viernes 20 de septiembre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 31-10-2018 17:25

La intimidad del cumpleaños de Mirko, el hermoso hijo de Marley

El exclusivo festejo en su casa, los regalos de Caras y una charla donde el conductor abrió su corazón “Mirko iluminó mi vida” Galería de fotos

Antes de que naciera, miraba el cielo, se imaginaba su cara y le hablaba. Hace un año Alejandro Wiebe estaba en una clínica del estado estadounidense de Wisconsin, esperando ansioso conocer a su primer bebé, Mirko, gracias a la subrogación de vientre.

“Estoy rememorando todo lo que viví cuando iba a EE.UU., fue increíble presenciar el parto y ver el momento que nace y lo alzan. Yo lo miraba y decía: ‘¡Soy papá y ese es mi hijo!’ Esos días tuve un curso acelerado de paternidad con las enfermeras. Hasta me dieron un muñeco para aprender primeros auxilios en caso de que el bebé tenga una urgencia... Me imaginé muchas cosas pero nada se acerca a esta inmensa relación de amor que tengo con Mirko: cada vez que me ve, se le ilumina la cara y me tira los brazos... ¡Tampoco pensé que iba a salir tan lindo!”, dice entre risas Marley en su casa mientras lo rodean los innumerables regalos del primer año de su heredero. En sus pies, reposa su especial obsequio: “Bailey”, un cariñoso labrador.

“Le regalé una mascota porque me gusta que crezcan juntos en este momento donde están descubriendo todo. Su padrino Coco Fernández le trajo una moto con rueditas y su madrina, Susana Giménez, una calesita. También recibió una cocina… entre tantas cosas que ya tiene, con el tiempo iré donándolas para que otros bebés también puedan disfrutarlo”, agrega luego del emotivo festejo, donde, además de sus padrinos, estuvieron, Lali Espósito, Florencia Peña con su pareja Ramiro Ponce de León y su bebé Felipe; Lucía Celasco, Jimena Barón, Paula Chaves, China Suárez con Benjamín Vicuña y su beba Magnolia, Vicky Xipolitakis, Noelia Marzol, Elizabeth “la Negra” Vernaci y Humberto Tortonese, entre otros invitados.

“Recibir tanto cariño y energía positiva me sorprendió. Cuando anuncié que iba a ser padre soltero, podía armarse una polémica. Pero sucedió todo lo contrario: la gente me felicita y abraza como si fuese un amigo. No veo a la exposición como algo malo. Sólo cuando Mirko vaya al jardín quizás baje su perfil, lo analizaré en base a lo que él me manifieste. Aparte, por más que lo oculte, al ser hijo de una persona conocida, siempre va a estar expuesto”, asevera el conductor de Por el Mundo y La Voz Argentina, los dos programas más vistos del año.

“Estoy feliz con el éxito de ‘La voz’. Creo que, como todo está difícil, las personas quieren ver algo divertido y con talento en televisión, se cansaron de las peleas... A su vez, me propusieron hacer un ciclo de entretenimiento para el verano y se confirmó que vuelve ‘Por el Mundo’ el año que viene. Pensaba tener un año más tranquilo pero mi hijo vino con varios panes bajo el brazo”, bromea mientras evita que Mirko se coma el avión de la torta galesa de 6 kilos que envió la directora de Princess Eventos Puerto Madero, Tamara Pont, inspirada en su ingreso al libro Guinness de los récords por ser “el bebé más viajado del mundo”.

Lo hizo junto a cookies con forma de valijas, globos terráqueos, avioncitos en cajas personalizadas y originales globitos con brillos y la leyenda “Mirko”, entre otras exquisiteces que fascinaron a Marley. “Fue un día soñado”, agradece el conductor.

Lee también: El romance del año: Mirko “encaró” a Magnolia y las redes murieron de amor

—¿Cómo analiza este primer año con su hijo?

—Mirko me cambió e iluminó la vida, me dio amor incondicional. Es lo más lindo que me pasó. Ahora está más interactivo, imita todos los gestos y las caras que hacemos. Si me río a carcajadas, él hace lo mismo. Ya pasó La angustia del Octavo Mes. En psicología madurativa, es el proceso de angustia que transita habitualmente el bebé a los ocho meses con la mamá al reconocer lo propio y lo extraño. Se caracteriza por el temor al abandono de la madre, por eso, en ese tiempo el bebé no quiere despegarse de su mamá. Y Mirko vivió eso conmigo. Cuando me tenía que ir a trabajar, me agarraba y no me soltaba.

—¿Hace colecho?

—No, cuando se duerme lo llevo a su cuna. Si bien tengo personas que me ayudan para poder estar descansado al otro día para trabajar, apenas lo siento llorar, me despierto. Por suerte, duerme de corrido. Le armé una rutina que respeté durante los viajes para que sepa cuándo tiene que dormirse, bañarse, comer o jugar. En esta etapa es muy saludable que los chicos tengan un orden de cosas.

—¿A su vez equilibró su cuarto de energías?

—Sí, desde que viajé a Asia, en Singapur me llamó la atención que todos los estudios de arquitectura trabajan con Feng Shui para que ninguna construcción fracase. Siempre me sentí muy cómodo con todo el tema de las energías. Creo en todo y, al viajar por el mundo, adopto cosas de distintas religiones. Patricia es una persona que viene una vez por año a casa para acomodar las energías. Puso mandalas y piedras en el cuarto de Mirko, en la cocina… también redireccionó las camas para que nos vaya mejor, colocó una fuente de agua en determinado rincón del hogar y estatuas de leones para la protección.

—¿Cómo es Mirko en el día a día?

—Mirko es un bebé soñado... alegre, feliz y súper cariñoso: cuando te abraza hace ruido de lo fuerte que me aprieta y yo me derrito. Tiene una personalidad que no es normal en un bebé: está todo el tiempo riéndose… tanto mi forma de ser como la risa contagiosa de Brittany, quien tuvo a Mirko en la panza, ayudó para que sea así. El creció durante todo el embarazo en ese clima de alegría, donde también le ponía música a la noche. Físicamente, lo veo parecido a mi papá, que tenía la cara más redonda. Sus ojos son una mezcla de los míos y los de la mamá que donó sus óvulos. Tiene el color azul como yo pero con los bordes más oscuros.

—¿Ya le dice algunas palabras?

—Me dice papá y después puede estar un rato largo diciéndome “bla bla bla”, conversamos mucho así... ¡jajaja! También cuando se acerca a un enchufe y yo le digo “no” ya sabe que es algo que no tiene que hacer. Me mira y dice con el dedo “no”. Por otro lado, le gusta que le cante “La Farolera” y ya se lanzó a caminar, pero lo hace con ayuda, no solo. A su vez, le leo en Inglés para que se familiarice con otro idioma.

Lee también: Mirko tendrá un hermanito: Marley hizo un importante anuncio

—¿Cómo es su vínculo con sus padrinos Susana Giménez y Coco Fernández?

—Mirko tiene una relación hermosa con sus padrinos, ambos me mensajean seguido para saber de él y verlo. Susana es divina, estaba descansando en Punta del Este y vino exclusivamente a Buenos Aires para estar en el cumple de su ahijado. Mirko la ama, cuando escucha su voz en el conejo que le regaló en Nueva York, grita y sonríe. Lo mismo pasa con Coco cuando lo ve.

—¿Cómo vive su condición de papá soltero?

—Es importante que Mirko tenga una imagen masculina y otra femenina, que la tiene por el lado de mis amigas, cuñadas, tías y de mi mamá. Lo bueno es que tengo la tranquilidad de que es absolutamente mío y no voy a padecer el problema que viven los padres cuando se separan y tironean por sus hijos. Obviamente, me encantaría estar en pareja pero se tendrá que bancar ahora mi equipaje más grande... ¡Jaja! Soy un papá relajado pero responsable en las cosas importantes, como las vacunas. Quiero que Mirko sea relajado y conserve su hermoso humor, no quiero que sea un bebé con miedos.

—¿Qué otros valores le inculca?

—Quiero que crezca con respeto hacia las otras personas y hacia el trabajo: que se gane las cosas por su esfuerzo. En un futuro me gustaría tener una huerta y que él tenga el concepto del cultivo y cuidado de las plantas. Eso te da un sentido de la responsabilidad. No quiero que sea un chico malcriado e insoportable cuando crezca.

—¿Ya empezó a buscarle una hermanita?

—Ya hablé con Jessica, que es la persona española que me ayudó en EE. UU. con Mirko, para iniciar el trámite de otro bebé. Me encantaría que sea nena. Yo no tendría que viajar a California porque la parte mía está congelada, sólo debería renovar el contrato. Lo ideal es que sea la misma mamá biológica pero tendría que llamar a su representante para que la consultara. Al no quedar otro embrión, su parte debe hacerse de vuelta. Y hay que buscar otra madre subrogada porque Brittany tenía problemas de presión y otro bebé sería riesgoso. Nunca perdí el contacto con ella, le mando fotos todo el tiempo. Con la mamá que donó sus óvulos no me hablo. Ella manifestó que sólo quería ser contactada si el bebé la necesita en el futuro por un tema de salud. Sí tengo sus imágenes y todo el árbol genealógico por si Mirko quiere saber de sus orígenes cuando sea grande. Seré el primero en contarle todo y acompañarlo si quiere conocerla.

Producción: Sol Miranda

Fotos Fede De Bartolo

Agradecimientos: Tamara Pont, organizadora

de eventos boutique y directora de

@princesseventospuertomadero.

@srgloboarg globos. @homesweethomearg.

Avión de madera y miniaturas souvenirs:

@mundorosetas arte en papel.

@livinggardenmobiliario. Decoración:

@princesseventospuertomadero.

@mixerdesign. Makeup Hairstyling: Kenny Palacios. Ropa Mirko: Mimo.

Fotos cumpleaños: @eva.fotografia.

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Actualidad

Minuto de Noticias

Toda la información en 60 segundos.

Espacio Publicitario