miércoles 4 de agosto de 2021
caras
ACTUALIDAD | 24-01-2017 10:27

Charlotte Caniggia se confiesa: las razones por las que se separó

"Mi familia jamás aceptó a Loan y eso influyó". Galería de fotos

Su mirada no miente. Charlotte Chantal Caniggia (23) está triste. A pesar del gran año laboral que vivió, que incluyó un exitoso paso por “Bailando por un Sueño”, en sus ojos se refleja el dolor de un amor que no pudo ser, o que no lo dejaron ser, según contará ella con la voz entrecortada en un diálogo íntimo con CARAS. El corto pero intenso romance que vivió con Loan (26), el joven cantante de cumbia pop y reggaetón y ex futbolista, que se transformó en uno de los nombres más mencionados del verano, terminó de manera abrupta luego de un fiesta, entre gritos, reclamos y escenas de violencia.

Instalada en Carlos Paz, la hija de Claudio Paul y Mariana Nannis confiesa que se encuentra atravesando un momento difícil en materia del corazón y busca las palabras justas para explicar el porqué de su ruptura con su ahora ex novio.

“No funcionó. Fueron seis meses de noviazgo intenso. Fue una relación con mucha piel, de pasión, pero creo que también hubo amor. Pudimos conocernos y allí surgieron diferencias”, narra la joven. “La relación venía bien pero había cosas en las que éramos distintos. No estábamos de acuerdo en temas importantes; estábamos peleando mucho y ambos creímos que lo mejor era tomarnos un tiempo”, agrega Charlotte con la espontaneidad que la caracteriza. Un poco más tranquila. Más relajada de lo que su personalidad muestra en sus alocadas salidas nocturnas, la voluptuosa y bella joven se relaja un poco y, sin perder esa frescura responde, directa y sincera, cada pregunta.

—¿El amor se acabó?

—No. No se acabó. A Loan lo sigo queriendo pero la gente comenzó a meterse a opinar y se tornó muy difícil de manejar. Mi vida privada me gusta que quede ahí. Si salgo con alguien tal vez lo haga público, pero tampoco vendo todo. Yo tuve varios novios y nadie supo quiénes eran, pero en esta relación pasó eso.

—¿Qué pasó en la celebración de Año Nuevo, en la casa de Fernando Burlando y Barbi Franco?

—Fue el quiebre. La fiesta era soñada: el lago, disc jockey, barra de tragos, comida, champagne… Realmente un evento en el que no daba para que pasara lo que pasó. Hubo una discusión entre Loan y “El Polaco”, generada porque yo había tomado champagne de más. Y, bueno, a veces me pasa eso… Como que no paro de tomar. Creo que es algo común en una chica de mi edad, de 23 años, y la verdad es que estaba feliz. Entonces vino “el Polaco”, cantó y yo me acerqué a él para pedirle un tema. Al parecer eso le molestó, pero creo que Loan no entendió que al Polaco lo veo como a un amigo. Es re piola, buena persona; además, es mi compañero de obra y realmente no tengo intención de nada con él. Entonces Loan nos encaró a los dos muy enojado. Creo que fue una pavada que trascendió y se hizo demasiado grande. Aunque reconozco que fue un momento muy feo que me angustió mucho.

—¿Loan la agredió?

—No. No hubo violencia de género, ni nunca me pegó. Discutimos como todas las parejas porque no podés llevarte bien todos los días y porque la vida no es un cuento de hadas. De todas maneras, creo que todo se exageró.

—Su hermano alimentó los rumores de violencia cuando dijo que llegó a Buenos Aires con moretones en su cuerpo... ¿Eso fue verdad?

—Mi hermano vio que tenía algunos moretones debajo de los brazos y sugirió que eran fruto de esa noche, pero la verdad es que no fue así.

—¿Sufrió violencia de género en alguna oportunidad?

—No. Nunca me pasó algo así. Soy una persona muy alegre, no me afecta nada. Vivo el día a día y trato de buscar parejas muy similares a mí. Con este chico no teníamos muchos puntos en común y las diferencias eran en temas fuertes. A mí me gusta salir, tomar y él no toma. El me trató de cuidar, pero al ser tan distintos chocábamos mucho. Vos podés tener mucha piel, pero si tenés diferentes formas de pensar, terminás discutiendo.

—Su ex dijo que tiene problemas con el alcohol. ¿Qué dice Ud.?

—Creo que soy una chica normal. Salgo, tomo unos tragos, pero no tengo problemas con el alcohol. En esa fiesta puntual tomé de más. En mi mundo eso es lo normal. Cuando vas a un boliche y no bebés, ves a todo el mundo en otra sintonía y creo que era algo similar cuando salíamos en pareja. En Europa todo el mundo bebe, sale y es gente de mente muy abierta. En cambio Loan no lo era.

—El público conoció a Loan luego de que amenazara a Matías Ale mientras éste estaba internado en un neuropsiquiatrico. ¿Fue difícil separarlo de los prejuicios que él mismo había generado?

—Si, muy difícil. Y eso generó que todo el mundo se creyera con capacidad de opinar, tal vez sin conocerlo.

—¿Su familia llegó a aceptarlo?

—No. Nunca lo quisieron y eso influyó, pesaba mucho. Cuesta conseguir a alguien que te guste y además que tu familia lo acepte, pero eso no pasó. No lo aceptaron ni mis padres, ni tampoco mi hermano.

—¿Y por qué cree que no lo aceptaron?

—No sé. No llegaron a verlo personalmente siquiera. No les gustaba, no les agradaba pero no puedo determinar porque. Así como ellos, fue mucha la gente que se metió y me dijo que no era el indicado para mí, sin darle una oportunidad. Fue triste. A mis padres no los veo desde agosto y por ahora no sé cuándo los volveré a ver personalmente.

—¿Hay posibilidades de volver con Loan?

—Por ahora prefiero estar sola. Pasaron muchas cosas después de ese incidente y ahora creo que cada uno está en la suya.

—¿Quién es su confidente en estos momentos tan turbulentos?

—Hablo con mis padres y con mi hermano también, pero mi confidente es mi mamá. Mi papá es hombre y a la larga no me termina entendiendo. En cambio con mi madre podemos hablar realmente de todo.

—¿Extraña Marbella?

—¡Extraño! Me cuesta, me crie allá, tengo mis amigas pero me adapté. Me gusta mucho Argentina. No estoy con mis padres y eso me obliga a hacer otras cosas, a enfocarme en mi vida y no estar en la casa con mamá y papá.

—¿Tiene ganas de que llegue el hombre ideal, ese con el que siempre soñó?

—Si, absolutamente. Estoy abierta a conocer a ese hombre soñado. Me gustaría mucho que llegue. Soy de estar casi siempre en pareja o de novia, porque es mi personalidad y creo que estoy preparada para un noviazgo.

—Supo decir que busca novios que le hacen regalos caros… ¿Loan le regalaba cosas?

—No (risas). Igual tuve varios novios que tampoco lo hacían. No fue el único y no es una condición excluyente para ser mi novio que me regalen cosas.

—¿Cuáles son sus planes para 2017?

—Quiero quedarme en la Argentina. No sé si en el “Bailando…”, pero me gustaría trabajar en algún programa, conducirlo. Este año no iba a hacer temporada de verano, pero al final me convencieron el “Chato” Prada y “Fede” Hoppe y me pareció buena idea. Estuve en dos realitys, uno en España, en “Gran Hermano Vip” y en “La Isla de los Famosos”. Y en el “Bailando…” firmé por tres meses para ver cómo me iba y llegué casi hasta el final. No esperaba todo lo que me pasó y por si fuera poco cierro el año firmando para una obra tan exitosa como “Abracadabra”, en Carlos Paz… En materia laboral no me puedo quejar, veremos qué pasa en el plano sentimental.

Por: Ariel Bogdanov

Fotos: Alejandra Maldonado

Agradecimientos: 

Lugar: Aldea de Los Cocos (https://www.facebook.com/AldeaDeLosCocos - @AldeaDeLosCocos)

 

Estilismo: Kennys Palacios @KennysPalacios

Ropa: Cris Tillard, Arizona Style

Iluminación y Logística: Sebastián Hernández

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios