lunes 21 de septiembre de 2020
caras
MODA | 06-09-2020 16:50

EN FOTOS | Así es la nueva colección de Louis Vuitton

Con el surrealismo de Magritte como inspiración, la metáfora del cielo y las nubes, expresan ilimitación y redefinen el Dress Code tradicional de los hombres. Galería de fotos

La impactante presentación de la cuarta colección de Louis Vuitton titulada “Heaven on Earth”, fue presentada en un desfile en el jardín de las Tullerías (parque público parisino localizado entre el Louvre y la plaza de la Concordia), dentro de una enorme caja tapizada de cielo azul con nubes.

Con reminiscencias del artista plástico surrealista René Magritte, allí estaban los modelos como cuadros vivientes, un mundo del revés: la idea utópica del “Cielo en la Tierra” fue el marco de la campaña para Hombre Otoño/Invierno 2020/2021 de Vuitton.

Y las imágenes tomadas en Londres y firmadas por Tim Walker, expanden el significado metafórico de las nubes a través de las lentes surrealistas de la colección presentada en la capital francesa. La inspiración nació no sólo de Magritte, sino también de películas antológicas como El Mago de Oz y The Truman Show. 

Volviendo a la premisa inicial de la niñez, entendida como una mirada del mundo con los ojos descontaminados de un niño, el director creativo del  menswear, Virgil Abloh (diseñador de moda estadounidense, DJ, productor de música y director creativo de la colección para hombres de Louis Vuitton desde marzo de 2018) utiliza las nubes como símbolo de libertad, unidad y paz.

Eludiendo cada forma de límite territorial y posesión, las nubes son como cuerpos oníricos fluctuantes en un cielo metafórico y universal que representa la superación de cada confín y creencia.

Se trata de una campaña que empieza desde el concepto de Black Imagination como proceso de transformación, con el fin de cambiar y concientizar con nuevas  expectativas no heredadas a la generación negra presente y futura.

El título de la colección encarna los valores claves de Abloh para Louis Vuitton: un mundo onírico que transciende los prejuicios e inspira inclusividad y unidad de la diversidad a través de su trabajo. 

Un cuarto con unos cuadros de marcos dorados es  la escenografía/location de la campaña, mientras los modelos lucen los famosos trajes con estampados de nubes y se mueven compulsivamente entre las cuatro paredes.  

Una colección que estudia la antropología del traje y que revalúa el Dress Code tradicional. “No dejes que tu trabajo cotidiano te defina”, decía una frase incluida en la nota que se distribuyó antes de la presentación.

Estamos frente a una reconsideración del tailoring (sastrería) que emerge también de la campaña: la silohuette ajustada, firme símbolo de éxito, negocios y convenciones, sale de su zona de confort con camisas y conjuntos en un ejercicio novedoso, sea material como figurativo.

La propuesta además presta su plataforma a jóvenes creativos muy talentosos, como el actor británico Michael Ward y el modelo de Ghana, Ottawa Kwami. Objetivo cumplido: los códigos de vestimenta masculinos se sometieron a un curioso cuestionamiento.

Virgil Abloh completó su investigación de las nuevas costumbres de los jóvenes y su vínculo con las prendas formales como lo es el saco y la camisa. Y sacó sus propias y personalísimas conclusiones.

Por Rossella Della Giovampaola

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios