lunes 14 de octubre de 2019
caras
SALUD | 30-06-2019 08:52

Temblores en Angela Merkel: ¿por qué pueden aparecer los movimientos involuntarios?

La doctora Emilia Gatto reveló las principales razones por las que se puede presentar este cuadro.

La canciller alemana Angela Merkel volvió a presentar temblores durante un acto, motivo por el cual circularon todo tipo de rumores acerca de su salud. La primera vez que se pudieron ver, la versión oficial fue que la primera mandataria tenía un cuadro de “deshidratación” y tras repetir el síntoma, una de sus portavoces sostuvo que se encuentra “activa” y saludable.

Consultada por Caras Salud, la doctora Emilia Gatto, médica a cargo del área de Movimientos anormales de INEBA y de la sección Neurología del Sanatorio de la Trinidad Mitre, sostuvo que “pueden darse movimientos anormales por deshidratación, pero son poco probables” y que el patrón que los caracteriza “es muy específico”.

En realidad, en casos de deshidratación severa “se producen alteraciones metabólicas que pueden llevar a mioclonías, que son movimientos irregulares como sacudidas breves, abruptas, similares a una descarga eléctrica” y que solo en muy contadas ocasiones puede tener “un patrón regular, como el temblor que se aprecia en los videos” de la mandataria alemana.

“Lo que se ve en las filmaciones es un movimiento involuntario que aparece en la postura de pie, que pareciera comprometer piernas y brazos y que desaparece al caminar. Estos síntomas son compatibles a los temblores ortostáticos, que son movimientos rítmicos, regulares, de una frecuencia bastante rápida”, señaló la doctora Gatto, a la par que indicó que estos temblores también desaparecen cuando el paciente está en reposo.

Según especificó la médica, existen “temblores ortostáticos primarios donde no hay una causa objetiva” y que si bien son poco comunes, “ocurren con mayor frecuencia en mujeres, a partir de la la sexta década de la vida” y generan gran ansiedad y angustia porque quien lo sufre teme que pueda llegar a caerse.

A su vez, Gatto aclaró que múltiples causas pueden generar temblores ortostáticos, entre ellas cuestiones emocionales, lesiones vasculares, alteraciones en la función tiroidea o bien ser una manifestación secundaria que muestra el inicio de una enfermedad neurodegenerativa, entre ellas el Parkinson y otros parkinsonismos, pero en estos últimos casos se le suman otros patrones nuevos.

Con todo, existen circunstancias que pueden imitar estos temblores. Por ende, para confirmar o descartar su presencia se debe primero evaluar al paciente y luego realizarle un estudio llamado “registro electrofisiológico del temblor”, que muestra la frecuencia de este movimiento, si el momento en el que aparece es cuando el paciente está de pie y si compromete a miembros superiores e inferiores.

El abordaje de estos temblores dependerá de la causa que lo genera. “Pero en todos los casos se puede dar tratamientos sintomáticos  con drogas como clonazepam y  gabapentina”, concluyó. 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario