miércoles 3 de marzo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 31-05-2016 12:23

Los Tévez, de vacaciones en Miami

Playa, mate y mar con sus tres mujeres en el Faena Hotel. Galería de fotos

Fueron días de sensaciones encontradas, una mezcla de alegrías y tristezas que al fin y a cabo hacen a la esencia de todo deportista profesional. Porque a la euforia devenida por la dramática clasificación a las semifinales de la Copa Libertadores, instancia que Boca disputará en el mes de julio, Carlos Tévez sumó una nueva decepción en otro punto que le genera debilidad, la selección nacional. Apenas "El Apache" supo que no estaba en la lista del plantel que jugará la Copa América Centenario, alistó a su familia para tomarse unas vacaciones en Miami. Una ciudad que frecuenta durante las vacaciones de mitad de año, y que le encanta no sólo por sus playas, sino por las opciones con las que cuenta para jugar al golf, su pasatiempo favorito.

El delantero estrella de Boca desembarcó en Miami el martes 24 con su mujer, Vanesa Mansilla, y sus tres hijos, Florencia, Katie y Lito junior. Y como refugio para garantizar una confortable estada, esta vez eligieron instalarse en el Faena Hotel Miami Beach. Una decisión en la que tal vez influyó su buena relación con Alan Faena, quien una de las tarde se acercó hasta la playa del hotel para saludar y conversar con el futbolista. Relajado y amable con los argentinos que lo reconocieron, no dudó en entregarse varias horas al sol como en el último verano de Punta del Este. Inseparable de sus tres mujeres -ya que a Lito prefirieron no llevarlo a la playa y dejarlo en el hotel bajo el cuidado de una nurse- y del mate, “Carlitos” se sacó rápido la mufa por la no convocatoria de Gerardo Martino. A pesar del clima inestable, pasaron lasras horas en la arena y en el agua, con sobradas muestras por parte de la pareja del excelente presente afectivo que atraviesan. Y más allá de la popularidad del “Apache” entre los amantes del fútbol, él llamó la atención por sus tatuajes y ella por su diminuta bikini que sorprendió a más de uno.

Para no perder las costumbres argentinas, Tévez y los suyos aprovecharon sus primeras salidas para cenar en Baires Grill y tomar un helado en Freddo, ambos locales ubicados sobre la transitada peatonal Lincoln Road. Recargar energías y nutrirse de sus afectos son una necesidad primordial, para luego sí enfocarse de lleno en esa copa que tanto ansía volver a levantar.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios