viernes 13 de diciembre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 15-10-2017 19:02

Adabel Guerero, en la dulce espera, abre su corazón

“Recé mucho para quedar embarazada” Galería de fotos

Pasó tiempos duros, de desilusión y dolor. Hasta llegó a sentir que su sueño de convertirse en madre jamás iba a concretarse. Pero hoy, luego de cinco años de búsqueda, Adabel Guerrero (38) cumple su anhelo más deseado ya que transita su tercer mes de embarazo y junto a su pareja desde hace nueve años, Martín Lamela (42), viven el momento más feliz de sus vidas: “Llevo un poco más de doce semanas y media de embarazo. Estoy feliz; siento que este bebé que voy a tener es un milagro. Fueron muchos años de búsqueda, de ansiedad y por fin puedo cumplir el sueño de ser madre y formar una familia con la persona que amo. Me siento plena y llena de alegría. No puedo encontrar palabras para describir este momento”, le contó Adabel a CARAS.

—¿Cuándo se enteró y cómo fue ese momento?

—Me enteré luego de que Martín me pidiera que me haga un test de embarazo porque yo llevaba apenas un día de atraso. Yo en un principio me negué y quería aguardar unos días más. No esperaba otra vez recibir un bajón y que el test me dé negativo. Pero él me insistió tanto que finalmente me lo hice y ¡dio positivo! Inmediatamente llamé a mi médico para hacerme los estudios correspondientes.

—¿Lloró? ¿Se emocionó?

—No, no lloré porque estaba sobrepasada por la emoción. Sí me acuerdo que corrí por todo el living de la casa y le di varias vueltas a la mesa. Lo tomé con naturalidad. Me sorprendió. A Martín no le llegué a decir nada; quería que él solo viera el test así es que lo llamé al baño, se lo mostré y nos dimos un abrazo sin fin. Fue un momento de euforia total.

—¿Hace cuánto tiempo que estaban buscando ser padres?

—Hacía cinco años que veníamos buscando. Con algunas intermitencias pero sí, fueron cinco años de búsqueda.

—¿Le preocupaba no poder quedar embarazada?

—Sí. En un punto estaba súper preocupada. Los estudios de los dos daban todos bien y yo no podía quedar embarazada. Por eso hace un año fui a ver a Sergio Pasqualini en la Clínica Halitus y me hice un montón de estudios más.

—¿Hizo algún tratamiento para el embarazo?

—Me medicaron para bajar la prolactina, para bajar la tiroides. Probamos tratamientos para estimular los ovarios y bueno ya teníamos la fertilización asistida programada para Noviembre pero, por suerte, pude quedar embarazada antes de eso. Se ve que el bebé se asustó, no quería que lo presionemos (risas).

—¿Ya saben el sexo?

—Si vamos a tener una nena. Yo tenía ganas de que fuera una nena así es que estoy muy feliz.

—¿Qué nombres barajan?

—La palabra Lola significa "más que te amo" para Martín y para mí. Y decidimos que ese sería el nombre de nuestra futura hija cuando llegara. Lola: ¡te amo más!".

—¿Qué síntomas tiene?

—Tengo todos los que se les puedan cruzar por la cabeza; no me han privado de ninguno. Naúseas, mareos, acidez, insomnio y sueño de día. Dolor de cabeza. Todos los síntomas. Hace poco estuve con gripe y no me quedó otra que bancármela porque encima, cuando una está embarazada no te dejan medicarte con nada.

—Hace un momento usted definió su embarazo como algo milagroso, ¿Llegó a rezar por la llegada de su hija?

—¡Si! Recé varias veces y hasta fui a iglesias a pedir por este embarazo. Fuimos a San Nicolás y a muchas otras para pedir por este bebé. Pero creo que lo más acertado terminó siendo consultar a un especialista para bajar las ansiedades y realmente poner luz sobre el asunto. El médico nos dijo que estábamos los dos en perfecto estado de salud para ser padres y que teníamos que tener paciencia. Eso a mí me calmó y finalmente después de mucho tiempo de búsqueda llegó la beba.

—¿Tiene antojos?

—La verdad, no. No soy de tener antojos. Soy de tener hambre y cuando tengo hambre como comida, no cualquier cosa. Un día, en una pollería, me comí un guiso de lentejas ahí delante de todo el mundo (risas). Pero antojos no tengo.

—¿Se cuida con la alimentación?

—Como sano y creo que el estar embarazada no es una excusa para comerse todo o cambiar los hábitos alimenticios. Tengo un compromiso muy grande de comer sano y equilibrado por mi bebé.

—¿Cómo se imagina como mamá?

—Me imagino una madre súper presente; estando en todos los detalles del crecimiento de mi hija. Quiero criarla y acompañarla en todo. No quiero ser una mamá absorbente así es que compartiré a mi hija con su abuela, su tía y con todos mis afectos. No pienso dejar a mi hija con una niñera todo el día. Yo me voy a ocupar de ella.

—¿Cómo ve a Martín como papá?

—El ya es papá de tres nenes y es bárbaro; es un tipo genial. Lo tengo comprobado. Es súper presente, comprometido y cariñoso. Es un gran compañero. La verdad no podría haber elegido a un mejor hombre para que sea el padre de mi hija.

—¿Cómo se imagina a su hija?

—(Risas) No tengo tanta imaginación. Sólo espero que sea buena, tranquila, amorosa y que me deje dormir.

por Federico Levin

(Producción: Alicia Blanco)

M.DUBINI/PERFIL

Agradecimientos: Deko Living Sillones, Mimo, Rimel, Vero Far. Make Up Carla Pesce. Peinó Daniel Veiga. Asistente de Adabel: Ariel Paredes. Adabel Guerrero Studio. www.adabelescuela.com.ar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario