lunes 12 de abril de 2021
caras
ACTUALIDAD | 17-12-2015 15:13

"Mi primera navidad como Mamá"

Callejón: Merry Christmas en familia Galería de fotos

Nada en la vida es más importante que su familia. El universo de María Fernanda Callejón (49) es completo junto a su marido, el músico Ricky Diotto (36), y la pequeña Giovanna, de tres meses, esa hija tan buscada y deseada por el matrimonio. Además de festejar la primera Navidad y el Año Nuevo como mamá, recuerda especialmente cuándo, el 23 de diciembre del 2014, le confirmaron que estaba embarazada. “Ahora viajamos a Villa Carlos Paz para estar con mi papá Osvaldo, mi hermana Sandra, tíos, primos y sobrinos, porque quiero que mis seres queridos disfruten a mi hija, ya que viven lejos. Con Ricky nos quedamos cuatro días y regresamos para estar con la familia de mi marido”, cuenta la actriz, que los primeros días de enero estrena, en un teatro de la calle Corrientes, la comedia “Separados” (Todos Somos Uno),con la dirección de Martín Mariani, y un elenco que, incluye, además de “Fer”, a Esteban Prol, Candela Vetrano y Rodrigo Noya.

En su departamento del barrio de Colegiales, su arbolito de Navidad es diferente a otros: este año los tres eligieron un pino hermoso que adornaron con luces, guirnaldas y el tradicional pesebre.“Lo armamos en familia y tiene una hermosa estrella que a Giovanna le llama la atención por los colores. Nuestra hija es un regalo hermoso y celebraremos las fiestas con todas las bendiciones y mucho amor, como tantas veces lo soñamos. Este es el comienzo de una nueva etapa y estamos muy emocionados. Nuestra hija es el regalo que Dios nos brindó y con el que nos ilumina todos los días. Vivimos cosas lindas y nuevas, y mi deseo para todas las mamás que no pueden tener hijos es que lo sigan intentando porque ‘se puede’”, dice Callejón.

Su historia para ser mamá fue épica, ya que perdió tres embarazos a causa de la Trombofilia, una enfermedad que en su caso es adquirida y no deja que el embrión se transforme en feto, entonces se interrumpe la gestación antes de los tres meses de embarazo. “Perdí un embarazo a los 18 años, otro en los noventa, y el último en 2011, y en ese fue cuando Claudia Villafañe, a quien quiero muchísimo, me presentó al doctor Juan Carlos Mannara, uno de los directores de ‘Procrearte’, quien me mandó a hacer estudios muy específicos”, contó. La buena noticia del embarazo le cambió la vida para siempre cuando el 22 de agosto nació Giovanna. “En la vida gana el que sabe esperar. Te habla una mamá que esperó tanto, y encima muchos tienen prejuicios con eso, critican que desee ser mamá siendo tan grande. Pero yo le voy a dar amor, es una hija que me buscó a mí. Yo también corrí contra el reloj biológico, fui como una Forrest Gump de la maternidad, para mantener esa fe y ese sueño— confesó la actriz, antes de referirse al secreto de su persistencia—. Nunca bajé los brazos, cada vez que me enfrenté a un tratamiento, sentí que tenía la energía de la primera vez que quería ser mamá. Si uno sabe procesar todo lo que le va sucediendo, lo que te pasa en la vida, cada obstáculo te va fortaleciendo”, había contado.

Aunque es consciente de que estas fiestas serán especiales para ella y Ricky, vuelve a conectarse con su felicidad y agrega: “Somos papás enamorados, mi hija es un sol, se parece al papá, tiene la cara de Ricky y, aunque es muy pequeña, ella me da fuerzas para volver al trabajo. Gracias a Dios tengo una señora que es como una segunda mamá para mí, que la cuida en mis horas de ausencia cuando ensayo, pero tras el debut estará mi marido durante el tiempo que transcurran las funciones”, agregó.

La actriz sonríe para la cámara con un brillo en los ojos que denota un infinito agradecimiento, y luego pide para la Nochebuena abundancia y prosperidad. “Salud para nuestra hija y muchos regalos del Niño Jesús —no materiales— para que los ángeles la bendigan en esta maravillosa vida”, concluye.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios