sábado 6 de marzo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 17-09-2017 08:31

Nacho Figueras y el principe Harry: Polo solidario en Singapur

Juntos por los niños más necesitados de Africa. Galería de fotos

El deporte suele hermanar a culturas y personas de diferentes ámbitos, generando relaciones o vínculos que van más allá de las fronteras y de lo cotidiano. Y dentro de las disciplinas que más unifican el polo es una excelente referencia, además de ser un caldo de cultivo ideal, dado el potencial económico de jugadores y sponsors, para desarrollar acciones solidarias. Una tendencia en franco auge y de la que bien conocen el príncipe Harry (32) y el polista argentino Nacho Figueras (40), siempre presentes en cuanto movida benéfica relacionada con el polo se organice por el mundo. Porque no sólo participan de esos torneos en sedes tradicionales del polo, sino que son capaces de viajar hasta Singapur, como ocurrió este lunes, para animar la Sentebale Royal Salute Polo Club, una competencia destinada a la ayuda de chicos afectados por el Sida y otros males vulnerables en Lesotho y Botswana. “Nacho” es embajador de dicha causa caritativa, cuyo objetivo es eliminar por completo la epidemia del Sida para el año 2030.

El polista argentino y uno de los herederos del principe Carlos (68) jugaron en equipos diferentes, y antes de comenzar el partido participaron de un sentido minuto de silencio en homenaje a las víctimas de los recientes atentados en Londres. La buena onda entre los dos data de muchos años, dando lugar a una relación tan natural como espontánea. Sabido es de la admiración del heredero a la corona británica por los polistas argentinos, y durante la ceremonia de premiación Harry señaló con su dedo indice derecho a “Nacho”, destacándalo públicamente por su permanente colaboración. En cuanto al partido en si, disputado bajo un calor sofocante, la alegría del triunfo quedó para el equipo del príncipe, autor de dos de los cinco goles con el que su team se impuso por 5 a 2.

La presencia de Figueras fue más que meritoria, ya que “Nacho” había participado apenas dos días antes, en Nueva York, de una nueva edición del Veuve Clicquot Polo Classic, un torneo también solidario que comenzó a jugarse en el año 2008, y que significó las vuelta del polo a la Big Apple desde la Segunda Guerra Mundial. “Una vez que comenzamos vimos el potencial del evento y cómo la gente respondió. El objetivo era hacer de este partido el día más esperado en Nueva York. Y como coincide con la apertura de la temporada de verano, la gente siempre lo espera con interés y celebra el deporte con amigos”, dijo el argentino en la previa a un acontecimiento social que, por primera vez, se transmitió en vivo por TV. En su papel de coanfitrión, el oriundo de 25 de Mayo reconoció sentir los nervios por la responsabilidad que implica organizar y, a la vez, querer ganar el partido como buen deportista: “Cuando organizás una fiesta, no es lo más divertido. Me pongo nervioso, pero después veo las fotos y me encanta que la gente haga un esfuerzo para verse bien vestida”, dijo la pareja de Delfina Blaquier, con quienes son padres de Hilario (17), Aurora (12), Artemio (7) y Alba (4). Para no ser menos, el ya tradicional evento de Veuve Clicquot recauda fondos para Keep A Child Alive, una organización sin fines de lucro que apoya a los niños y las familias afectadas por el Sida, y para Liberty State Park, dedicada a mantener el predio donde se disputa el torneo como un oasis verde y no comercial. Infatigable y sin importarle las horas de vuelo entre una ciudad y otra, Figueras se multiplicó para darle rienda suelta a lo que más le apasiona: jugar al polo y ayudar, en las medida de lo posible, a quienes lo necesitan.

Fotos: AFP

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios