martes 12 de noviembre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 26-08-2018 19:47

La soñada fiesta y viaje a New York de Malena Terra, la hija de Analía Maiorana

La hija de la super modelo cumplio 15 años “Fue un festejo de 15 soñado” Galería de fotos

Tanto ella como su hermana tienen a quien salir, una madre que tuvo su protagonismo en el mundo de la moda y que hace un culto al estilo y al savoir faire. En un momento cumbre de la adolescencia de toda mujer como es cumplir los quince, Malena Terra (15) vivió esa fecha con el brillo y la felicidad que las circunstancias imponían. Primero fue el turno de la tradicional fiesta, una noche “única e inolvidable” sólo para adolescentes y familia íntima en el Galpón de Milagros Resta, el mismo lugar donde su madre, Analía Maiorana, festejó su boda civil con Diego Santilli (51). El diseñador Benito Fernández, amigo de la familia, le confeccionó el vestido con el que “Male” dio rienda suelta a su alegría en un salón transformado en disco con foodtrucks de hamburguesas y helados de palito. Su madre le regaló la presentación en vivo del grupo Los Bonitos, la torta de dulce de leche fue obra de su abuela postiza, Margarita, y sus amiguitos la sorprendieron con un video en el que se observa a chicos que misionan como Malena, “Me siento muy agradecida, sentí que todos la pasamos bárbaro. Compartir una fiesta así, bailando toda la noche con mis amigos y mi familia, fue increíble”, dijo la hija menor de Analía y del empresario Martín Terra (53), también presente en tan especial velada.

Lee también: Lola Terra, la hija de Analía Maiorana

Y como quince años se cumplen sólo una vez, el tío materno de Malena, el abogado Fernando Mariorana, le regaló a su sobrina un viaje familiar a Nueva York. Las convidadas fueron, además de la homenajeada, su hermana, Lola Terra (19), su madre, y su abuela materna, Norma Foglia. Cuatro mujeres sueltas en La Gran Manzana, junto al mentor del viaje, que generaron una atmósfera de mucho compañerismo y unión. Charlas grupales, caminatas por el Soho y el Meet Packing, una visita al Museo Whitney y al imponente Oculus, comidas informales en el Chelsea Market y hasta un picnic de hamburguesas (la debilidad de Malena) en el Central Park formaron parte de la hoja de ruta neoyorquina. Para ampliar el espectro cultural también fueron unos días a Boston, donde las chicas alucinaron con sus universidades. Una experiencia por demás enriquecedora para la más chica de la familia, contenida y apuntalada en todo momento por su abuela y su madre. Feliz con un viaje que fomentó los cimientos de la confraternidad, Analía lo disfrutó con su acostumbrado bajo perfil. Fiel colaboradora de su marido y Vicejefe de Gobierno, a partir de ahora se involucrará más con las acciones solidarias, ya que en silencio y con mucha dedicación se apresta a lanzar en los próximos meses su propia fundación dedicada a los niños en tránsito.

por Carlos Cervetto

Fotos: Gentileza Analía Maiorana.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario