domingo 17 de noviembre de 2019
caras
MODA | 02-10-2019 13:28

La colección 2020 de Chanel caminó sobre los grises techos de París

Malala Artola analiza detalladamente la última presentación de la firma francesa, tras la muerte de Karl Lagerfeld. Galería de fotos

Paris y sus tejados grises... ¿Quién no ha querido alguna vez asomarse por aquellas ventanitas de áticos enigmáticos que conforman su paisaje urbano tan singular? 

En su tercer desfile y primero de Prêt-à-Porter, Virginie Viard para la Maison Chanel, rinde homenaje a la arquitectura de la cuidad que vio nacer a una casa de moda icónica, y que a través de los años ha sabido conservar su ADN, aggiornándose a contextos y cabezas creativas diversas. Una firma que a través del tiempo forja identidad, atemporalidad, estilo y sostenibilidad. 

Una vez más Chanel para su colección SS 2020, supo entrelazar la personalidad de una ciudad identificable por el paisaje de sus techos con chimeneas y ventanitas de claraboya, con ese “sello” indiscutido y tan único. 

Chanel es París: chic, elegante y sofisticada. Masculina y femenina. Refinada y capaz de representar la esencia de esa mujer que quiere serlo todo: atrevida, moderna, audaz, y distinguida. 

Así, la maison francesa nos regaló en el último desfile de la semana de la moda una colección para mujeres jóvenes que alejadas del “trash y zapatillas” -tan en boga- y desnudó a una mujer femenina y exquisita basada en la herencia de Coco.

Con zapatitos de taco apenas pronunciado, trajes monopieza entalladas, conjuntos de short acompañados de sacos rectos al cuerpo, y bermudas chupin 3/4, desfilaron el icónico género tweed en distintos tonos de rosa, rojo, blanco, negro, y azul realzando de una manera extraordinaria a esta mujer “flapper” de los años ‘20. Accesorios sutiles, perlas y cadenas complementaron armoniosamente en casi ausencia de logos, a polleras campana de seda y camisas de gasa.

Algunas chaquetas cortas en cuero negro y filetes colorados no podían faltar dándole a la colección un leve toque funky. Y brillos sutiles, vestidos con discretos volados, tonos en grises y algunos metálicos se asomaron por los tejados de zinc en perfecta fusión con la escenografía.

Hacia el final del show, blancos y negros en sus versiones de faldas cortas, largas en seda y organza, vestidos fluidos junto a blusas con delicados jabot, se deslizaron por los techos parisinos creando una escena cinematográfica chic y elegante. 

Una vez más Viard no perdió el ritmo y nos mostró una colección sofisticada en el marco de una arquitectura parisina que cuenta una historia propia y reconocible. Historia de la cual Chanel sin dudas es también acreedora. 

@ohlala_malala

Por Malala Artola

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario