miércoles 21 de abril de 2021
caras
ACTUALIDAD | 03-11-2015 11:15

Romeo Santos: la intimidad del "Rey de la Bachata"

"Tengo todo lo que el dinero puede comprar" Galería de fotos

Su vida comenzó en los barrios más bajos y carenciados de Nueva York. Tuvo una infancia dura pero gracias a la música salió adelante. Y hoy a sus 34 años, se convirtió en el artista mejor pago del mundo. Dueño de una voz y una interpretación que lo convirtieron en el “Rey de la bachata”, Romeo Santos regresa a la Argentina, de la mano de Fenix Etertainment Group, para brindar tres shows, el 7 en Rosario, el 8 en el Estadio Unico de La Plata y el 10, en Neuquén. Luego de haber reunido a 90 mil personas en River Plate, a comienzos de año, el cantante del momento volvió a agotar todos los tickets para sus presentaciones: “Estoy muy feliz de volver a este país tan hermoso y cálido que siempre me acompaña. Me siento como si estuviera en casa. Aquí he cumplido muchos de mis sueños. Siempre habrá lugar en mis giras para pasar por la Argentina, un país que ya forma parte de mi corazón”, contó Romeo.

Con más de tres millones y medio de discos vendidos y una fortuna que asciende a los 215 millones de dólares, Santos adora la comida de nuestro país, el tango, baile que practica a diario, y su deporte favorito es el básquet. Siempre atento a su imagen el “Rey de la bachata” viaja a cada país que visita con diez valijas y puede realizar hasta cuatro cambios de vestuario en una noche. Sus shows reflejan su fortuna y su forma de vivir. No escatima en nada. El escenario está cubierto de pantallas de led, cuenta con más de 150 luces robóticas y en el armado del show trabajan 200 personas con las que él siempre tiene un trato amable y cordial.

“Tengo todo lo que el dinero puede comprar —como dice su canción ‘Soberbio’— pero tengo en claro que la felicidad pasa por los afectos, la familia y la salud. Hoy como tengo la posibilidad económica, en mis shows no falta nada. Siempre busco lo mejor para mis fans”, resume el artista que viaja en su propio avión y que también tiene un bus aggiornado con la más alta tecnología para cuando tiene que recorrer distancias cortas.

Padre de Alex, de 14 años, hijo al que reconoció recién hace hace cuatro años, Romeo lo tuvo a los 17 y hoy, como para recuperar el tiempo perdido, se convirtió en un papá ejemplar. Durante sus días en Buenos Aires ocupará la suite más glamorosa del hotel Faena & Universe. Sin grandes pretensiones para su camarín sólo pidió uvas, cognac, fiambres y bebidas energizantes. El artista además cuenta con un grupo especial de custodia que velan por su seguridad las 24 horas del día.

“Soy un hombre muy sencillo que hace lo que le gusta y gracias a Dios eso también es lo que le gusta al público. Mi vida es la música. Siento que no hay un techo en mi carrera; nosotros seguimos creando y haciendo cosas. Por eso continúo adelante sin limitaciones. Como para mí hacer música y componer es algo tan orgánico, puedo vivir haciéndolo siempre. Es parte de mí; vive conmigo... Y si por ese camino sigue llegando el éxito, pues bendecido sea”, afirmó el cantante quien luego de su paso por la Argentina viajará a Chile para presentarse en tres ciudades.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios