lunes 22 de julio del 2024
ACTUALIDAD 27-02-2017 15:43

Emma Watson: la elegida de Disney revela sus deseos

"A los 4 años soñaba con ser la Bella". Galería de fotosGalería de fotos

Tenía apenas 4 años y pasaba horas frente al televisor. Apasionada de las fábulas de amor, repetía la misma cinta una y otra vez hasta el cansancio. Aunque ya conocía el final, había algo en esa historia que la atrapaba. Y no era precisamente aquel cliché romántico que encontraba en los tradicionales cuentos de hadas. Lo que jamás imaginó es que, dos décadas después, aquel maravilloso filme que la hacía soñar con un mundo de fantasía donde todo era posible, llegaría a sus manos con un papel que cambiaría el rumbo de su carrera.“Adoro ‘La Bella y la Bestia’ desde que era una niña. Se estrenó en el año que yo nací y desde que la ví, simplemente me enamoré de la princesa. Interpretar a Bella es un sueño maravilloso”, revela Emma Watson (26) con un entusiasmo que se traduce enseguida a su angelical y armonioso rostro.

Elegida por Disney para protagonizar la adaptación del clásico animado “Beauty and the Beast” junto al actor Dan Stevens (34), la joven intérprete que a sus 11 años cautivó en la saga “Harry Potter” dando vida a Hermione Granger, se muestra expectante. “Cuando tenes tanto cariño por un proyecto, queres hacerle justicia y siento mucha presión porque este papel siginifica mucho para mi”, enfatiza Watson envuelta en el mítico vestido amarillo confeccionado con 55 metros de organza y satén, 915 metros de hilos y 2160 cristales Swarovski, cuyo proceso llevó más de 12 mil horas de trabajo.

Sumergida en un mundo de fantasía, donde la utilería y el vestuario son fieles a la vida en el siglo XVIII en Francia, no deja de sorprenderse por la imponente arquitectura y el sublime despliegue de arte que incluyó a más de mil personas en set.“Trabajé en películas de gran calidad, pero esta fue impresionante”, asegura.

El gran salón de baile del castillo contiene 1.115 metros cuadrados de mármol fantasía y su diseño se basa en un patrón hallado en el techo de la Abadía Benedictina de Branau, en Alemania, mientras que las 10 lámparas de cristal se inspiran en los candelabros reales de Versalles. Además, la puesta incluye 8.700 velas y cerca de 1500 rosas rojas cultivadas especialmente.

Joven, fuerte, libre y más aventurera, la nueva Bella remontará al espectador a ese mundo de ensueños que Disney supo dibujar en 1991, dejando un poderoso mensaje que entiende que la verdadera belleza proviene del interior.

Fotos: Gentileza Disney

Galería de imágenes
En esta Nota