miércoles 24 de febrero de 2021
caras
ACTUALIDAD | 24-05-2016 16:07

Sara Stewart y su vínculo con Jorge Lanata

Charla íntima sobre su carrera y relación. Galería de fotos

Su ausencia en los Martín Fierro explica bastante su presente. Es que a pesar de su natural resistencia a la exposición que implica ser la mujer de Jorge Lanata, Sara Stewart Brown eligió transitar otro andarivel. Aunque alguna vez su rol de productora la cruzó con su marido, hoy tomó un desvío hacia el mundo del arte, mucho menos vertiginoso que el de la televisión. En parte por eso decidió no participar de la ceremonia de entrega de los premios Martín Fierro, justo la noche en que el conductor levantó cuatro estatuillas, entre ellas, el Oro.

En el marco de la cuarta edición del evento "Talleres abierto de Par en Park", en el Central Park de Barracas, donde tiene su atelier, "Kiwi", como le dicen sus amigos, habla de su apuesta artística, explica por qué no fue a los Martín Fierro y le responde a los abucheos que recibió Lanata.

—¿Qué significa este taller para usted?

—Hace tres años me invitaron a un evento e hice la gestión para tener mi taller. Hoy es donde realizo mis obras. Es el lugar donde me retiro, me abstraigo y vengo a hacer lo mío. No tengo Internet, distracciones, vengo y trabajo. Es un lugar que tiene una mística que está buenísima, un aire industrial, y está lleno de artistas.

—¿Qué artistas frecuenta?

—(Eugenio) Cuttica está un montón acá, (Eduardo) Hoffman pasa mucho tiempo, Mónica Van Asperen con su esposo curador también andan mucho por acá.

—¿Es celoso de su trabajo el artista?

—Para nada, te invitan a ver lo que están haciendo, son muy generosos. Entrás a su taller e intercambiás ideas. Hay un clima de vecindad. De hecho, al dueño del edificio, Gustavo Fernández, le decimos "El Chavo" (risas).

—¿Hace cuánto tiempo se dedica al arte?

—Era productora de teatro y hace ocho años empecé a estudiar artes visuales en el IUNA. Desde hace cuatro produzco un poco más, me especialicé en grabado y ahora estoy con lo de los papelitos. No soy constante en cuanto a la producción artística, pero cuando me meto trato de sacar una serie sobre un tema. Ahora estoy con la serie de papelitos, que me llevó un proceso y encontré cómo me gusta que quede. La serie se llama "Papelitos de colores", tiene que ver con cuando está todo bien, estás feliz y decís 'es todo papelitos de colores', viene de ahí. Me gusta el pop y voy por el lado de la inquietud estética y visual, pero no soy de referenciarme en ninguna corriente en particular. En el arte me gusta apuntar a la felicidad y a lo que me divierte. Quería explosiones de papelitos que quedaran suspendidos, empecé con tanzas y terminé haciendo incisiones con bisturí, tiene movimiento, así que estoy contenta.

—¿Jorge la aconseja?

—Él tiene una gran sensibilidad con el arte. Hace un año se empezó a interesar un montón y toda su carrera se dedicó a procesos creativos, así que opina acerca de mi trabajo.

—Ahora que él decidió instalarse en Miami, donde hay un crecimiento del campo artístico, ¿le gustaría probar suerte allá?

—Tuvo un crecimiento enorme los últimos cinco años, se siente una vibra más interesante. Pero todavía soy “chiquita” en lo que hago, tengo que crecer, cuando me la crea un poco más probaré.

—¿Cuáles son los planes a nivel personal?

—Para este año por ahora estoy con mi hija (Lola) acá, tengo mi tienda que la acabo de inaugurar en diciembre, así que mi plan es en Buenos Aires. Él está con un parate con su proyecto de Miami por una cuestión técnica, así que estará unos dos o tres meses en Argentina. Y después irá y vendrá.

—¿Por qué no fue a los Martín Fierro?

—Porque nos pareció copado que fuera con las chicas. Bárbara trabaja en el programa y yo soy más pudorosa. Las veces que fui la pasé súper, pero esta vez lo charlamos y estuvo bien que fuera con las chicas.

—¿Qué opinión tiene respecto a los abucheos que recibió Jorge en el escenario?

—Los abucheos era algo que podía pasar, pero fue una falta de respeto justo en ese momento. Por cuestión de personalidad, sufro que él genere esos momentos tensos que hacen transpirar a todos, pero te lo ponés a analizar y tiene razón. Tenía mucho gusto a revancha el premio porque laburaron un montón, a contra todo, contra los que le decían que mentían, que operaban, los que se reían de ellos. Así que me parece lo tiene re merecido, por la producción y por él en lo personal, que se sacrificó un montón para poder hacerlo. Él cuando labura, deja todo, así que se lo re merecía.

—¿Una parte chiquita de ese premio es para usted que lo contuvo?

—Fueron años difíciles... Lo que él hace se mete mucho en nuestra vida así que sí, fue un placer y una felicidad enorme que haya ganado los premios.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios