miércoles 11 de diciembre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 17-12-2018 09:34

Celeste Cid, íntima: "Susana Giménez me dio su bendición"

La actriz se confiesa tras ponerse en la piel de la diva máxima de la televisión Argentina en la miniserie “Monzón". Galería de fotos

Escena 10; Toma 8. Dos jóvenes, ardientes de pasión, caminan por un callejón de La Boca tomados de las manos. La cámara sube lentamente, como si entre las nubes espiara a los enamorados. Un tango se oye bajito y la niebla comienza a poblar la empedrada callecita. Los dos se miran, charlan y se ríen. El, con porte de boxeador y una sonrisa compradora, la abraza y, así, entrelazados, caminan hacia un paredón donde, finalmente, comienzan a besarse con desenfreno. Ella, pura y virginal, intenta huir de los brazos de su amado pero la pasión que siente por él es más fuerte y se queda derrotada sobre su pecho. Los actores repasan la escena una y otra vez, mientras el director de la película calibra la cámara y gira el juego de luces antes de comenzar a rodar. Una vez que todo está chequeado grita: “¡Acción!”, y comienza la magia. Enfundada en una pollera tubo color gris y una remera al cuerpo en tono petróleo, Celeste Cid (34) cierra los ojos y sonríe. Aún sin poder creerlo, se mete en los zapatos de la protagonista de uno de sus filmes preferidos: “La Mary”; y emulando a Susana Giménez se transporta hasta aquel día de rodaje donde cae rendida a los pies de Carlos Monzón, su coprotagonista. Para la actriz éste es uno de los mayores desafíos de su carrera y se confiesa con CARAS sobre todo lo que significa para ella ponerse en la piel de la diva máxima de la televisión Argentina en la miniserie “Monzón”, que se emitirá en julio de 2019 por la señal de cable “Space”.

“Ya estaban filmando desde hacía un mes y medio y les faltaba la actriz para interpretar a Susana. En mi caso no hubo casting. Los productores se comunicaron directamente con mi representante. Me contaron de qué se trataba el proyecto y me entusiasmó mucho. Y más aún cuando me enteré que tenía que ver con ‘La Mary’, ese sólo detalle me fascinó. Y no lo dudé”, dice.

Lee también Celeste Cid habló de su difícil pasado con las adicciones

Ante el desafío de ponerse en la piel de la actriz y conductora para la miniserie de Disney y Pampa Films, Celeste investigó mucho sobre su vida, haciendo hincapié en los ’70, etapa que retrata la miniserie. Entre libros y videos, Cid consultó una fonoaudióloga para que la ayudara a trabajar sobre su timbre de voz y se comunicó por teléfono con la actriz y conductora para tener su aprobación. “Sentí que Susana me dio su bendición. Para mí era súper importante tener su aval antes de comenzar a rodar. Le confesé mi amor por esa película y ella fue muy generosa conmigo. Cálida y angelada. ¡Hablamos de todo! Ella me contó que Daniel Tinayre no la dejaba maquillarse mucho y yo le conté respecto de las escenas que me tocaban. Quería que ella supiera que no se trataba de una imitación, sino que mi rol iba más allá y que se buscaba mostrar el vínculo que la unió a Monzón”, revela.

Mientras las redes se inundan de comparaciones entre Celeste y Susana, ella deja en claro que no se trata de una copia fiel a la original, sino que la serie, dirigida por Jesús Braceras, apunta a relatar una historia de la manera más humana posible. Al tratarse de una persona a la que ella admira profundamente sintió una presión extra porque nada quedara librado al azar. “La serie va a tener mucha verdad, dentro de lo que es la fantasía de quienes la escribieron. Si bien sé que tuvieron un trabajo muy minucioso de investigar y de retratar lo más fielmente posible, no deja de ser un personaje del cual estás contando su historia de vida. Lo encaré con mucho respeto porque no deja de ser un momento de la vida de una persona que tenemos cerca”, agrega.

Con una extensa trayectoria sobre sus espaldas, Cid siempre demostró estar a la altura de cada desafío que se le presentó en el camino. Camaleónica y sin miedo, se entregó en cuerpo y alma a este proyecto, a tal punto que cambió su color de cabello en dos ocasiones: rubia para las primeras escenas y colorada para recrear la época de “La Mary”. “Yo no soy parecida a Susana. Físicamente soy más bajita, tengo cejas más gruesas y mi boca es más grande. Tuve que trascender esos prejuicios para poder interpretarla. De hecho, la primera prueba que tuve de vestuario, maquillaje y peinado, fui con mi pelo. Tengo muy pocas escenas rubias, creo que son tres. El resto es todo en la época del rodaje. Para esas tres escenas la idea no era platinar mi pelo… Era absurdo y por eso me probaron una peluca en pos de cuidar mi cabello pero no funcionaba porque parecía un disfraz. Había algo que teníamos que lograr que era que cuanta más verdad produjéramos mejor. Por eso la decisión de teñirme y no utilizar ni látex ni maquillaje para afinar mis facciones”, asegura.

Más allá de lo físico, para la actriz poder “teletransportarse” al set de “La Mary”, aunque sólo fuera por unas horas, y en pleno 2018, ya es un sueño cumplido. Fan de la película desde la primera vez que la vio a los 17 años, para ella esta etapa del rodaje fue como un juego. “Soy muy fan de ‘La Mary’ así es que me cuesta un poco despegar del personaje que me tocó interpretar. (Risas). Durante los días de rodaje era como una turista en el set. ¡Estaba flasheada con todo! De la película se replicaron tres escenas: la que van caminando por un callejón de La Boca y se besan apasionados contra la pared, la del camión que para mí es re clave y en la que el Cholo y la Mary tienen su primer encuentro después de casarse. Fue una película muy moderna para la época. Susana estaba muy jugada; es un papel con demasiada exposición física y mucha entrega y para mí es muy conmovedor ver eso. Lo que hizo es de gran osadía”, cuenta.

Para Celeste, acostumbrada a roles de todo tipo, la escena del primer encuentro sexual de la pareja la llenó de temores e hizo que su admiración por Susana creciera luego de vivir en carne propia su entrega. “Al principio me dio mucho pudor, pero a los dos minutos entendí el contexto y se me pasó. Igual, nunca va a dejar de ser raro estar desnuda frente a mucha gente que te miran como da la luz, no es muy natural. Tengo casi 35 años, dos partos y dos lactancias. Hoy hacer escenas de este tipo es más fácil por toda la tecnología que existe pero en esa época era otra cosa. Para poder componerla pensé en esa entrega que tuvo ella y me puse como meta lograr lo mismo”, agrega.

Madre de André (14) y Antón (2), para Cid no hay mejor refugio que los brazos de sus herederos. Tras un año de mucho trabajo con “Las Estrellas”, la tira éxito de “El Trece” durante 2017, la actriz decidió alejarse un poco de la televisión y sólo aceptó el papel en la miniserie que relata la vida de Carlos Monzón por tratarse un rol soñado. Tras el rodaje, partirá a principios de 2019 al Sur argentino para filmar una película. Además, planea junto a Paula Kohan (33) el destino donde realizarán su campaña Otoño-Invierno 2019 para su marca de indumentaria “Cid Kohan”.

“Tuve a André a los 19 años y era muy chica. Hoy sería una madre adolescente, pero en ese momento para mí era re-natural ser mamá a esa edad. Crecimos y crecemos juntos. Me enseña un montón de cosas. En mi casa se habla de todo o, por lo menos, está ese espacio. Es re-compañero y está en una edad muy reservada. Todos tuvimos adolescencia y sabemos lo que es. Y Antón es un payaso. Baila y le encanta la música. Es muy personaje. Se aman y son mi mayor orgullo. El llegó a mi vida en otra etapa. Soy un poco más grande y aplacada en muchas cosas, por ende, estoy como más atenta a cosas que antes, quizás, era más inconsciente por un tema de edad”, confiesa.

Mientras cría a sus hijos sola, mantiene una excelente relación con los padres de ambos: Emmanuel Horvilleur (43) y Michel Noher (35). “Para mí es raro que sea al revés y llevarme mal con ellos. Igual, eso no quita que no haya momentos, sobre todo después de una separación, en el que las cosas se tienen que acomodar. Por algo también te separás. Uno tiene que buscar nuevos bordes y límites para encarar esa relación que se rompió pero en la que hay hijos de por medio. Siempre lo hicimos desde el amor y la buena intención”, revela.

Con la intuición como guía, la actriz se mueve, tanto en el amor como en el trabajo, según los designios de su corazón. En plenitud, deja asomar su mejor versión y habla de los romances que no fueron durante la etapa en la que estuvo más lejos de ella misma.

“Evidentemente si veo mi pasado no me guié mucho por el corazón. Ahí medio que falló la intuición (Risas). Claramente atraía algo no tan bueno porque era como yo estaba vibrando en ese momento. Hoy entiendo que algo aprendí de eso y que no podría haber sido de otra forma. Tenía que transitarlo para crecer. Trato de mirarlo con amor en lugar de decir: ‘¡Qué horror!’. Más allá de todo, no he tenido vínculos de mucha destrucción y he estado con buenas personas”, dice.

Alejada de todo lo que la hizo “perderse”, hoy transita la vida sin una pareja y no le teme a la soledad. Enfocada en el presente y en sintonía con sus sentimientos, abre su corazón y asegura que quiere volver a enamorarse. “¡Es el mejor estado del mundo! Todavía no hay nadie ahí, pero me encantaría que llegue. El amor es lo único que te sostiene. Podés tenerlo todo pero sin amor no sos nada. Te falta lo más importante. Para mí es lo único que puede cambiar las cosas”, agrega.

Seductora, pasional y libre como “La Mary”, Celeste Cid es mucho más que una actriz de facciones perfectas y cara angelical. Ellas es muchas mujeres en una. Es la prueba viviente de que no hay adversidad ni obstáculo que no pueda superarse con una cuota de amor propio y mucho tesón. “Soy una remasterización de ‘La Mary’ (Risas). Hay algo ahí, de lo puro y de esa entrega, que me identifica. No me siento para nada sensual, aunque me gusta jugar un ratito a eso. Mi realidad es estar de jogging y zapatillas, cero sexy. Ya no le temo al paso del tiempo ni al qué dirán… ¡Hoy me siento una mujer mucho más poderosa!”, concluye.

por Delfina Ortega Nodar

gabriel machado

Agradecimientos: Estilismo Anita Korman. Make Up Sofía Font Saravia para Font Saravia Make Up.

Peinado Christian Di Petta para Vardo Management con productos Matrix. Cid Kohan. Jazmín Chebar.

Las Pepas. Valdez. Fahoma.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario