martes 16 de julio de 2019
caras
ACTUALIDAD | 09-11-2018 22:22

Maite Lanata y Malena Narvay la pareja transgresora de "100 Días..."

Las actrices del momento asegura que reciben cientos de propuestas amorosas y revelan sus secretos más íntimos . ¡Detalles en la nota! Galería de fotos

La primera coincidencia entre Maite Lanata (18) y Malena Narvay (21) se materializa en la cantidad de mensajes que acumulan sin leer en sus cuentas de Instagram. Algunos más efusivos que otros, celebran su historia de amor adolescente en la exitosa ficción de Telefé, “100 Días para Enamorarse”, y otros dirigidos a “Jemma” (ship creado por sus fanáticos en las redes sociales producto de la unión entre el personaje de Juan y Emma) agradecen la visibilidad que se le dio a ciertas temáticas sociales que dejaron de ser un tabú en la televisión.

“Cuando leí los primeros libros supuse que la tira se iba a destacar pero no me imaginé el furor de nuestra pareja. Hay gente que nos escribe en todos los idiomas: italiano, portugués y hasta en ruso, que no entendemos nada. Hay letras que no puedo ni descifrar de dónde son”, admite Narvay. Mientras tanto Lanata, que se distiende en su horario de almuerzo para recibir a CARAS en el bar de los estudios de Telefé, deduce: “Creo que al ser una pareja adolescente, que en un principio era de lesbianas, es algo que nunca se había mostrado y por eso pegó tanto, además de que está muy bien contada. Yo venía de “El Marginal” y “El Elegido” y tenía muchos seguidores pero eran otro target de los que tiene “Male” que venía de un público más juvenil por “Quiero Vivir a tu Lado”. Y de la noche a la mañana se multiplicaron”. Actrices en ascenso, hablan del buen “feedback” que generó esta historia, “que hacemos con todo el respeto y seriedad”, y se sorprenden de las experiencias de vida que descubrieron a través del “boom” que significó la comedia de “Underground”.

“El otro día me escribió una chica de 30 años que tenía novia y no lo había podido hablar nunca con la familia. Y su mamá, que se había encariñado con Juan y Emma, lo terminó aceptando genial. También un chico trans que por nuestra historia se animó a encarar a una chica. Saber que alguien se identificó o vivió una historia parecida está buenísimo”, se enorgullece Malena que en complicidad con su compañera de elenco reviven aquella primera prueba de cámara donde la química fue determinante para la elección de la dupla. “Era una escena de un recreo donde yo tenía que mirarla medio enamorada, medio machón. Sin guión ni diálogos. Al principio no sabíamos si íbamos a ser novias; sólo que yo iba a gustar de ella y Male iba a ser mala conmigo”, recuerda una de las revelaciones “teen” del año que junto con la actual pareja de Julián Serrano (25) se posicionan como referentes juveniles para su casi millón y medio de seguidores.

Lee también: La dura historia familiar detrás del éxito transgresor de Maite Lanata

— Ninguna de las dos había besado antes a una mujer en la ficción. ¿Les costó generar esa intimidad casi sin conocerse?

Malena Narvay: —Si bien no teníamos tanta confianza todavía, la escena fluyó re bien. Yo pensaba en ella más que en mí porque siendo más chica se podía sentir incómoda. Pero “Mai” trabaja desde chiquita y es re profesional. Nuestro primer beso en cámara casi no tuvo ensayo, quedó en la primera toma que hicimos. Fue un poco improvisado y si había nervios, también servían para contarlo.

Maite Lanata: —Quizás la gente de afuera estaba más alerta a cómo va a ser ese beso; si se metía lengua, si no. Pero al ser el primero se habló bastante y el director nos explicó bien cómo tenía que ser. Yo sí había besado a una chica en un ensayo para una obra de teatro, pero para mí es lo mismo que besar a un chico. No fue un reto para nada.

—¿A usted Malena tampoco le significó un reto actoral tener que besarse con otra actriz?

—Cada personaje es un reto para mí. No sé si me parece muy distinto que con un chico, quizás hay otra delicadeza en la manera. No creo que haya una terrible diferencia entre ambos sexos pero que hay algo distinto puede ser. Quizás cuando te besas con un pibe está como más canchero.

— ¿La “primera vez” entre Juan y Emma también fluyó naturalmente?

MN: —Sí, porque como fue bastante después del beso con “Mai” ya teníamos bastante química y de hecho nos hicimos amigas. Entonces no dio pudor. Yo, por ejemplo, nunca había estado en corpiño en un set que fue como un “no se qué” pero se pasó enseguida. Con Maite tenemos un humor muy parecido y eso también ayuda.

ML:— Me acuerdo que justo esa escena se ensayó más y se hizo muchas veces por la cantidad de planos que tenía. Siempre en las escenas de sexo se va la mayoría del equipo y se vacía un poco el set. Y eso te incomoda siendo con un hombre o con una mujer. Tenés como una presión de que todos se van porque estás en pelotas.

— ¿Sienten pudor al verlas al aire?

ML:—No, porque no es algo tan hot; si en cambio mostrara un desnudo sí. Por ahí, en el primer beso pensaba en mi abuelo viendo eso y me daba bastante cosa. El dejó de seguir hace bastante la novela porque dice que “son todos trolos”… ¡Ya no la ve más! Se aburrió. ¡Pero después me vino a pedir perdón!

MN: —Yo también me imaginaba a mis abuelas viendo la escena y ¡me mataba de risa por lo que pensarían..! Sé que seguramente habrán hecho alguna cara cuando la vieron. Una de las dos me había escrito cuando estuvo al aire la escena de Maite pero con Malena Villa, que casi están juntas, y me puso: “¡Qué suerte que vos no tenés que hacer esa escena!”. ¡No tenía idea lo que se venía!

— ¿Y su pareja (Julián Serrano) se sentó a ver la escena con usted o prefirió evitarla?

MN: —Obvio que la vio. A él le re gustó la del primer beso; me dijo que le había encantado. “Juli” me apoya siempre. Casi nunca la vemos juntos porque en ese horario o tiene ensayo o está en “Showmatch”. Y con Maite se “joden” mutuamente por Instagram. ¡Es muy divertido!

ML: —Yo le contesto irónicamente y hay algunos que piensan que es en serio y se la creen… Como que lo estoy bardeando posta. Pero ni nos conocemos.

—Vía redes sociales y en complicidad con su novio, Malena expuso: “La verdad es que al final los dos nos la pasamos chapando con otra gente. Creo que deberíamos abrir la pareja. ¿Quién más se suma?”. ¿Se refería a un trío?

MN: —Era en chiste y la gente hasta empezó a postularse. (Ríe) Nos empezamos a cargar porque él se había dado un beso con Sofi Morandi en una coreografía del “Bailando” y yo con “Mai”.

— ¿Se permitiría vivir una relación abierta?

MN: —Yo estuve de novia antes de Julián y hubo un momento de una etapa de relación medio abierta. Al principio te lo tomás divertido hasta que de repente te empieza a dar celos. Yo prefería ni enterarme y él sí quería saber todo en detalle (risas). En un momento nos dieron celos pero en un punto nos terminó haciendo bien y se recuperó un poco la relación que tenía bastantes años. Pero sé que con Julián hoy en día no tendría una relación abierta. No nos hace falta porque nos sentimos re bien así como estamos. Y creo que habría celos. “Juli” es un poco más celoso que yo.

ML: —Yo me parece que algo abierto no viviría. No tengo tanta experiencia con relaciones de pareja como para decir eso. Pero prefiero la monogamia, la pareja-pareja.

— ¿En el plano de la intimidad tienen tabúes?

MN: —Vivo mi intimidad con mucha libertad sobre todo si es con alguien con el que me siento en confianza. También creo en el sexo sin amor pero, personalmente, lo disfruto más si es con alguien a quien quiero.

—¿Hay algo que la inhiba o que no se atrevería a experimentar?

MN: —Si tengo que decir algo que no hice o no haría es el sadomasoquismo. Nunca me gustó ni me llamó la atención.

—Maite ha confesado que su personaje de chico trans “ahuyenta” un poco a los hombres...

ML: —¡Ojo que cada tanto un levante de algún pibe tengo! Acá hay un mensaje de un chico (señala los mensajes de Instagram en su teléfono). Pero sí tengo más levante de mujeres primero porque no tengo novio y obviamente porque es lo que estoy mostrando en mi trabajo.

—Malena ¿Le sucede lo mismo estando en pareja?

MN: —Sí, más ahora avanzada la tira que antes. Nos elogian mucho más las chicas que los hombres. ¡Y es divertido! A veces contestas y a veces no porque son muchísimos. Muchas “Jemmas” me escriben diciendo: “Ojalá dejes a Julián para estar con Maite en la vida real”. ¡Lo odian a Julián! Subo una foto con él y enseguida comentan: “Esta foto sería mucho mejor con Maite” y me pegan la cara de Maite.

— ¿La mujer es más osada o se anima más que el hombre?

MN: —Sí, mucho más. Nosotras lo vemos todo el tiempo. Por ejemplo, cuando sin conocerte te dicen de ir a tomar algo a la noche o te invitan a salir a algún lugar. Una vez una chica en un boliche me dijo: “¡Sos re linda, no sé qué cosa más!” , me empezó a tirar onda y le dije que estaba en pareja. Ahora, cuando voy a bailar me reconocen más y muchos ya saben que estoy con “Juli” o por ahí se acercan pero para pedirme una foto. Antes, quizás, me encaraban más.

ML: -Yo sólo lo veo por Instagram pero no llegó a ser encare. Una chica me invitó a tomar una cerveza y me dejó su número.

