sábado 01 de octubre del 2022
ACTUALIDAD 30-05-2017 21:49

Marcelo Tinelli se confiesa en la intimidad

"La salud me obligó a elegir entre la TV o el fútbol". Galería de fotosGalería de fotos

Ya es hora de que el telón se vuelva a levantar, una costumbre que se repite hace 28 años y que marca todo un hito en la televisión argentina. “Quizás en formato semanal haya algún programa con tanta continuidad, pero diario y de entretenimientos seguro que no. Armar el gran show durante tantos años es difícil, y creo que el éxito pasa por haber sabido cambiar. Arrancamos con un programa deportivo allá por marzo del ‘90, de ahí pasamos a uno musical fuerte como “Ritmo de la Noche”, y después mezclamos las dos cosas, un programa de cámaras ocultas y bloopers como era “Videomatch”. Y cuando volvimos del Mundial de Alemania 2006, viendo que con el primer formato de “Showmatch” no nos iba bien, pasamos a este “Bailando” de todos los días que es el que más le gusta a la gente”. El traje oscuro, la camisa blanca y la corbata, los zapatos formales y  el look facial del que se encargan la maquilladora Irene Paré y el estilista Elvio Casciano hacen que el ensayo se parezca ciento por ciento al ansiado momento de salir al aire. Son las siete de la tarde del lloviznoso sábado 27 de mayo, y a dos días del comienzo de “Showmatch”, Marcelo Tinelli (57) se familiariza con las modernas instalaciones de su nueva casa laboral, el estudio mayor de la productora La Corte, a tan sólo cuadras del anterior recinto de Ideas del Sur. Las dimensiones y la tecnología del nuevo bunker lo entusiasman, más allá de que tenga que acostumbrarse a nuevos puntos de referencia dentro del piso: “Casa nueva y más grande. Todo un upgrade, aunque las cámaras estén más lejos y tenga muchos metros más para adelante y para arriba. Pero me gusta, porque los cambios siempre los tomo como algo positivo en mi vida”.

Artífice y factotum de su propio éxito, Tinelli pone a punto el nuevo prototipo de programa con el que competirá en una carrera que “dura todo el año, de acá hasta diciembre”. Sabe que la televisión no es ajena a los cambios, y que ahora con 13 o 14 puntos de rating el dedo pulgar estará para arriba. “Es un hecho que la televisión abierta perdió encendido. Hoy los programas líderes están midiendo 13 o 14 puntos, ojalá que nosotros lleguemos a esos números también. Hay que mantenerse ahí y salir a competir con un montón de otras plataformas”, una afirmación que va de la mano con el creciente auge de las redes sociales: “Hay que tratar de sumar audiencia, nosotros no sólo pensamos en un programa para la televisión, sino que también para todas las plataformas del canal y para las nuestras propias. El contenido tiene que ser multiplataforma, de hecho acabo de abrir mi página oficial de Facebook para transmitir en vivo durante los cortes. Hay que sumar gente desde Instagram, Twitter y Facebook, esto es una carrera larga a la que hay que ir manejando día por día”, dice sin perder de vista los movimientos de Lorenzo (3), su hijo más pequeño, ni de Helena (11), una de las tres hijas de Guillermina Valdes (39), dos de los tantos “bajitos” que revolotearon por el estudio en pleno ensayo: “Pensá que mis hijos se criaron en un estudio de televisión. Como hoy los ves a Lorenzo acá corriendo con la pelota, el otro día me acordaba de cuando Micaela (28) y Candelaria (26), re chiquitas, grabaron la apertura en el año ‘95 arriba de una hamaca. Me produce la misma sensación, es hermoso”.

LEE LA ENTREVISTA COMPLETA A MARCELO TINELLI EN LA EDICIÓN IMPRESA

por Carlos Cervetto

FOTOS: JORGE LUENGO

Agradecimientos: María Calatayud.

Galería de imágenes