viernes 13 de diciembre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 12-04-2018 17:53

Crónica de un viaje soñado: el bautismo de Mirko por el fotógrafo que pudo documentarlo

Federico De Bártolo viajó junto a Susana para acompañar a Marley en el bautizo de su hijo. En primera persona, cuenta su experiencia en este trascendental momento para el conductor y la Diva. Galería de fotos

La fotografía es para mí, quizás, uno de los motores fundamentales de mi vida, la manera de documentar todo aquello que me moviliza. Darme el lujo de viajar a  Nueva York junto a Susana Giménez para acompañar a Marley en el bautismo de Mirko, sin lugar a dudas, marcó un hito en lo personal. Con los sentimientos a flor de piel pude ser parte del momento más trascendental de su hijo y para mí eso, no tiene valor.

En la madrugada del lunes, la Gran Manzana me recibió cubierta de nieve, con sus rooftops blancos y temperaturas bajo cero que nos obligaron a tener todos los recaudos a la hora de salir a pasear con Mirko.  El imponente Central Park fue la antesala perfecta para inmortalizar con mi cámara a la flamante madrina junto a su ahijado. Allí también nos acompañó el orgulloso papá y su entrañable amiga, Flor Peña, quien estaba presente para ser parte del ciclo de Telefe, “Por el Mundo.”

Lee también Exclusivo: Las 25 mejores fotos del bautismo del hijo de Marley

El viernes por la tarde nos dirigimos con Susana a Tiffany & Co. para comprar un presente para Mirko. El majestuoso edificio de la 5ta Av. abrió sus puertas de par en par y nos recibió con todos los lujos; cerraron el último piso de la exclusiva tienda para que la Diva pudiera elegir el obsequio más acorde a la ocasión. Después de barajar varias opciones, se decidió por una original cruz con diamantes. Casualmente, el padrino, Coco Fernández, también eligió la misma firma para comprar su regalo: dos medallas grabadas con las iniciales de Marley y Mirko para que ambos las lleven puestas como unión eterna.

Finalmente llegó el tan ansiado día. El domingo, luego de un distendido desayuno con la Su en el prestigioso Hotel The Pierre, pude presenciar los preparativos de padre e hijo en la intimidad de su habitación. Relajado y muy sonriente, el chiquito lucía la ropa que diseñó especialmente Mimo & Co para el bautizo. Tras finalizar las fotos de este importante momento, entre nervios y ansiedad, nos dirigimos a la iglesia San Francisco Xavier, en Chelsea, donde el Padre jesuita Daniel Corrou, ofició la emocionante  y privada ceremonia.

La iglesia estaba sólo para nosotros. Reinó la paz y la tranquilidad. Pero por sobre todo la felicidad de los protagonistas, así como también la mía por poder ser parte de este importante acontecimiento para el conductor. Emocionados hasta las lágrimas, estuvieron Nilda, que es la niñera de Mirko  y unos amigos de Marley que estaban vacacionando en México. Por supuesto que no faltó todo el equipo de producción de Por el Mundo: su amigo Federico Hoffmann, histórico productor del programa; Fernando Colombo y Pablo Rigoni, encargados de las notas y la técnica; el camarógrafo Fede Laversdorf y el sonidista Germán Gorchs.

Sin lugar a dudas, un viaje que atesoraré para siempre en lo más profundo de mi persona, y que dejará huella tanto en lo profesional, como en lo personal. Desde ahora y para siempre, Nueva York significará más que una maravillosa ciudad.

Por Federico de Bártolo

Fotógrafo - Editor Jefe de Fotografía  Revista Caras.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario