martes 2 de junio de 2020
caras
ESPACIO NO EDITORIAL - CARAS LIKE | 12-05-2020 16:54

Centro de Desarrollo Humano: brindando nuevas posibilidades a través del coaching

Los profesionales cuentan con una amplia trayectoria en coaching organizacional y de desarrollo personal en busca de brindarle a sus clientes un espacio de reflexión y aprendizaje. ¡No te lo pierdas!

Emiliano Pardo Guenzatti y Lionel H. Moraña se conocieron dando clases de Coaching en el posgrado de la UBA y luego compartieron equipo de investigación en la Asociación Argentina de Coaching Ontológico Profesional. Fue allí el punto de partida para que luego crearan su propia escuela de formación. En busca de generar un impacto social, los coaches le cuentan a Caras como han realizado un espacio que contribuye al desarrollo humano y profesional. “Llevo casi 10 años desarrollándome en la disciplina. Tenía ganas de dedicarme al Coaching, y finalizando mis estudios, no seguí en el trabajo que estaba dado que prescindieron de mis servicios. Al principio me dió mucha bronca y casi al mismo momento me dije: ¡es ahora!”, recuerda Lionel sobre sus comienzos en la profesión.

Sintiendo que era momento de seguir su camino, el coach decidió proyectar su propio sueño. “Era momento de buscar otro trabajo o dedicarme a lo que me apasionaba. Sin dudarlo, elegí convertirme en coach Organizacional y Ejecutivo. Así comencé en este mundo consiguiendo de forma rápida mi primer cliente, pero sobre todo comenzaba a rodar mí propósito: desarrollar empresas, desarrollando personas”.

Emiliano también es coach hace 10 años especializado en la parte ontológica. “Tuve algunas experiencias personales traumáticas y desafiantes que me pusieron ante una encrucijada existencial. En ese contexto conocí un centro de desarrollo terapéutico en el que realicé algunas experiencias vivenciales abordadas desde distintos enfoques de psicología y coaching”, nos comenta el emprendedor sobre sus inicios.

“Luego me formé como Coach Ontológico y comencé a trabajar con personas en su desarrollo personal y propósito. Luego siguieron parejas y también profesionales en el rol docente. En mis inicios, como siempre fui emprendedor, aprovechaba todas las oportunidades que podía generar para ejercer casi en cualquier ámbito. Hoy valoro esa experiencia, pero elijo los contextos en los que intervengo”, remarca Emiliano.

Desde su rol, ambos consideran que un coach debe contener como valores: el servicio, la coherencia ontológica, la confianza y la gratitud.  “Contamos con una visión mucho más amplia. Buscamos generar centro donde se pueda compartir y generar espacios para la reflexión, donde pueda emerger el “bienvivir".

¿Qué es el coaching y para que se utiliza?

El coaching es un entrenamiento en formas de ser y relacionarse, una manera particular de ver el mundo que nos acerca a ser coherentes con aquellas cosas que nos comprometemos.  

¿Qué clase de coaching realizan?

Realizamos coaching Ontológico aplicado a personas y grupos. También brindamos coaching organizacional, sobre los que aplicamos Cambios Culturales, de acuerdo con el requerimiento.

Disponemos además de múltiples propuestas en diversas disciplinas orientadas a acompañar a las personas en aquello que se proponen y en cuestiones que quieran aprender, cambiar, mejorar o aceptar en sus vidas.

¿Las sesiones se brindan para el Interior del país y el Exterior?

Hoy la tecnología nos brinda la posibilidad de hacer sesiones de Coaching virtuales y poder dar clases permitiendo que todos los profesionales de nuestro equipo trabajen casi con normalidad. Eso es una facilidad para que cualquier persona pueda acceder a las mismas desde cualquier parte del país y del mundo.

Las personas nos suelen encontrar muy fácil en nuestras redes. Ya desde el año pasado hicimos intervenciones por ejemplo en Rosario, Córdoba, Tartagal y Bélgica. Los resultados son igual de sorprendentes tanto de forma presencial como en el formato virtual.

¿Cuál es el vínculo que se genera con el cliente?  ¿Qué inquietudes/pedidos les acercan?

Se genera una confianza extrema. Conversamos sobre cuestiones que terminan siendo parte, en algunos casos, de conversaciones privadas de la persona. Es decir, conversaciones que no comparte. Por ello es muy importante para nosotros establecer dentro del marco de la conversación de Coaching, un contrato de confidencialidad.

¿Qué han aprendido en estos años de profesión?  

Lionel: He aprendido que todos somos vulnerables en algún aspecto y que el poder hablar de ello, nos genera una potencia y posibilidad futura de crear y desarrollarnos hacia dónde y como queremos.

Emiliano: Que no hay imposibles. Se que suena a frase hecha, pero me veo conmovido, me sorprendo y me emociono cuando veo a personas que declaran llevar años de arrastrar angustias. Como así también ansiedades que los sofocan, relaciones que las frustran, trabajos que no quieren, vidas con las que vienen "cargando" y supuestamente ya no tienen solución. Luego, y gracias a su voluntad, esas mismas personas pasan a ser emprendedoras, ambiciosas y fundamentalmente felices. No tenemos ninguna receta, solo desconfío de los imposibles.

¿Cuáles son las mayores satisfacciones que tiene?

El "gracias" que un Coachee brinda cuando cumple con su declaración. Sale desde las entrañas, se transforma la cara y se puede observar una sonrisa única. La sensación de que cuando una persona se ve a sí misma como una posibilidad, todo su entorno también lo hace y como onda expansiva, el mundo es un lugar un poquito mejor que antes. La satisfacción de estar aportando para generar el mundo en el que quiero vivir no tiene precio.

¿Qué es lo que se viene? ¿Como se ven en el futuro?

Emiliano: El trasfondo principal de nuestra profesión tiene que ver con navegar en la incertidumbre. Si bien creo que nunca tenemos certezas, el nivel de cambio en el contexto en el que estamos, no tiene precedentes en nuestra era.

Estamos transitando un cambio de época en el que absolutamente todo lo que creemos conocer, está en duda y en riesgo. Entonces lo que se viene es un mundo en el que emerge como necesidad un profundo aprendizaje de, en principio, como transitar, atravesar y crear nuestras emociones. Al mismo tiempo, nos comprometernos con nuestros propósitos, con nuestro "´para qué", para tener suficiente coraje de cara a los miedos que tenemos por delante.

Lionel: Sin dudas el desarrollo de competencias genéricas, también conocida como competencias blandas, se manifiesta como un requerimiento cada vez mayor en el mundo Organizacional y de relaciones.

El Coaching trabaja y desarrolla las mismas, por ende, es una profesión que será una de las más requeridas. Es por ello por lo que es fundante empezar a trabajar desde la formación en los valores del profesional.

¿Hay algo que quieran agregar?

Simplemente invitarlos a conocernos. A conocer nuestra profesión, nuestra propuesta, como oportunidad de observarnos y sentirnos tal y como nos gustaría ser y de aprender a aceptar aquello que no podemos cambiar.

Conoce más ingresando en sus perfiles de Instagram y Facebook.

Para contacto: Centro de Desarrollo Humano – WhatsApp: 1162808494 // Mail: info@cdh.com.ar.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario