viernes 30 de septiembre del 2022

La Casa del bosque

CREDITO CARAS

“La Casa del bosque” pone a la naturaleza como protagonista

Imponente y discreta a la vez, la casa se alza en las afueras de la Ciudad de Buenos Aires.

Debajo de un soto de altos árboles nace una casa que juega entre lo minimalista y lo monumental que fue diseñada por la arquitecta María Petit. La residencia de 240 m² fue construida “hacia adentro de la vegetación” para poder de esta manera, como sostiene su creadora, aprovechar al máximo lo que el terreno brinda.

La construcción de la casa del bosque implicó que se desdibuje el limíte interior - exterior en cada ambiente de la casa, haciendo de la naturaleza parte de la construcción y así   poder implantar sobre el terreno elegido respetando el entorno en todo momento.

Para ello, según explica la arquitecta “Se recibió un terreno donde su parte frontal estaba cubierta por pinos (...) teníamos que adaptar el proyecto a la vegetación y la no vegetacion al mismo (...) la clave fue sacar el máximo provecho del terreno y afectarlo lo menos posible”.

 La vivienda cuenta con 6 ambientes de que se destacan por dos patios internos que incluyen árboles propios de la vegetación para poder brindar a la misma ese toque mediterraneo que la caracteriza.

Uno de los detalles que llaman la atención a primera vista tiene que ver con la peculiar fachada de la casa que se “esconde” entre la naturaleza que la rodea; que según sostiene la arquitecta “es bastante ciega” pero cuando se está dentro de la vivienda, gracias a los ventanales y los patios internos que posee, se observa a la naturaleza impactante en primera persona.

El tipo de arquitectura en el que se basó la arquitecta responde a un estilo muy popular y apreciado en el mundo del diseño. Este estilo posee un gusto elegante, ya que se caracteriza por fusionar nuevos materiales y conceptos distintivos que le aportan un toque excepcional Además, su diseño es uno de los más atractivos e interesantes del mercado. 

Las viviendas construidas bajo este tipo de arquitectura son acogedoras, frescas, abiertas y luminosas. Sin embargo, aunque cada región tiene sus particularidades arquitectónicas, todas ellas tienen algún aspecto en común: el uso del blanco para las paredes, junto con la madera, fibras naturales, vegetación, para generar un efecto de calidez.

La particularidad de este estilo se debe a sus fascinantes colores y sus suaves líneas, las cuales dan sensación de hospitalidad y su frescura que representan al famoso y majestuoso mediterráneo. La casa del bosque de Petit genera ese efecto con tal solo verla con la sensación que proporcionan los colores y los grandes ventanales que dan paso a la vista de la naturaleza que se asoma y convive. Ya que para este tipo de estilos es importante la luz natural, para qué aporta calidez y brillo junto a la frescura típica de este tipo de construcciones.

 

María Petit Arq. 

Datos de contacto:

Instagram: @mariapetit.arq

Mail: [email protected]

Web: www.mariapetitarq.com.ar

 

Galería de imágenes
En esta Nota