésicos y que el alto nivel de hipoglucemia significa que esa noche no sabía lo que hacía".

¿Qué pasará?

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios