miércoles 05 de octubre del 2022

La 2da ley emocional para bajar de peso

La clave para disfrutar una alimentación saludable. Galería de fotosGalería de fotos

CREDITO CARAS

“Los alimentos forman parte importante del circuito de recompensa. Son mucho más que una forma de nutrirnos.  A lo largo de la historia de la humanidad la alimentación ha sido una categoría de la cultura tanto o mas que de la salud. Los alimentos han adquirido el status de símbolos, de elementos de comunicación y de intercambio. Por ejemplo, una cena determinada puede ser expresión de amor y cariño. Mucho más allá de la nutrición entonces, alimentarnos tiene una función social y emocional.”

¿Cómo hacer para que la calidad de vida, la nutrición y la función emocional de los alimentos sean coherentes? 

Nuestros circuitos cerebrales de recompensa se activan ante determinados alimentos de manera mas o menos intensa. En el caso de los alimentos dulces, con alto contenido de azucares, este circuito de recompensa se activa rápidamente y con mucha fuerza: apenas ingerimos el dulce una verdadera cascada de dopamina inunda el área tegmental del cerebro y desde allí se irradia todo el neocórtex: es lo que llamamos “placer”. Pero esta enorme cantidad de placer tiene sus daños colaterales. El metabolismo energético de debilita, se produce la resistencia la insulina y pagamos un precio muy alto por ese apego al placer inmediato.

Para equilibrar la balanza es importante entrenar nuestra capacidad de disfrutar de placer a largo plazo. La 2da ley emocional para el descenso de peso dice que cuanto mayor sea el apego al placer a corto plazo más grande es la dificultad para bajar de peso.

Es por eso que en nuestro Sistema Uno incorporamos una serie de técnicas para aprender a disfrutar del placer a mediano y largo plazo, el placer que se obtiene cuando podés elegir qué vida querés vivir y cuál es el cuerpo que te permitirá vivir esa vida. El placer de alimentarte en coherencia con tus objetivos y día a día ir logrando la transformación. En momentos en que hay una gran presión hedonista para disfrutar ahora y ya, es muy importante recuperar la capacidad de apreciar el logro de objetivos a mediano y largo plazo y desarrollar el compromiso y la disciplina para lograrlo.

 ¿Cómo funciona el sistema?

Trabajamos en grupos, de manera on line 100 por  100, en programas de 28 días, con el objetico de bajar de 8 a 10 kilos en ese periodo, pero por sobre todo incorporar nuevos hábitos alimenticios y emocionales en cada uno de los participantes!

(Las 4 leyes emocionales del descenso de peso seguirá en próximas notas)

Ig: gerardepelbaum

 

 

Galería de imágenes
En esta Nota