domingo 16 de junio de 2019
caras
ACTUALIDAD | 01-12-2018 20:32

Benito Cerati revela discriminación por su elección sexual

El hijo mayor de Gustavo afirma:"No me toman en serio porque me maquillo". Cuenta anécdotas inéditas con su padre y habla de su disco Unisex. Detalles, en la nota. Galería de fotos

Hay cosas que no deben aclararse, que se sienten y dan naturalmente sin tener que explicarse. Sin embargo, más allá de los avances sociales sobre diversidad sexual, en ciertas ocasiones se sigue señalando a quien no está dentro de los cánones convencionales de pareja. Por eso, en un momento Benito Cerati (26) sintió la obligación de pronunciar sus elecciones en su cuenta de Twitter. “Hola. Soy Benito Cerati. Músico. Creador del proyecto @_Zerokill, tres discos. Soy feminista y lucho por la igualdad de género e inclusión de minorías. Soy gay y soy feliz”, escribió el hijo de Gustavo Cerati y Cecilia Amenábar (quien vive en Buenos Aires con su hija Lisa Cerati (22)—. “Papá, lamento que tengas tantos seguidores que nunca entendieron a nuestra familia, que nunca entendieron el respeto y la apertura como lo entendiste vos. Si revivieras, como dicen varios, sería para cachetear a todos estos enfermos”, agregó en un nuevo tuit el joven que va, como mínimo, una vez al año a Chile a visitar familiares. “Lo hice más que nada por aquellos que aún padecen violencia por ser gay. Yo todo el tiempo me siento bastardeado. Por ejemplo, no soy tomado en serio porque me maquillo. ‘¡Qué va a opinar este, mirá cómo se maquilla: es una mariposa!’…

Leé también: Murió Sergio Gendler

Lee también Gustavo Cerati: El álbum de su vida

Como si no fuera un ser humano. Es verdad que hay más aceptación hacia el movimiento LGBT (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales), pero todavía se sigue discriminando y hasta matando al que tiene otra elección. Se acepta más al gay masculino, al que no parece gay, que al afeminado. Se critica al que se viste ‘raro’... Y lo más lindo que puede hacer el ser humano es contribuir desde su lugar para que las próximas generaciones sean más libres. En mis shows hay gente transgeneracional: jóvenes y adultos que se me acercan para decirme que les gusta lo que hago”, sostiene el músico que presenta su tercer disco “Unisex”, producido exclusivamente por él y sus amigos. “Estoy muy contento porque es lo mejor que hice a nivel musical, siempre supe para dónde quería ir, pero en este disco logré transmitir de forma clara lo que quería.

Yo soy mucho de no tener certezas en la vida, soy experimental, cambiante, y eso se refleja en mi música que fusiona varios géneros”, agrega el cantante del grupo “Zero Kill” mientras improvisa en las consolas del primer espacio de coworking en Argentina, Music Hub.

—Compuso “Adiós” y “Fuerza natural” junto a su papá, entre otros temas de su discografía, ¿Cuándo y cómo nace la escritura en usted?

—Desde los seis años escribo canciones a partir de cosas que pasaban en el día y me inspiraban. Siempre empiezo a componer con títulos de una idea que luego voy desglosando. Sobre lo que compuse con mi viejo, yo tenía el tema instrumental y escribía en base a lo que me parecía que podía ir. En mi banda Zero kill, que es un proyecto inquieto, muto permanentemente: desde las letras hasta los shows, que son enérgicos, teatrales y emocionales.

—Precisamente tiene un cierre de año movido…

—Sí, el viernes 30 actúo con la banda completa (Alfredo García Tau en guitarra; Diego Korenwaser en teclados; Pedro Bulgakov en batería y Lara Pedrosa en bajo) en el Xirgu. El sábado 8 de diciembre me presento en Casa Brandon; el domingo 9, en el Centro Cultural Recoleta, con formato acústico; y el miércoles 12, en Kirie San Telmo.

—¿Cómo definiría su nuevo álbum “Unisex”?

—Mi primer disco “Trip Tour” y mi segundo álbum “Alien Head” estaban más influenciados por el trip hop, por David Bowie, The Cure y la música de Londres de los 90’. “Unisex” es más americano y country. Está inspirado en Tom Petty, es más soft. En este disco nos relajamos e improvisamos más: somos gente divirtiéndonos en el estudio. Es el material que más me representa. Antes no creía mucho en mí, sentía que lo que me pedía era algo muy absurdo que no iba a lograr. Ahora me relajé.

—¿Le pesaba su historia y referencia inevitable?

—Sí, la verdad que sí. Pero no puedo echarle la culpa a la gente, sino que es uno. Ves eso y querés salir a hacer lo mismo. No me aceptaba ser principiante, me decía: “¡Cómo puede ser que yo piso por primera vez el escenario y no sé todo… cómo puede ser que no me salga!”. Es que tenés un referente tan grande, la gente está queriendo que seas como eso y vos también querés ser eso porque te gusta lo que ves, que sentís que tiene que ser automático. Es una boludez pero pesa en un momento en la cabeza. Después me di cuenta que no quiero eso realmente: me gusta más tocar en un bar con 50 personas, estar más cerca de la gente, comprometerme social y políticamente. Después de venir el año pasado de un viaje a Barcelona y Londres, entendí que podía ser yo más allá de mi apellido. Me di cuenta que la capacidad de lograr cosas era por mí.

—¿Cuál es el recuerdo más presente que tiene de su padre?

—No tengo un recuerdo en particular. Mi viejo era una persona, no era Mahatma Gandhi que te decía una palabra y vos te iluminabas. Lo recuerdo como un humano que estaba presente. Entre nosotros sólo hubo compañerismo. No hacían falta que me diga: “sé vos” para darme cuenta que podía ser yo. Me lo demostraba en actos, con el hecho de poder grabar música electrónica a los seis años con los dispositivos que tenía al alcance. Desde toda mi familia estaba el interés para que yo pudiese hacer lo que quisiera. Mi libertad en base a la música y a la vida tiene que ver con que nunca se me restringió. Nunca fui un chico irrespetuoso. Mi rebeldía es consciente, no hago quilombos porque sí. Mis padres sabían eso y me dejaron ser.

Lee también Emotivo homenaje a Gustavo Cerati de sus familiares y amigos

El sol de la agradable tarde de sábado hace más claros sus ojos verdes. Benito corre el plato del burrito de carne que se acaba de comer y acentúa las pausas de su relato cuando las preguntas aluden a su papá. “Fue muy lindo participar junto a mi mamá, a mi hermana Lisa y a mi abuela Lilian Clark, entre otros afectos, en ‘BIOS: Vidas que marcaron la tuya’… Al repasar la historia de mi viejo, entendimos muchas cosas que habían quedado desajustadas y nos hizo muy bien”, cuenta sobre el capítulo dedicado a Cerati, con material inédito, que se emitió en la serie de Underground para Nat Geo. Lo dice con la misma convicción con la que evidencia su cursada durante tres años en la carrera de Antropología en la UBA. “Leo mucho, quizás impulsado por mi neurosis de siempre querer saber más”, asevera aunque aclara que la experiencia le dio el mayor aprendizaje. “Sufrí por amor, pero no me arrepiento de nada porque cada relación me enseñó muchísimo... Soy muy sensible y me gusta serlo, por más que en la sociedad está mal visto sentir siendo hombre... La gente se queja que la mayoría son fríos pero cuando viene alguien que siente, le dicen intenso”, concluye entre risas quien ganó la batalla más grande al “desidealizar” a su papá (no a Gustavo Cerati) para encontrar su lugar. Para encontrarse.

Producción:  Sol Miranda

Fotos: Federico De Bartolo.

Agradecimientos: Locación: Music Hub (Coworking & Studios), Thames 1919, Palermo. Max Páez Carrizo y Santiago Franch: Co-Founders & Managing Directors de Music Hub.

Ropa: @divinabolivia. New Balance. Prensa: Nani.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

MÚSICA

Cande Zamar

Escuchá el tema "Post Espante".

Espacio Publicitario