domingo 23 de junio del 2024
CELEBRIDADES 11-01-2024 20:53

Wanda Nara reveló que Mauro Icardi tenía 4 celulares para hablar con mujeres

La empresaria recordó el momento en el que su marido se comunicaba con otras personas.

Wanda Nara y Mauro Icardi son una pareja icónica para los medios desde que su relación salió a la luz. Todo comenzó cuando Mauro “le robó” la esposa a su entonces amigo, Maxi López. Desde ese momento, Wanda y su marido actual fueron inseparables, pese a los difíciles momentos que se pusieron en el medio.

Wanda Nara y Mauro Icardi
Wanda Nara y Mauro Icardi

Uno de ellos se dio cuando Wanda descubrió un celular "pirata" de Mauro, el cual utilizaba para comunicarse con otras mujeres. Pese a que en ese momento no estaban en una relación, a la mediática no le gustó para nada la actitud de su amigo. “Éramos muy amigos, él me contaba con quién salía, yo le decía que estaba separada. Lo que me empezó a gustar es que él me tiraba frases que me dejaban pensando, era muy Rolón, muy moderno”, reveló en el programa de su hermana, Zaira Nara.

Cómo fue el momento en el que Wanda Nara arrojó el celular de Mauro Icardi al mar

“Éramos muy amigos pero había como una onda en el aire, yo no sabía si era yo sola o era de los dos o iba a ser una más porque él se estaba bajando a media Europa en aquel entonces, comenzó relatando la empresaria.

Wanda Nara sorprendió a todos cuando contó una desopilante anécdota. “Él me contaba que tenía cuatro celulares porque dividía a las mujeres por continentes, una locura. Nosotros éramos amigos pero yo ya empecé a operar, una vez lo invito a un barco que éramos varios, no voy a nombrar a nadie para no herir susceptibilidades. Estaba mi exmarido (por Maxi López), que es la famosa foto donde estamos todos ahí. Y en un momento Mauro me dejó su teléfono y se fue a buscar un parlante. Él en ese entonces tenía dos teléfonos, uno era el posta del trabajo y el otro de las chongas, donde tenía a todos los gatos. Miré para un lado, miré para el otro y se lo tiré al agua. Finalmente, cerró contando entre risas: “A las 18 empieza a levantar todas las colchonetas del barco y a buscar el teléfono. Yo buscaba también, más que nadie. Pero el teléfono desapareció”.

SDM
 

En esta Nota