— ¿El halago o piropo las intimida?

MN: — Depende qué te digan....

ML: — A mi me causan gracia, siempre me causó gracia la cursilería. No me gusta lo cursi. Me han escrito un poema una vez y no sabía qué decir. Me pone mal.

Lee también: Exclusivo: Maite Lanata la actriz que le dijo no a Cris Morena

— Es la primera vez que se cuenta en televisión el romance entre una mujer y un chico trans… ¿Sienten el peso de las críticas más conservadoras?

ML: —No es un peso sí una responsabilidad por ser una temática social. Me pasó hace poco en el subte, con una señora que me dijo: “Te veo ahora personalmente y sos linda. ¡Qué lástima que te den ese papel podría haberlo hecho otra persona, vos sos linda no estás para eso!”. Como si uno tuviese que ser feo para hacer un papel así.

MN: —Nosotros nacimos con todo un poco más naturalizado pero hay gente más grande que se lo toma mal y piensa que no tendría que estar en un horario familiar. Una señora en la fila del supermercado me dijo: “Mejor vos quedate con el chico grandote que es normal… Porque vos, que sos tan linda, es raro que te quedes con el otro que no se entiende mucho”. Y la cajera me miró y nos empezamos a reir. Creo que el tema de la homosexualidad se fue naturalizando un poco más en la tele pero todavía todo lo del transgénero no.

— ¿Qué entidad le dan a los “haters” en redes sociales?

ML: —Yo no contesto, salvo que me cause mucha gracia y hasta le doy “like”. No sé ni cómo se bloquea pero no me da eliminarlo. Cada uno es libre de opinar.

MN: -Cada vez leo menos. Cuando me puse de novia con “Juli” saltaron muchos “haters” de la nada de todos lados. Al principio me lo tomaba re-mal y me angustiaba bastante, porque no entendía por qué tanto odio. Generalmente te dicen gorda, fea, se meten con tu físico…

— ¿Y habiendo padecido de bulimia en su adolescencia la afectaban más?

— Ya no. Ahora cuando leo alguno directamente lo paso por alto. Me acuerdo que antes cuando no me gustaba algo, me quedaba todo el día pensando que a la mañana me había visto un rollito o un granito de más y se me arruinaba el día completo. Cuando tenes un trastorno alimenticio la pasas mal, horrible. Me aislaba completamente y dejé de verme con mis amigos. Empezás a perder gente. Yo fui durante un año a un centro que se llamaba “La Casita”, donde hay grupos de apoyo y terapia con nutricionistas y psicólogos que te contienen bastante. Y eso me ayudó un montón. A pesar que después me curé, me habían quedado secuelas. Como la de mirarme tres horas al espejo antes de salir a un lugar. Me acuerdo que antes de hacer el casting para “Quiero Vivir a tu Lado”, la novela de Pol-ka, prometí no mirarme al espejo para no boicotearme.

— ¿Hay alguna parte de sus cuerpos que hoy las acompleje?

MN: —Hoy, si veo algo que no me gustó, pienso que la vida sigue y me enfoco en otras cosas. Creo que siempre va a existir algo que te mirás y no te va a gustar.

ML: —A mí la frente ancha… Aunque tampoco es un complejo. Mis pies, por ejemplo, no me gustan y me da vergüenza mostrarlos. Sobre todo, los dedos y las uñas. En un momento quise tener unas tetas más grandes pero después dije no, ya está. Tampoco me operaría hoy ni loca, pero me hubiese gustado tener un poco más de lolas.

— ¿La coquetería es algo que las representa?

MN: —No podría considerarme coqueta. Me gusta verme arreglada y producida si tengo algún evento. Pero en la vida diaria soy relajada.

ML: —Yo no soy muy femenina y nunca lo fui. Jamás me importó la moda y lo que se usa. Siempre busco la comodidad.

— En la última nota con CARAS Maite aseguró que no descarta la posibilidad de participar en un “Bailando por un Sueño”… Ud. Malena, ¿Se animaría a competir con su pareja en la pista?

MN: —Me daría un poco de pudor, no por él sino por todo en general. Y tampoco tengo tanta confianza en el baile todavía. ¡Pero nunca digas nunca! Me ha dicho que vaya a verlo al estudio pero como es justo la competencia sería extraño. (Risas).

Producción: Sol Miranda

F.DE BARTOLO/PERFIL

Agradecimientos: Make Up & Hair Styling, Kenny Palacios, con productos Andrea Pelegrino @approfessionaloficial. Cynthia Martos @cynthiamartos. Complot @complotrock. Bartolomé Joyas, Luciano Marra, Claudebenard, Jazmeen Deco @jazmeendeco, Music Hub Coworking & Studios. l@musicchubpalermo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

MÚSICA

Escuchá a 1915

El hit "prisma".

Espacio Publicitario