miércoles 22 de mayo de 2019
caras
ACTUALIDAD | 15-11-2017 10:20

La original boda de Eddie Fitte, tras once años de amor

El periodista de "El Trece" se casó con su novia Carolina y lo celebraron a los grande en el Four Seasons. Mirá las fotos Galería de fotos

Irreverente y directo, siempre coherente a sus principios, Eddie Fitte supo captar la atención del  público de manera instantánea. Con una personalidad producto de la mezcla de intelectuales como Charles Bukowski y personajes más "nac & pop" como la Coca Sarli, es difícil no centrar la atención en este hombre de 30 años que a base de su brillo propio y trabajo arduo se abrió paso en el medio .

Salido de la gráfica, donde sobresalió por su forma de escribir, auténtica y cautivadora -sin vueltas ni anestesias- finalmente el reconocimiento le llegó de la mano de la televisión. Bajo la apariencia de "chico rudo" y una piel totalmente tatuada, se esconde un hombre simple y de buen corazón que noche a noche traspasa la pantalla de "El Trece" con su carisma y buena onda. Fitte, el periodista de "Síntesis 13" decidió dar uno de los pasos más importantes en lo que va de su vida, se casó tras once largos años de relación con su novia, la nutricionista, Carolina Schattner.

Con "la flaca", como la apoda él, se conocieron hace más de 12 años en su Pilar natal y empezaron a salir al año de ese primer encuentro. Ella era su vecina y también la mejor amiga de su hermana, Mery. Según el comunicador, "nunca había conocido una mujer como ella y hoy en día es su cable a tierra entre tanto mareo que le puede generar su reconocimiento en la tele".  Así relata el comienzo de esta historia de amor, con cierta nostalgia pero con orgullo de saber que "después de remarla un poco" finalmente el camino los llevó al mismo destino.  "Los doce años juntos se me pasaron rápido. Cada vez que vuelvo a casa es como revivir eso constantemente. Ella es diferente a mí, y aunque suene un cliché, nos complementamos. No quiero sonar obvio y decir que los opuestos se atraen, pero en nuestro caso es así. Funcionamos", afirma.

En 2014 tuvo que viajar la sabana de Sudáfrica, lugar que representó un quiebre en su vida profesional porque allí fue donde grabó un documental, "Corazón de León", sobre Kevin Richardson, más conocido por su labor con los animales salvajes.  Pero también fue un quiebre en lo sentimental,  ya que desde allí le pidió matrimonio a Carolina, quien sorprendida por la proposición telefónica no dudó en aceptar. Lo demás fue historia.

De traje y con corbata, pero con su estilo característico donde no faltaron las zapatillas, los lentes de sol ni los accesorios con tachas, el ex cronista del suplemento SÍ! de Clarín, pasó el miércoles 8 de noviembre por el registro Civil de la calle Beruti, en el barrio de Palermo, para inmortalizar su amor con la mujer que eligió para toda la vida y que, según el mismo sostiene, lo "bancó" en uno de los momentos más dolorosos que tuvo que atravesar, la muerte de su padre, Eduardo. Recuerda además que, si bien su padre nunca le marcó ningún rumbo sobre las decisiones a tomar, en 2012 -cuándo con Schattner decidieron ponerle un "stop" al noviazgo- fue "su viejo" quien lo invitó a reflexionar y volver con ella. "Por suerte él pudo ver la vuelta de la pareja y estoy seguro que si hubiera estado presente en la fiesta no me hubiera dicho nada pero hubiera hecho una mueca aprobando... Vi su sonrisa toda la noche"  dice.

La segunda cita fue en sábado 11 en La Mansión del Four Seasons, lugar elegido por la flamante pareja para festejar a lo grande con su círculo más íntimo. Hasta allí se acercaron sus familiares y colegas del noticiero: Mario MassaccesiJuan Manuel “El Rifle” Varela, Eleonora Pérez Caressi y José Bianco junto a su novia, Laura Blanco. “El Bebe” Contepomi y María Laura Santillán, con quienes compartió pantalla en Telenoche también estuvieron presentes.

Pensé que no era romántico pero me di cuenta que lo soy”, sostiene y agrega: "Nunca planteé el casamiento como para ser protagonista, pero me sentí cómodo. Estuvieron todos los que quisimos que estuvieran ahí, fue muy esperado por nosotros. Fue una noche increíble".

Cuándo el reloj marcó las seis y media de la tarde comenzaron a llegar los primeros invitados, mientras tanto Eddie aguardaba nervioso en una suite del lujoso hotel. Desde allí digitaba todos los movimientos con la wedding planner, Carolina Cerutti, de Albisini Cid, quien recreó un espacio fuera de lo común y poco tradicional.

En el jardín del Four Seasons, se llevó a cabo la ceremonia. De la mano de su madre, Agustina Delger, y con un look total black by Bolivia, el novio caminó hacia el altar. “No siento que haya cambiado nada. Es como reiniciar un poco el kilometraje. Estoy re contento y feliz.", sostiene. El escritor escudó su emoción detrás de lentes oscuros que decidió sacarse una vez que la novia pisó el majestuoso espacio decorado con flamencos y flores, desde donde sus amigos y seres queridos esperaban atentos la consagración de este amor. Ahí fue cuando, “Eduardito”, como lo llama su hermana, se quebró por completo y se mostró auténtico frente a su mujer, quien eligió un vestido color marfil con apliques florales y cola partida de Diego Vaz.

En cuanto al salón, mobiliario negro con aires modernos y “pocas flores”, como lo solicitó el novio, fueron el marco perfecto para un ambiente distendido. No faltaron los espejos ni la luminaria de última generación que coronaron el “dancefloor”, que los recibió hasta altas horas de la madrugada donde además hubo un show de "El Dipy". Y si bien el novio se define como "una persona que no sabe bailar", desplegó sus mejores pasos en pos de hacer de su noche, algo inolvidable. La música estuvo a cargo de "El Dog", amigo de la pareja y miembro de la banda "Los Pibitos".

Más tarde, llegó la hora de seguir celebrando y la comida, a cargo del chef ejecutivo, Juan Gaffuri, estuvo a la altura de las circunstancias. Bondiola de cerdo laqueada con puré de papa ahumado y salsa de tomate con cherries fue el plato fuerte de la velada. Para el postre las opciones fueron dos, Mousse de Chocolate con flan y membrillos y helado de mandarinas.

En un futuro cercano, el periodista sostiene que quisiera agrandar la familia porque tiene la necesidad de experimentar la paternidad. Con la luna de miel a la vuelta de la esquina y  Cuba como destino, Carolina y Eddie podrán cumplir otro gran sueño de amor que es buscar  su primer hijo.

Por Vicco García

Agradecimientos: Rodriguez + Mansilla Fotógrafos (www.rodriguezmansilla.com). Organizador de eventos: Albisini CID Planning + Deco. Make Up Dior.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Minuto de Noticias

Resumen informativo

Los principales acontecimientos de la jornada.

Espacio Publicitario